Política

Los veinte concejales “rechazaron enérgicamente” el “dos por uno” para delitos de lesa humanidad

web_concejo

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una resolución en rechazo al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que benefició con el “dos por uno” a Luis Muiña, condenado por la desaparición de trabajadores del hospital Posadas durante la última dictadura cívico militar. Además, celebró el rápido tratamiento del Congreso Nacional que sancionó la ley que imposibilita la aplicación de esta morigeración de la pena para delitos de lesa humanidad. Tras la votación, hubo un festejo de los militantes del Movimiento Primero de Octubre “José María Bulnes” que siguió el debate desde la barra.

Los ediles arribaron a un acuerdo en la redacción final del texto, luego de un extenso debate previo que tuvo como escenario la Comisión de Labor Parlamentaria. También formó parte de esa síntesis el proyecto que presentó Griselda Itatí Altamirano, líder del Movimiento Primero de Octubre. Por ese motivo, una extensa columna de manifestantes marchó por Rodríguez hasta Belgrano e ingresó a la Municipalidad, subió al primer piso y mantuvo la vigilia hasta la votación del Deliberativo.

En el artículo primero, la resolución expresa que “el Honorable Concejo Deliberante de Tandil rechaza enérgicamente el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el caso de Luis Muiña (Expte. ‘Bignoni Benito y otros s/recurso extraordinario’), que declaró aplicable el beneficio de la derogada Ley 24.390 en un caso de prisión por delito de lesa humanidad, como así también en todos los casos e instancias judiciales en los que se pretenda aplicar el beneficio del 2×1 a causas con condena por delitos imprescriptibles de lesa humanidad”.

En tanto, en el segundo artículo expuso que el Deliberativo “celebra el rápido tratamiento legislativo en el Honorable Congreso de la Nación y la sanción de la ley que imposibilita la aplicación del 2×1, contenido en la derogada Ley 24.390, a delitos de lesa humanidad”.

El marco

Al inicio de la sesión, el presidente del cuerpo Juan Pablo Frolik se apartó del orden del día para dar tratamiento sobre tablas a la resolución del “dos por uno”, teniendo en cuenta que la barra se encontraba colmada de militantes del Movimiento Primero de Octubre, secundados por una bandera enorme que decía “no habrá ley antiterrorista ni protocolo antipiquete ni jueces fascistas que frenen la justicia popular”.

Entre ellos, se encontraban Petra Marzoca, referente de Memoria por la Vida en Democracia y precandidata a concejal por el FPV-PJ, y los familiares de Susana Valor, una de las desaparecidas de Tandil, quienes además aguardaban la aprobación del proyecto para imponer su nombre a una plaza del barrio La Movediza.

Terminada la sesión, los manifestantes celebraron con un efusivo aplauso y comenzaron a cantar: “Miralo a Macri, como arrugó, a los milicos a la calle los largó”.

La fuerza
del consenso

En principio, el presidente de la bancada de la UCR Marcos Nicolini rescató que a pesar de las distintas visiones, coincidieron en que no debía aplicarse el “dos por uno” para condenados por delitos de lesa humanidad, como así también la reacción social y de la política que derivó en la sanción por parte del Congreso de una ley que impide este beneficio.

web_tapa1

“En en este Concejo Deliberante sucedió lo mismo”, dijo, y destacó que “acordamos en una cuestión central, el Nunca Más de (fiscal Julio) Strassera sigue vigente”. En tanto, expresó que la sociedad “no se resigna a que haya delitos que se dejen pasar”.

Por otro lado, señaló que el consenso en un solo proyecto “le da más fuerza” a la resolución e hizo un “profundo reconocimiento a todas las bancadas porque estamos todos juntos en esto”.

“Reabrir
una herida”

Por su parte, el concejal justicialista Pablo Bossio definió la necesidad de “ponerle un límite al órgano judicial más político de nuestro país” y rechazó las opiniones a favor de la sentencia de la Corte Suprema que se escucharon en los últimos días. “No se pueden aplicar leyes comunes a hechos que no fueron comunes”, lanzó.

En igual sentido, valoró que frente a la resolución de la Corte se generó “un gran consenso ciudadano y político”, ya que “el fallo no hace otra cosa que degradar la democracia y reabrir una herida”.

“Vergonzoso
y aberrante”

Rogelio Iparraguirrre, por el Frente para la Victoria-PJ, definió como “vergonzoso y aberrante” la sentencia que votó por mayoría la Corte Suprema y sostuvo que fue un “golpe al corazón de la democracia”. Además, afirmó que la verdadera grieta “que no terminamos de cerrar, la más dolorosa y negra, es con nuestro propio pasado”.

Por otro lado, consideró que lo más cercano a saldar la deuda con los familiares de los desaparecidos es la justicia y cuestionó que “35 años después, algunos sectores del resorte del poder vuelvan a abrir la herida”.

El concejal lanzó duras críticas al Gobierno nacional por las declaraciones de sus funcionarios en torno al fallo del “dos por uno” y le achacó reaccionar a partir de los resultados de las encuestas. Tras aclarar que su bloque pretendía “repudiar” en lugar de “rechazar enérgicamente” la sentencia, acusó que la gestión de Macri lleva adelante el mismo plan político que la dictadura y va en busca de su “anclaje histórico”, en referencia a los militares condenados. También le apuntó porque “no tiene el coraje de defender sus convicciones” y mostró su pesar porque “empieza a costarme cada vez más creer que esta grieta va a ser posible cerrarla”.

“Pescado
podrido”

En el rol de abogado penalista, más allá de pronunciarse como legislador del Frente Renovador, Gustavo Ballent rechazó las opiniones favorables sobre el fallo del máximo tribunal de Justicia y atacó sus fundamentos. “Nos han querido vender pescado podrido, no es impecable”, afirmó.

Por otro lado, repasó que el artículo 7 de la Ley 24.390 se aplicaba para procesos comunes a personas que cumplían dos años en prisión preventiva, entonces se les computaban dos días por cada uno de los que habían permanecido presos sin condena. Pero advirtió que esa norma fue derogada en 2001.

web_concejo 3

Sostuvo que la sentencia “es un disparate jurídico” por la naturaleza del delito de lesa humanidad que no es común. Por esa razón, manifestó que se llega “a una solución jurídica injusta” o cercenando el derecho internacional al que suscribió la república a partir de una regla procesal.

Coincidió con Rogelio Iparraguirre en cuanto a la actitud del Gobierno nacional que “rectificó cuando vio que se le venía el agua” y destacó la “reacción política porque es una conquista del pueblo. No puede ser que un fallo abra la puerta de un lugar adonde no queremos volver”.

“Todas las
páginas”

La concejal radical Carolina Gutiérrez contó que tuvo una vida “muy marcada por el Nunca Más”, y que su familia y el partido le enseñaron a comprometerse. En esa línea, destacó la “necesidad de mirar todas las páginas de nuestra historia” y pidió no tener miedo a la hora de decir que “tenemos una democracia debilucha y con serias deficiencias republicanas”.

Expresó que “no quiero nunca más Obediencia Debida ni Punto Final”; confió que tuvo miedo durante la Semana Santa de 1987, cuando Raúl Alfonsín afrontó un levantamiento militar; y también dijo “nunca más al indulto, que alguien a título personal se robe el beneficio de perdonar, que perdone en su casa”.

web_concejo 1

Sin embargo, reiteró que “hay que mirar todas las páginas, que no falte ninguna” y le sumó el avance del narcotráfico desde los ‘90, como así también la corrupción que “mata”.

“Quiero quedarme con el consenso, pero creo que para construir el futuro tenemos que animarnos a hablar en serio”, consideró y llamó a “que nos duela todo”, sumado a lo de nuestro país “lo que pasa en Siria, que nos duela Venezuela y Africa profunda”.

“No tengamos
memoria selectiva”

Desde el PRO, Pablo Díaz Cisneros pidió “terminar con algunas cuestiones especulativas sobre el Presidente y los funcionarios nacionales” y afirmó que “apoyaron al pueblo” en el reclamo por el fallo que benefició a Luis Muiña.
Afirmó que “algunos que quieren aprovechar políticamente (el fallo de la Corte) tienen que entender que estamos acá para rechazar una injusticia cometida por la Justicia” y contó que cuando estudiaba en Buenos Aires se tuvo que esconder de los militares que “hacían razias” en la facultad, pero también de militantes de Montoneros y ERP.

“Hoy todos podemos estar acá por la democracia. No tengamos memoria selectiva porque eso también es una mentira”, señaló, y puso en valor que la barra del Concejo pudiera estar colmada de manifestantes como así también que la resolución saliera por unanimidad.

Mucha polémica y votos divididos por
la nominación de la plaza Susana Valor

En el último tramo de la sesión, oficialismo y oposición se cruzaron en el debate por la imposición del nombre Susana Valor a un espacio verde ubicado en La Movediza, en el sector donde se construyó el barrio del Plan Federal.
En la víspera se le dio tratamiento a dos asuntos relacionados con esta iniciativa. El primero mandaba a archivo un expediente de 2011, cuando Osvaldo Maestrojuan, referente de la toma de viviendas en el barrio, solicitaba el nombramiento de la plaza. En segundo lugar, la nueva solicitud de la familia de oficializar el nombre Susana Valor, en un espacio que en 2013 desmalezó La Cámpora, incorporó plantas y juegos y colocó una placa, en consonancia con las costumbres de los vecinos de la zona.

En desacuerdo con el proyecto, la UCR había pedido que el expediente retornara a la Comisión de Cultura y Educación. Entonces, en un cuarto intermedio, los bloques intentaron acercar las posturas, incluso los concejales del radicalismo tuvieron oportunidad de dialogar con los familiares de Susana Valor que aguardaban en la barra.

Ya en tratamiento, la presidenta de la Comisión de Cultural María Eugenia Poumé destacó la figura de Susana Valor, una militante social de La Movediza que fue secuestrada en Mar del Plata. “Esto debía ser un acto de honra y reconocimiento”, cuestionó en relación a la postura de la UCR.

Por otra parte, contó que tras la reunión de labor parlamentaria había recibido un pedido del oficialismo para volver el expediente a comisión y negó haber invitado a los familiares de Susana Valor para “presionar” por el tratamiento. “Vinieron por el 2×1”, afirmó.

Enojada, lamentó que las nimiedades y las mezquindades de la política opacaran la iniciativa de la familia. Sumado a esto, rechazó la propuesta del radicalismo de llamar Susana Valor a otro espacio público ubicado a unos diez metros del lugar, ya que los vecinos identifican al actual con la militante social.

Por otro lado, acusó al radicalismo de acceder a aprobar el nombre debido a que los familiares contaron que la mamá de Susana Valor se encuentra enferma y le achacó no tener convicciones para sostener su decisión de mandar el expediente otra vez a la comisión.

La postura
oficialista

En respuesta, Marcos Nicolini explicó que no estaban en contra de llamar Susana Valor a la plaza, pero propuso incorporar un segundo artículo en rechazo el modo ilegal en que durante la toma de viviendas de 2010 se impuso la denominación a ese espacio público de La Movediza.

“Es cierto que había un dictamen y nos faltó debate”, reconoció el exjefe de Gabinete del Municipio y resaltó que “tenemos la convicción de que no podemos convalidar algo por fuera de la ley”, a pesar del paso del tiempo.

Sobre la charla con los familiares de la militante desaparecida, valoró que “tratamos de entendernos, eso es lo valioso” y ratificó que desde su bloque comprendieron “el argumento de la memoria histórica del barrio”.

En esa misma línea, llamó a los concejales a poder dialogar y “entendernos”, pero mantuvo su moción de agregar el segundo artículo y convocó al Legislativo a constituirse en comisión, moción que apoyó Pablo Díaz Cisneros.

Respeto a los
concejales

Desde el Frente Renovador, Beatriz Fernández repasó que la Comisión de Obras Públicas trabajó dos expedientes y definió mandar a archivo el impulsado por Maestrojuan y acompañar el pedido de los familiares de Susana Valor.
“Ahora aparece que hay que cambiar el dictamen. Está mal, hay que sostener lo que decidieron las comisiones”, disparó la legisladora y agregó que con el correr de los años, cuando se consulte la ordenanza de nominación de esa plaza, nadie recordará la toma de viviendas de 2010.

“Lo que está bien tiene que tener un solo artículo”, consideró, y pidió “conciencia y respeto al trabajo de los concejales”.

Tras su intervención, los concejales del peronismo y el Frente para la Victoria solicitaron votar en general y en particular el proyecto, que sufrió la incorporación del repudio a la nominación irregular de la plaza durante la ocupación masiva en el Plan Federal. Finalmente, el proyecto modificado en la sesión salió por mayoría, con los votos de Cambiemos, mientras que la oposición solo apoyó el primer artículo.

Así, a pesar de los cruces y pases de factura, el espacio verde pasó oficialmente a ser la plaza Susana Valor. Desde la barra, los familiares se mostraron contentos y saludaron con amabilidad a los legisladores de los diferentes bloques.

Un sentido aplauso por
Fernando Pinchentti

En el final de la sesión, tomó la palabra la concejal María Eugenia Poumé, amiga del periodista y relator Fernando Pinchentti, quien murió el último domingo tras sufrir un despiste en Mendoza cuando viajaba a cubrir un partido de Santamarina.

La concejal contó que cuando murió el padre, Sergio Pinchentti, Fernando se hizo cargo de la empresa y “lo desvelaba pagar los sueldos” de los trabajadores. Lo describió como un joven comprometido, líder en los grupos donde participaba.

Antes de leer el último posteo del Facebook de Fernando Pinchentti, donde repudiaba el fallo del “dos por uno”, hizo llegar las condolencias a la madre, a la novia y a los dos hermanos del periodista. Por último, todo el Concejo lo homenajeó con cerrado un aplauso.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil