Política

La CTEP reunió a diferentes actores en busca de visibilizar la necesidad de trabajo digno

web_Jornada

Con el objetivo de visibilizar la necesidad de trabajo digno y encontrar alternativas para las familias tandilenses alcanzadas por la Ley de Emergencia Social, la CTEP realizó ayer la jornada Diálogos por el Trabajo.

El encuentro, que se desarrolló en el Salón 15 de Junio del Municipio, reunió a representantes de diferentes ámbitos, quienes se comprometieron a avanzar en un trabajo conjunto para la generación de políticas públicas que logren transformar gradualmente los planes sociales en trabajo.

La reunión comenzó a las 10 y se extendió por casi dos horas. Estuvo encabezada por el referente de la CTEP y el Movimiento Evita en Tandil, Nicolás Carrillo, quien estuvo acompañado por los trabajadores de los distintos proyectos impulsados desde ese espacio, como el del reciclado de mobiliario escolar, las cooperativas Coopeva y El Laurel; la cuadrilla de Infraestructura Social del Argentina Trabaja, entre otros.

Además, contó con la presencia del padre Marcos Picaroni; Marideé Condino, por la Secretaría de Desarrollo Económico Local; los concejales del bloque Unidad Ciudadana (FPV-PJ), María Eugenia Poumé y Rogelio Iparraguirre; del Justicialismo, Facundo Llano; y del radicalismo, Araceli De Vanna y Carolina Gutiérrez.

Participaron también la coordinadora del Servicio Zonal de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, María Marino, quien asistió además como representante de Cáritas; Marcos Pearson, por la Secretaría de Extensión de la Unicen; Juan Arrizabalaga por Patria Grande; el empresario Omar Farah por Apymet; la concejal mandato cumplido del PJ-FPV, Stella Maris “Cacha” Cena; y la referente del Frente Renovador, Nilda Fernández; entre otros participantes.

Las estadísticas
locales

Culminada la jornada, Carrillo explicó en diálogo con El Eco de Tandil que “el objetivo fue poner de relieve que hay miles de familias en la ciudad que no tienen la dignidad que da el trabajo como producto de la etapa actual del capitalismo. No es algo que ocurre solo aquí, sino en todo el mundo. El tema es cómo le empezamos a dar respuestas entre todos los actores de la comunidad y eso es lo que se discutió”.

A nivel local, expuso que “con la Ley de Emergencia Social, estamos llegando a mil familias que perciben un salario social y, por otro lado, hay 5 mil que están cobrando la Asignación Universal. Ese es el universo de la deuda social tandilense, que es el que vive afuera de la sociedad salarial”.

Remarcó entonces que “es necesario buscar alternativas para transformar los planes sociales en trabajo. Los planes sociales traen muchos problemas sociales y el trabajo dignifica. Por ello, con experiencias previas que tenemos, damos cuenta de que es posible amplificar ese universo para llegar a una gran parte de esas 5 mil familias excluidas”.

Sobre el encuentro, Carrillo se mostró conforme con la convocatoria lograda y anunció que desde el Ejecutivo se logró el compromiso de avanzar en una mesa de diálogo.

Un registro de
los trabajadores

Seguidamente, Natacha Milazzo, también integrante de la CTEP, consideró que “la reunión fue positiva y esperamos que se ponga en la agenda las problemáticas de los trabajadores de la economía popular, que es un espectro muy amplio y que sigue creciendo, que tiene que ver con los cartoneros, las trabajadoras socio comunitarias y los pequeños productores, entre otros”.

Recordó luego que “hace un año pedimos la adhesión a la Ley de Emergencia Social, lo que implica un presupuesto asignado para política pública para los trabajadores del sector y en algún punto lo que queremos es que todos estos actores que se acercaron hoy hagan un seguimiento y nos apoyen para que esa adhesión se concrete”.

Entre otras cosas, indicó que “esto implica un registro de los trabajadores de la economía popular, que significa reconocernos como tales y la CTEP en ese sentido es nuestra herramienta gremial bajo la cual nos estamos organizando, pero necesitamos que el Estado nos reconozca”.

En efecto, Milazzo aseguró que “la idea es seguir charlando y que el diálogo sea continuo para poder avanzar en mejoras para el sector. Si bien no quedamos en ninguna fecha, sí obtuvimos el compromiso de que se reactivará la adhesión a la ley, que es nuestra primer herramienta para poder avanzar”.

Picaroni resaltó la posibilidad de
“favorecer la cultura del encuentro”

Por su parte, el padre Marcos Picaroni también realizó una favorable evaluación de la reunión, en la que resaltó la participación de distintos actores sociales, tanto de cooperativas, empresarios, del Concejo Deliberante, la Unicén y el Ejecutivo.

“Sabemos la dificultad actual del mundo del trabajo, que la sufre tanto el empresario, el que tiene un comercio en el centro, como este sector amplio de la economía popular que hoy planteó todas las dificultades y necesidades que tiene. Fue como una gran lluvia de ideas en un tono muy de proposición y búsqueda de herramientas”, remarcó.

Celebró así “la apertura del diálogo entre los diferentes sectores, que permite potenciar las cosas buenas que se están haciendo y buscar herramientas nuevas a nivel jurídico, de políticas y espacios de fortalecimiento”.

Desde la Iglesia, manifestó que están interesados en “favorecer esta cultura del encuentro de la que nos habla el Papa. Estando en diálogo y comunicación, podemos articularnos y ayudarnos mutualmente entre las distintas iniciativas”.

“Hay que juntar fuerzas
para construir política
pública”, afirmó Arrizabalaga

El referente de Patria Grande en la ciudad, Juan Arrizabalaga, resaltó la oportunidad de diálogo entre los diferentes sectores de la comunidad y remarcó la importancia de visibilizar la situación de los trabajadores que “salen hoy en día a construirse el trabajo”.

Frente a ello, planteó que es necesario “juntar fuerzas para construir política pública que visibilice que existe un sector, que no es el asalariado, formal y el tradicional, pero que es muy importante en la ciudad y en todo el país. Y desde allí empezar a trabajar en políticas públicas, desde la adhesión a la Ley de Emergencia Social, que viene trabajando la CTEP y otros espacios a nivel nacional, hasta la existencia de un espacio concreto donde estos actores conjuntamente con el Municipio, en una especie de consejo, discutan políticas públicas para el fortalecimiento del sector”.

Desde Patria Grande, por último, Arrizabalaga contó que están “aportando a desarrollar estrategias de economía popular, pero necesitamos juntarnos con otros y también que el Estado nos apoye, que vierta políticas públicas y recursos”.

“Es muy importante
que tengamos un espacio
de escucha”, dijo Poumé

Por su parte, la concejal María Eugenia Poumé afirmó que es “muy importante que tengamos un espacio de escucha y que podamos conocer de primera mano la situación de un sector que está poco visibilizado”.

Reconoció luego que “como concejales, muchas veces desconocemos algunas circunstancias, pero que los trabajadores y diferentes sectores puedan acercarse y conversar con nosotros, me parece que es un paso superador”.

Sin embargo, consideró que “este espacio de escucha debiera tenerlo el Ejecutivo, donde pudieran estos trabajadores dirigirse continuamente, ser escuchados y encontrar soluciones en torno a algunas cuestiones”.

Sobre el pedido de adhesión a la Ley de Emergencia Social, Poumé señaló que “lo presentaron a fines de 2016 y si bien nosotros lo habíamos tratado en las comisiones, el proyecto de ordenanza está en este momento en el Ejecutivo”.

“Lamentablemente -planteó- los expedientes que van al Ejecutivo tardan mucho en volver, con lo cual eso es un entorpecimiento a nuestra labor legislativa. No los proyectos que sube el oficialismo, pero sí los que tienen que ver con la oposición y en particular con lo social, y que implicarían que tuvieran que estar incluidos en el presupuesto. Porque no hay política social sin dinero y eso es una decisión del Ejecutivo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil