Política

Fito Cesio, asesor del gobierno de Nicolás Maduro, defendió el socialismo de Venezuela

web_tapafito

Rodolfo Fito Cesio, exsecretario de Asuntos Agropecuarios del gabinete del intendente Américo Reynoso (f) e integrante del Movimiento Nacional Alfonsinista, definió que no es radical, cargó contra Miguel Lunghi y defendió el modelo socialista de Venezuela, al tiempo que elogió al presidente Nicolás Maduro. Actualmente, el ingeniero agrónomo trabaja como asesor del plan de sustentabilidad agropecuaria del gobierno venezolano.

En una extensa entrevista con “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios), el exfuncionario del emblemático gobierno radical de la vuelta a la democracia explicó que “a partir de 2001 empecé a convencerme de que mi lugar no estaba dentro del radicalismo porque ya se sumaba otra traición más, a mí y a los correligionarios, con una Alianza que no la habíamos pedido. Con el transcurso del tiempo se fueron acrecentando estas traiciones, entonces, en ese momento, dejé de militar”.

Por otra parte, renegó del frente Cambiemos y lo definió como “un gobierno neoliberal conservador que no le importa el pueblo”. Como contrapartida, resaltó que “durante 12 años vi que se reflejaban en los gobiernos de Néstor y Cristina lo que no supimos, no pudimos, no quisimos hacer en el gobierno de Alfonsín”, situación que lo impulsó “a tratar de organizar nuevamente con la figura de Leopoldo Moreau como líder, como guía, el Movimiento Alfonsinista en Tandil”.

En cuanto a las bases, calificó al espacio político como “absolutamente abierto”, que “después va a formar parte de lo que nosotros consideramos el gran Frente Ciudadano que es el que va a nuclear a todos los pensamientos progresistas porque estamos del mismo lado de la vereda”.

Aclaró que el Movimiento Alfonsinista suma a sus filas a “radicales desengañados”, como así también “a aquella gente que alguna vez sintió que Yrigoyen, Alem y Alfonsín fueron sus referentes”.

El negocio por
los derechos

Cesio evaluó que “con el gobierno de Néstor y Cristina nosotros, los alfonsinistas, sentimos que se lograban aquellas cosas que no pudimos concretar durante el gobierno de Alfonsín, tal vez por la misma presión nuestra hacia Alfonsín, en las palabras y los hechos que Alfonsín generaba”.

Agregó que en los últimos días repasó el discurso que brindó el expresidente, en 1989, en la apertura del período de sesiones ordinarias del Congreso, y confió que “sentí que no lo llegamos a interpretar a Alfonsín en toda su inmensidad porque está contando lo que está pasando ahora”.

Comparó la actual situación económica con la que se vivió en la vuelta de la democracia y analizó que “lo grave de esto es que no le importa a la gente y sí le importa a este grupo que ha tomado por asalto el poder a través del voto. Formaron un grupo que lo único que les interesa es el negocio, en detrimento de todos los derechos que se han ido consiguiendo a lo largo de estos años de democracia”.

Si bien reconoció que el macrismo ganó las elecciones de forma legítima, sostuvo que “dejaron de lado la democracia para transformarse en un grupo de negocios pura y exclusivamente, y está demostrado permanentemente con todas las medidas que van tomando. ¿Dónde se vio que un gobierno tuviera al año de existencia una corte de procesados que es más grande que la que hubo en toda la historia argentina?”.

Consolidar el
frente Somos Patria

Sobre las aspiraciones a nivel local, Fito Cesio adelantó que primero buscarán consolidar el espacio pero ya están trabajando en Somos Patria, que es un frente ciudadano “totalmente amplio”, que se lanzó hace un mes. El espacio suma a ciudadanos independientes que nunca se vincularon con la política como así también a los que han intervenido en algún partido pero se han sentido “no totalmente satisfechos con las actuaciones del grupo en el cual participaban”.

Agregó que la intención de Somos Patria -integrado por socialistas, peronistas, comunistas, intransigentes y “muchos independientes”- es armar una propuesta para las legislativas y llegar a 2019 con un candidato a intendente del espacio. “Lo que tenemos que hacer son dirigentes y no candidatos. Todavía no llegó el momento. Los candidatos van a venir y van a caer por su propio peso, cuando tengamos realmente la gente consustanciada con un proyecto ideológico. Tenemos que reforzar la ideología del grupo que estamos armando”, puntualizó.

En contra de la
política “rentista”

En relación al gobierno municipal y a los pocos militantes radicales que se muestran en desacuerdo con el jefe comunal, advirtió que “yo no estoy enojado con Lunghi. Pero estamos a favor de un estado de cosas distinto al que estamos viviendo”.

Recordó que los votos son de las personas y expresó que “tengo fuertes enfrentamientos con la política rentista que hizo Lunghi con Tandil. Transformó a Tandil en una ciudad de servicios rentísticos y destruyó toda la matriz agroproductora industrial”. En ese sentido, citó que los empresarios de la época en que la ciudad comenzó a crecer hipotecaban sus bienes para invertir en fábricas, pero que sus hijos no siguieron ese ejemplo y en cambio, construyeron departamentos y cabañas. “Dejaron de lado las fuentes de producción”, resumió.

Además, bregó porque Tandil “vuelva a ser una ciudad fuerte” y criticó el Parque Industrial “obsoleto” en relación a los cuatro que tiene Olavarría.

Modelo
Venezuela

-¿Usted ve el modelo de Venezuela como el ideal?
-Creo que el socialismo es el remedio que va a venir en el mundo porque el capitalismo llegó a un punto que es totalmente irrecuperable, se terminó de morir por sus propios vicios que son insaciables. Entonces, terminan llegando a un monopolio que se olvidan de la gente y de por qué fue fuerte el capitalismo. Ese capitalismo va a estar vallado por el socialismo en el mundo, y Venezuela es un caso muy especial porque es el país más democrático de América Latina. (Hugo) Chávez, en su gobierno, soportó 19 elecciones, de las cuales perdió solamente una y fue una revocatoria que reconoció inmediatamente que había perdido.
Maduro perdió una elección y salió inmediatamente a reconocer que la había perdido. En Venezuela no hay presos políticos, los que hay son presos que fueron juzgados por la Justicia y la mayoría están presos por sedición e instigación al asesinato. Venezuela hoy ha pasado ya un punto de inflexión y a través de un sistema de distribución de alimentos, como son los CLAP, logró que los grandes excedentes que se perdían en los galpones por no tener un sistema de logística y distribución hoy lleguen a 6 millones de familias.
-¿Cuál es su vínculo o su interés por Venezuela?
-Soy asesor del gobierno venezolano en el plan de sustentabilidad alimentaria.
-¿Qué opinión le merece el actual presidente Maduro?
-Maduro tiene tantos merecimientos como Chávez, que era un gran hombre, carismático, que con su sola presencia convocaba a la gente. Hay que recordar que Maduro fue 5 años ministro de relaciones exteriores de Chávez y fue el que concertó las alianzas con Bielorrusia, Rusia, China, India y lo tuvo en jaque a Estados Unidos. Maduro asume en un momento en que reemplazar a un líder como Chávez es prácticamente imposible, y a pesar de todos los encontronazos y de la guerra económica declarada por los grandes medios imperialistas, pudo mantener unido al pueblo de Venezuela.
-Actualmente las noticias en medios internacionales dicen que los chicos mueren sin medicamentos, hay gente que sale a la calle a pelear por comida y cosas básicas, ¿lo ve con estabilidad? Se hablaba de la posibilidad de un juicio político…
-Lo dijo usted, a través de las noticias. Una cosa es ver las noticias y otra cosa es vivir personalmente en Venezuela lo que está sucediendo. Puedo asegurar que es exactamente lo antagónico a lo que se está diciendo. Por eso es muy difícil cuando los medios están concentrados en el mundo a través de grupos, como el Grupo Prisa, que tiene a disposición una cantidad de cadenas de diarios en todo el mundo, que responden pura y exclusivamente a una noticia que sale en uno de los diarios y después se replica en el resto del grupo y se transforma en una verdad. Entonces, terminan diciendo las verdades que no son verdades y que no son ciertas. Eso de que mueren chicos, que no hay alimentos, que hay grandes colas, puedo asegurar que son mentiras.
-En el plano hipotético, ¿qué piensa que Alfonsín opinaría de Maduro? ¿Cómo lo vería?
-No me cabe la menor duda de que cuando Alfonsín viera los números, como por ejemplo que el gobierno venezolano entregó en 8 años 1.570.000 viviendas totalmente equipadas a familias, cuando en Tandil no podemos hacer 600 casas en 4 años. Entonces cuando ves esos números, te da una idea de que Alfonsín estaría seguramente apoyando la política socialista de Maduro.
-Somos un país bastante patriarcal, de hecho usted es alfonsinista, ¿hay en la Argentina algún Maduro o un referente que aparezca?
-No, casualmente ese es el problema. El problema es el patriarcado. Nosotros hasta que no organicemos un grupo colectivo basado en una ideología totalmente nacionalista y con fuerte inserción en el pueblo y dejemos de depender de un solo nombre, de Perón, Alfonsín, y dependamos de un grupo colectivo que esté integrado por la gente, en ese momento recién vamos a salir a una democracia madura.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil