Política

Municipales pidió un aumento del 25 por ciento para 2018 y un bono de fin de año de 5 mil pesos

web_Municipales

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil formalizó ayer el pedido de un incremento salarial del 25 por ciento para el año próximo y un bono de fin de año de 5 mil pesos. Desde el gremio se mostraron optimistas de cara a las negociaciones que comenzarán la semana próxima.

Las respectivas notas fueron entregadas en mesa de entradas del Municipio por Cecilia Soto y Lisandro Martínez Mendieta, en representación de la comisión directiva gremial.

En la oportunidad, fueron recibidos por el intendente Miguel Lunghi, a quien le obsequiaron por su cumpleaños un vino y un poema escrito por el secretario general, Roberto Martínez Lastra, quien recogió con humor el pedido que le había hecho días atrás el jefe comunal en diálogo con la prensa.

“Vinimos a traerle en el día de su cumpleaños tres regalos: uno para que lo reciba y dos para que los vaya pensando”, contó Martínez Mendieta a El Eco de Tandil.

Puntualmente, detalló que le acercaron “la pretensión salarial para 2018, que consta de un 25 por ciento a partir del 1 de enero próximo y la ampliación de la antigüedad de un 4 por ciento; el pedido de un bono de fin de año de 5 mil pesos; y un vino y una poesía que le manda especialmente el secretario general, ya que el Intendente pidió que nuestros pedidos no sean tan fríos y sean más románticos”.

Manifestó que fue “una reunión cordial”, en la que el jefe comunal le ordenó al secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, comenzar con las negociaciones la semana próxima y les transmitió a ellos que “quiere terminar el año en paz”.

La expectativa

Sobre la expectativa del sindicato de cara a la dura negociación que se viene, aseguró que están “abiertos al diálogo” y tienen “el tiempo disponible para solucionar esto, así que si ellos ponen el tiempo, sabemos que vamos a llegar, como ha pasado con otros conflictos. Cuando nos hemos sentado, hemos podido encontrar una solución”.

Ya en el cierre del año, Martínez Mendieta consideró que fue un 2017 “complejo como todos, en el que quizás nos tocó una lucha sectorial; el año pasado fue general. Cada año entendemos que tiene que ser a base de luchas, no nos han regalado nunca nada, todas las conquistas han sido a base de reclamar, lamentablemente se llega a esa instancia, pero nosotros siempre fuimos respetando los pasos y buscando los canales de diálogo”.

Reconoció luego que “a nadie le es agradable llegar a una medida de fuerza, menos en un centro de salud, ni manifestarse, hacer ruido y todas esas cosas que a veces tenemos que hacer, pero son las reglas del juego y cada uno cumple su rol”.

El convenio
colectivo

Confirmó por último que esperarán a ser convocados a una mesa de diálogo la semana próxima, mientras siguen reuniéndose por “el convenio colectivo de trabajo, sobre el cual se empezó a avanzar nuevamente después del conflicto de enfermería. También vamos a empezar a reunirnos por el manual de funciones para esa área”.

Remarcó que para el sindicato “lo principal ahora es el convenio porque es un objetivo que tenemos desde hace varios años y estamos muy cerca de lograrlo, si cedemos un poco las dos partes”.

Los fundamentos

En las notas acercadas ayer, los municipales explicaron que el pedido de un incremento del 25 por ciento para el año próximo “encuentra su fundamento en el alza de los precios de la canasta básica familiar y la canasta básica total impulsada por rubros tales como: alquileres, transporte, alimentos, tasas, servicios de energía, entre otros”.

Plantearon que “incluso en nuestra ciudad muchos de estos indicadores han tenido variaciones superiores a la media nacional”. En ese sentido, señalaron que “hay indicadores que nos muestran cuan compleja y difícil es la realidad de los trabajadores municipales, gran parte de nuestros salarios la destinamos a los gastos en alimentos y en vivienda (incluido alquiler, energía, impuestos y tasas)”.

Además, remarcaron que no hay que dejar de considerar “la pérdida del poder adquisitivo del salario en el transcurso de este año por la fluctuación del dólar, lo que también ha impactado negativamente en el bolsillo de los compañeros”.

Expusieron que “la inflación del corriente año, según estimaciones, se situará en el porcentaje solicitado, por lo cual entendemos que la suba de tasas en el mismo orden incluido en el proyecto de presupuesto 2018 y el sostenido nivel recaudatorio sustentará la recomposición pretendida”.

Por último y de acuerdo a lo conversado en paritarias en diferentes oportunidades a lo largo de los últimos dos años, los municipales solicitaron también un aumento, a partir del 1 de enero, de “la bonificación por antigüedad al 4 por ciento”.

Sobre el bono de fin de año, en tanto, explicaron que trata de “un bono extraordinario y por única vez, por un monto de 5 mil pesos. Este pedido se basa en la necesidad de los trabajadores municipales de poder hacer frente al alza en el costo de vida”.

Señalaron que “de acceder a lo solicitado, no solo será un acto de justicia y reivindicación, sino que se estará garantizando la paz social en este fin de año”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil