Política

Trabajo dictó la conciliación obligatoria y por dos semanas se suspende el conflicto con enfermeros

web_ENFERMEROS

La falta de avances en la negociación entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT- y el Ejecutivo encaminó el conflicto con los enfermeros del sistema de salud público hacia la conciliación obligatoria, dictada ayer por la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

En el transcurso de la tarde de ayer comenzaron a circular las notificaciones sobre la decisión que adoptó la delegación local de la cartera laboral a raíz de un pedido del Gobierno comunal y que comenzó a regir a las 0 de hoy.

La medida tendrá vigencia durante 15 días hábiles y durante ese plazo obliga a abandonar la protesta para encausar el diálogo en busca de un acuerdo entre las partes, por lo que las elecciones generales del domingo próximo transitarán sin conflicto.

Este instrumento fue emanado por la dependencia provincial tras fracasar la audiencia del lunes, que llevó a una nueva medida de fuerza parcial durante la jornada de ayer.

En concreto, este lunes al mediodía se desarrolló la segunda audiencia de conciliación en las instalaciones de Pinto 520. Sin avances, los trabajadores decidieron realizar ayer un paro parcial, de cuatro horas por turno, en el marco del reclamo por una bonificación del 35 por ciento y reducción de la jornada laboral.

El conflicto se inició el 18 de septiembre e incluyó diversas medidas de protesta semanales, una movilización y un paro por 24 horas el jueves pasado.

Frente a ese escenario, se aguardará por una nueva convocatoria en la dependencia laboral, en pos del encausar el diálogo y arribar a un pronto acuerdo.

El pedido de
conciliación

El secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, confirmó que ayer por la tarde recibieron la notificación correspondiente, que respondió a un pedido que el Gobierno cursó por la mañana a la delegación a partir de una situación “no daba para más” y ante la “falta de voluntad de diálogo” de la otra parte, justificó.

En ese sentido indicó que ayer por la mañana mantuvieron una reunión con directivos del Sistema Integrado de Salud Pública para evaluar el estado de situación en el sector, en la que se advirtió sobre la suspensión de cirugías programadas.

Con la intervención del Ministerio “tenemos 15 días hábiles” para negociar, con la expectativa de poder alcanzar un acuerdo.

Un paro
contundente

A la espera de una solución que permita ponerle fin al conflicto, el secretario de organización del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, aseguró que la medida de fuerza parcial de ayer se desarrolló con alta adhesión y con “total normalidad”, garantizando la atención de las emergencias, urgencias e internación.

A tres semanas del inicio del reclamo rechazó un desgaste hacia el interior del agrupamiento y aseguró que los trabajadores “están más fuertes que nunca”.

En efecto, señaló que “algunas declaraciones y actitudes” por parte de funcionarios sobre el cierre de la semana pasada “los puso más juntos que nunca” y a la espera de una solución.

“No hay intransigencia de nuestra parte”, resaltó el dirigente y objetó así lo expuesto por el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, que renegó de la postura adoptada por el sindicato.

En la mesa de negociación, argumentó que “hemos expuesto algunas posibilidades para acercarnos a lo pretendido por los compañeros”, que mantienen “el voto de confianza” y ratifican el rol de negociador del sindicato.

Finalmente, Marconi renegó que la discusión es sobre la bonificación pretendida pero que no se hace alusión al segundo punto del reclamo, que apunta a la reducción horaria, por lo que aguardan por certezas en este sentido también.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil