Política

Según Díaz Cisneros había una sobreutilización de la entrega de medicamentos gratis de Pami

PhotoDiaz Cisneros 31-03

Luego de que las autoridades del Pami decidieran limitar la entrega gratis de medicamentos al detectar casos en los que beneficiarios de altos ingresos recibían el subsidio, el concejal del Pro, Pablo Díaz Cisneros, defendió esa decisión y consideró que había una sobreutilización del beneficio.

En diálogo con El Eco Multimedios, Díaz Cisneros aclaró que no es lo mismo la “cobertura de medicamentos a diferentes porcentajes como ocurre en cualquier prepaga, y la cobertura que tiene que ver con otras regulaciones como puede ser el caso de los medicamentos oncológicos o algunos medicamentos reactivos para la diabéticos, que están legislados por algo que está por fuera de esta disposición del Pami. Esos beneficios no se tocan de ninguna manera”.

En cuanto a la reforma, indicó que “justamente implica rever o dejar caer la cobertura del ciento por ciento en algunos medicamentos, que tiene que ver fundamentalmente con que esa cobertura era en el espíritu solamente para aquellas personas que requirieran ese subsidio, o sea que verdaderamente no estuvieran en condiciones de poder afrontar ni siquiera el gasto de un 80 o un 70 por ciento de la cobertura”.

Un abuso

Frente a ese panorama, evaluó que “se descubrió a través de una revisión de todos los casos que existían que había un abuso, una sobreutilización”.

“No es algo que nos resulte totalmente desconocido. Muchas veces en el consultorio me he enterado de pacientes que me han venido a ver por una interconsulta pero que me manifestaban que tenían cobertura de la medicación al ciento por ciento. La verdad que yo desconocía en ese momento que esto era un subsidio porque algunos pacientes que han venido no eran personas que uno realmente pudiera pensar que estaban en una situación de carencia como para tener un subsidio al ciento por ciento de los medicamentos, y eso es lo que se busca arreglar”, sostuvo.

En tanto, resaltó también que el ahorro de 1600 millones de pesos que va a tener Pami a raíz de esta medida no significa que ese dinero “se deje de gastar sino que se dejaría de gastar en los casos que no corresponden y Pami los va a invertir en otras cuestiones que sí son imprescindibles para el buen funcionamiento”.

Transparencia

“Otra cosa que es importante aclarar es que Pami tiene un equipo muy profesional, entre ellos asistentes sociales, médicos auditores, que son los encargados de evaluar cada uno de los casos que puedan llegar a necesitarlo. Quedó muy claro que aquellas personas que tengan que hacer un tratamiento cuyo costo sea superior al 5 por ciento de su ingreso a pesar de no cumplir con los puntos a y b, que son el haber jubilatorio mínimo y no tener una prepaga, podrán solicitar por excepción esta cobertura”, señaló.

Y aseguró que “Pami realmente no cumplía con todo lo que podía llegar a necesitar una persona, por eso abonaban una prepaga, entonces lógicamente aquel que podía, no cualquiera, o algunos que la familia hacía un esfuerzo podían pagárselo”.

“Lo que tenemos que tratar es de buscar la transparencia, no somos los dueños de la verdad, somos seres humanos y estamos trabajando para tratar de tener un sistema más transparente. La cuestión es un sinceramiento donde la gente que realmente lo necesite lo va a tener”, concluyó.

La reformas en la
cobertura de Pami

Desde la Secretaría General de Relaciones Institucionales de Pami se informó que todos los afiliados continuarán recibiendo descuentos de hasta un 80 por ciento en sus medicamentos y de un ciento por ciento en medicamentos por tratamientos especiales.

Además, aclararon que todos los afiliados que necesiten el subsidio social lo seguirán recibiendo.

La cobertura de Pami para todos sus afiliados será del 50 al 80 por ciento de descuento en los medicamentos para patologías agudas y crónicas y ciento por ciento de descuento para insulina y tiras reactivas, medicamentos oncológicos, HIV y otros tratamientos especiales y para afiliados con discapacidad. Además, habrá subsidio social para medicamentos ambulatorios.

Requisitos

El subsidio social estará destinado a los afiliados que por razones de vulnerabilidad social no pueden pagar sus medicamentos ambulatorios con descuento.

Los requisitos para que los afiliados puedan solicitar y/o renovar el subsidio social son tener un ingreso menor o igual a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliados a un sistema de medicina prepaga, no ser propietario de más de un inmueble, ni poseer un auto de menos de 10 años, aeronaves o embarcaciones de lujo.

No obstante, en caso de tener un ingreso mayor a 1,5 haberes previsionales y/o tener una prepaga y si el gasto en medicamentos es igual o mayor al 5 por ciento de los ingresos, los afiliados podrán solicitar la vía de excepción. Para que la vía de excepción se apruebe, se le requerirá un informe social, escala de vulnerabilidad sociosanitaria y revalidación médica.

Los medicamentos para tratamientos especiales no se ven afectados por esta medida; Pami los sigue cubriendo en su totalidad: Insulina, tiras reactivas, hipoglucemiantes, inmunosupresores (para trasplantados), antihemofílico (pacientes con hemofilia, es decir, sangrados frecuentes), antiretrovirales (HIV), antivirales para Hepatitis B y C, oncológicos, Eritropoyetina (para determinados casos de anemia, generalmente en pacientes que hacen diálisis), toxina botulínica (para aplicación en enfermedades musculares), dietoterápicos (complementos nutricionales para pacientes con sondas de alimentación), medicación para esclerosis múltiple (enfermedades neuromusculares raras), medicación para esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad neuromuscular rara).

A partir del 6 de enero de 2017 no se podrán otorgar y/o renovar subsidios a aquellos afiliados que posean aeronaves y embarcaciones de lujo. A partir del 27 de enero 2017 no se podrán otorgar y/o renovar subsidios a aquellos afiliados que no cumplan con los requisitos para el otorgamiento del subsidio social.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil