Política

Pedirán un ajuste del boleto de colectivo cercano al 35 por ciento y el plano rondaría los 11 pesos

6loc_1024x698

La Cámara de Transporte solicitará un incremento de la tarifa de colectivo que rondará el 35 por ciento y que llevaría el boleto plano a cerca de los 11 pesos. El presidente de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese, aseguró que el estudio de costos “está prácticamente terminado, se están ajustando los últimos detalles y haciendo los últimos retoques porque hubo aumentos de último momento de combustible importantes, alrededor del 50 por ciento del gasoil subsidiado, así que eso también influye mucho en el resultado final del estudio de costos”.

No obstante, adelantó que “va a estar por encima del 30 por ciento y más cerca del 40, entre 35 y 36 por ciento. En esos términos aproximadamente podría llegar a andar, que está en concordancia con lo que pasa en otras ciudades como Bahía Blanca, donde llega al 42 por ciento, está en 12,55 la tarifa. No sé cuál será el número final, pero va a estar arriba del 30 seguro”.

Además, adujo que habrá un bono de 5 mil pesos que pagarán este mes a los empleados “que también hay que contabilizarlo, y el aumento del 50 por ciento va a impactar fuertemente en el gasoil subsidiado, más los insumos, más la inflación interanual que debe estar cerca del 40, se está llegando a la necesidad de esa tarifa”.

“Tandil no
es una isla”

“Todo ese defasaje, más el prometido nivel de subsidios que se llegó al 26 por ciento cuando se prometió el 37 -un 11 por ciento de subsidios menos es muchísimo dinero-, está dando esos números para recomponer al sector, para realizar las renovaciones (de unidades), para dar el servicio que Tandil se merece”, aseguró.

Y recalcó que “está acorde con lo que se está pidiendo en todos lados, porque Tandil no es una isla”.

En tanto, el presidente de la Cámara de Transporte aclaró que “el estudio de costos está manejando el costo actual del sistema tal cual está diseñado en este momento. No propone cosas distintas. Para hacer alargues de recorridos, combinaciones u otras cosas, habría que hacer un nuevo estudio de costos y ver cuál sería el impacto de esas medidas. Lo que analiza el estudio de costos es una foto de lo que está pasando hoy con el servicio y las necesidades presupuestarias para el año que viene”.

Agregó que en 2016 “se usaron más de 160 millones de pesos a lo largo del año y se calcula que este año, con los aumentos de sueldo que ya se están pautando más los de combustible más la inflación, vamos a estar encima de los 180 millones de pesos para todo el año”, indicó.

Cuestionamientos

Por otro lado, cuestionó que el Municipio suele solicitar otro estudio de costos para comparar porque “en otras ciudades se analiza con la gente del Municipio. Hoy más que nunca tenemos un sistema que lo maneja la Municipalidad, se pueden calcular perfectamente los kilómetros recorridos, la recaudación, cantidad de pasajeros”.

Y resaltó que “esto de estar dos o tres meses dormidos, la verdad que no se entiende cuál es el sentido cuando se tienen todos los elementos para hacer con los profesionales del Municipio y el Concejo Deliberante un análisis perfectamente idóneo del estudio de costos que nosotros presentamos. Lo que le pedimos a los concejales que no empiecen con la historia de que hay que mandar a hacer otro estudio de costos, que hay que compararlo, porque el que hace es costo puro, no tiene nada que ver con la tarifa, se terminan comparando peras con melones”, fustigó.

Y añadió que “tienen todos los profesionales para hacerlo acá, no tienen porqué mandarlo a hacer a otro lado. Se supone que todos los municipios tienen contadores y profesionales capaces y el sistema lo manejan ellos”.

Más pasajeros

Por otra parte, Albanese aseguró que “ha habido un leve incremento en la cantidad de pasajeros que no llega al 1 por ciento, entre 80 y 100 mil pasajeros a lo largo de todo el año, lo cual en un contexto donde la economía cayó un 2,5 por ciento y donde hubo una inflación del 40 por ciento y pérdida de puestos de trabajo está indicando que el sistema está saludable y que la sociedad sigue apostando al transporte público, porque en todo ese contexto tan adverso nos pudimos sostener y tener un leve incremento”.

Deseó que durante esta semana puedan presentar el estudio de costos y estimó que el boleto plano estará encima de los 10 pesos, más cerca de los 11.

“Sería importante que el Municipio logre que se homologue nuestro sistema con el SUBE, porque eso permitiría que el Estado nacional se haga cargo del 55 por ciento de 5 grupos de usuarios como son los jubilados, trabajadoras domésticas, la Asignación Universal por Hijo, los Veteranos de Malvinas y alguna categoría más que se me está escapando”, manifestó.

“Bajamos el presupuesto de la Colonia en 387 mil pesos”

Como accionista de la Línea 500, Daniel Albanese se metió en el conflicto que disparó la licitación de los 18 recorridos de la Colonia Municipal, donde tres líneas asociadas se adjudicaron 9 servicios. Esta situación disparó protestas de los transportistas de las escuelas de concentración que aún analizan impugnar el acto público ya que consideraron que no se cumple con las medidas de seguridad dispuestas en el pliego y acusaron una competencia desleal.

En principio, el dirigente aclaró que “el pliego fue encabezado por Transportes 9 de Julio, pero en realidad son tres colectivos de la Línea Amarilla, tres de la Marrón y tres de la Blanca. Esto nos permite hacerlo porque hay una capacidad ociosa a partir de que todos tenemos colectivos muletas y en períodos donde no hay clases, se puede incrementar hasta 2 minutos la frecuencia, lo que nos permite tener una capacidad ociosa que la pusimos al servicio del Municipio y de la gente sobre todo, porque esto permitió bajar el presupuesto de la Colonia en 387 mil pesos”.

Destacó que esa mejora es para todos los ciudadanos que aportan recursos para invertir en los niños y su recreación. “Este ahorro de dinero nos pareció importante hacerlo. Estamos en condiciones de hacerlo porque tenemos colectivos habilitados no solo en el Municipio sino también en el CNRT, mucho mejor modelo que lo que se ha presentado del otro lado. Creemos que hemos hecho un aporte positivo para toda esta movida de la Colonia de verano”, dijo en diálogo con “Dulce o amargo” por la 104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios.

Albanese ratificó que aportan tres unidades cada una de las tres líneas y advirtió que no resienten las prestaciones: “De ninguna manera podríamos ser tan irresponsables con todo lo que luchamos durante tanto tiempo para mejorar el servicio”.

Por el contrario, ratificó que “esta capacidad ociosa había que ponerla al servicio del Municipio para mejorar el servicio de la Colonia, bajar los costos y así fue decidido por nosotros. Ese es el aporte que hemos hecho”.
El empresario sostuvo que “el servicio está absolutamente garantizado” tanto en los recorridos que deben cumplir en la ciudad como los de la Colonia de Vacaciones.

Por otra parte, descartó que utilicen gasoil subsidiado para la nueva licitación, ya que “está absolutamente medido en función de los kilómetros y se nos asigna en esa cantidad, y segundo, lo que se nos asigna no nos alcanza para hacer lo que hacemos todo el año, así que mal podríamos tener una ventaja comparativa en ese sentido”, afirmó. En tanto, aseveró que “tenemos que comprar combustible fuera del cupo para cubrir estas necesidades”.

Albanese despejó dudas sobre la posibilidad de que el Municipio los haya beneficiado a partir de ser socios en la Sapem, aunque indicó que el Ejecutivo está a cargo de los controles. Al mismo tiempo, insistió al destacar que la estructura eficiente de las empresas posibilitó bajar los costos de la licitación.

Retrucó a
Zagame

Albanese respondió a los cuestionamientos del titular de la Cámara de Servicios Especializados de Transporte, Roberto Zagame, quien había dicho que las patentes de los colectivos presentadas en la licitación no coincidían con las utilizadas para prestar el servicio.

“Nosotros presentamos una nota donde decíamos que poníamos nueve colectivos y teníamos a disposición siete más para cualquier caso de roturas o inconvenientes que tuviera alguno de ellos, reemplazarlo rápidamente. Esto es lo que está pasando. Pero de todos modos no hay ningún inconveniente en poner los colectivos que están disponibles”, argumentó.

En relación a la cantidad de asientos y a la falta de cinturones de seguridad, agregó que “si uno puede transportar los chicos a la escuela durante todo el año cómo no va a estar habilitado para transportarlos en el verano. Es algo que no tiene mucha discusión”.

Aseguró que reciben controles del Municipio y de la CNRT, pero además cuentan con mejores modelos que los de la competencia, con los que tienen “una diferencia abismal”.

En tanto, indicó que no impugnaron a los transportistas escolares que ganaron la mitad de los recorridos porque “decidimos vivir y dejar vivir”. Y estimó que el Municipio se encargará de controlar el estado de todas las unidades que asisten a la Colonia.

Para finalizar, recordó que antes del gobierno de Miguel Lunghi hacían los trayectos de la Colonia, pero desistieron por la demora en los pagos. Al mismo tiempo, explicó que volvieron al mercado impulsados por los precios elevados que los transportistas de las escuelas de concentración le cobran al Municipio. u

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil