Política

Pese al debate, Nicolini resaltó como positivo que la ciudad tenga un Defensor del Pueblo

web_nicolini-1-2-2017 (3)

En medio de los cruces que siguieron al anuncio de instalar una delegación de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires a instancias de lo propuesto por su titular, Guido Lorenzino, el presidente del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical, Marcos Nicolini, sumó una mirada que supera el debate y las acusaciones y resolvió que, en definitiva, lo positivo es que la ciudad contará con una figura que atienda las denuncias de los ciudadanos.

En diálogo con El Eco Multimedios consideró que podrían convivir ambas propuestas y rechazó el planteo de la concejal Corina Alexander, que salió a mostrar molestia por la situación desencadenada cuando el Concejo Deliberante se encontraba próximo a resolver el proyecto de ordenanza que da creación a la figura en el ámbito municipal, aludiendo a la interna radical que protagoniza Nicolini con otro sector del oficialismo.

“Lo principal es que el objetivo del Concejo Deliberante es que Tandil cuente con el Defensor del Pueblo”, resaltó Nicolini, que analizó que si la propuesta provincial prospera, “veremos los convenios, si hay algún grado de incompatibilidad, creo que no”, con la propuesta legislativa y después “habrá que analizar el tema presupuestario, que es una cuestión importante”.

Si bien evitó referirse al surgimiento de la propuesta, que el Ejecutivo aclaró que llegó al senador Carlos Fernández como inquietud del propio Lorenzino, insistió en que “lo importante es el resultado, que haya una figura donde los vecinos puedan recurrir cuando sientan vulnerados determinados derechos”.

“Me parece que todos tenemos que tener el objetivo de mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos. En este caso, si se instala la delegación, estamos acercando una oficina que gestiona por derechos vulnerados”, enfatizó y justificó: “Lo veo desde el lado positivo y todo el resto corre por cuenta de quien lo dice”, en referencia a las declaraciones de la oposición.

En el marco de la ley

En un abordaje del debate planteado Nicolini destacó como primer punto que el Concejo “venía trabajando desde hace tiempo para dotar a Tandil de la figura del Defensor del Pueblo”, que surgió de la ley que crea el organismo a nivel provincial.

Precisó que la normativa, en su artículo 33, invita a los concejos deliberantes a propiciar la creación de la Defensoría del Pueblo en los municipios. Por tal motivo el Legislativo local se abocó a la tarea sobre la base de una iniciativa que impulsó hace algunos años el concejal del PRO, Claudio Ersinger.

La propuesta recobró especial impulso el año pasado y fue guiado por la actual presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Garantías y Seguridad, Corina Alexander, que además sumó el aporte de la Asociación de Abogados y de otras instituciones.

“Me parece que lo importante es que Tandil va a contar con un defensor del Pueblo”, expresó en una postura conciliadora, y lo definió así como un “objetivo cumplido”.

En ese sentido planteó que, si la ley provincial que crea la Defensoría del Pueblo dice a los municipios que establezcan una oficina municipal, “en primera instancia parecería que no son alternativos, que es uno u otro”, y que podrían ser “complementarios”.

De todos modos, para ahondar en esta línea aclaró que deberán estudiar el convenio propuesto por el organismo que dirige Guido Lorenzino para defir qué materias va a tratar para poder opinar.

“Todo el resto es en el aire y no sirve para hacer un planteo”, enfatizó e insistió en que resulta interesante contar con la figura en la ciudad, que era el objetivo que persiguió el Deliberativo durante el estudio de la propuesta.

Luego minimizó el impacto del anuncio e insistió en que son propuestas que “pueden ser complementarias”. Por eso, adelantó que el eventual tratamiento del proyecto de ordenanza “lo vamos a tener que definir en el Concejo Deliberante” y que mantendrán conversaciones con el Ejecutivo también.

En otro pasaje de la entrevista renegó de las acusaciones de Alexander al señalar que “no me parece el ámbito ni el punto de discusión” aludir a una interna política partidaria, en relación al escenario que se desató tras la asamblea en el Comité.

Y comparó, como hechos objetivos, que el Concejo “venía trabajando seriamente y bien para crear esta figura, en el marco de la ley”, que incluso tenía “consultas pendientes” con el Tribunal de Cuentas por el tema del financiamiento y un perfil participativo con la sociedad, diferente a la dependencia provincial, que es una figura política que está designada para la oposición.

Sorpresa en el
bloque del PRO

El concejal del PRO, Claudio Ersinger, autor de la propuesta inicial, se mostró sorprendido por el anuncio del defensor Guido Lorenzino en momentos en que el Concejo Deliberante se disponía a cerrar el proyecto de ordenanza, pero sugirió evaluar el esquema hacia el interior de la comisión legislativa, el alcance, la compatibilidad y la decisión de mantener la línea de trabajo. Y adelantó que establecerá contactos en instancias superiores para contar con certezas y “aclarar algunas dudas”.

El macrista promovió hace cerca de dos años un proyecto, que no logró avances significativos pese al trabajo realizado desde la comisión que presidía, la de Derechos Humanos, Garantías y Seguridad.

Tras permanecer cerca de un año sin movimiento, el expediente lo tomó la edil del bloque peronista, Corina Alexander, y le imprimó un renovado impulso hasta alcanzar un proyecto de ordenanza acorde y con un alto grado de consenso.

Al evaluar las competencias de la iniciativa provincial frente a la municipal, el legislador advirtió que “se ocupan de lo mismo”, y advirtió que deberán estudiar el rol que tendrá la primera ya que si se trata de una receptoría de denuncias de temas que luego serán remitidos a La Plata, “será una especie de sucursal de la sede central”.

En cambio, en la propuesta legislativa “lo que se busca es que los temas se traten y se resuelvan a nivel local”.
Aclaró que su postura no es opuesta ni con tono crítico frente a la posibilidad de rubricar un convenio con la Provincia, pero sugirió que será tarea evaluar “qué destino se le da a todo lo que se hizo y si es conveniente que se cree una oficina local”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil