Política

El Sindicato cuestionó que el Municipio no busque solucionar el problema de la salud pública

web_Marconi David 29-04 (1)

Luego de que la vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Sandra Fraifer, asegurara que el colapso de la terapia intensiva del Hospital Ramón Santamarina siempre se da en algún momento del año, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales cuestionaron que se minimice la situación y que no se busque una solución de fondo.

David Marconi, desde el gremio, advirtió que la falta de camas en el centro asistencial local tiene que ver con la falta de enfermeros.

“Es un círculo vicioso, porque de acuerdo a la cantidad de camas que tengas en una sala, del tipo de paciente, que tiene que ver con el estado o la patología, depende de la gravedad, la cantidad de enfermeros que hay que tener por la asistencia que requiere, no es lo mismo neonatología, terapia, incluso la misma guardia, o maternidad que un paciente que está internado en una clínica médica”, argumentó en diálogo con El Eco de Tandil.

Colapso de la
Salud pública

“El colapso de la salud pública en general y en Tandil en particular tiene que ver con una demanda que siempre ha sido creciente por distintos factores, crisis, calidad en la atención en las prestaciones que se dan dentro del hospital, que en el 90 por ciento no tiene que ver con aparatología y medios con los que se cuenta sino generalmente con la capacitación que tienen los recursos humanos”, recalcó.

Y aseguró que la falta de camas no es solamente en terapia pero que en esa área “preocupa más por el impacto rápido que tiene la ocupación de las camas en terapia con la alta tasa de accidentología que tiene Tandil, que normalmente son pacientes que requieren una internación en terapia, muchos de ellos durante un largo tiempo”.

“Así que son camas que están permanentemente ocupadas, y que requieren mayor atención que otros pacientes pero sucede en neonatología lo mismo con la cantidad de enfermeros que hay, con la cantidad de camas, o incubadoras. Hay mayor requerimiento de enfermería”, indicó.

Falta de
personal

Aseguró que “para tener más camas, es necesario tener más enfermeros, con la cantidad de camas que hay, más de 90 en el hospital de Tandil más 50 en pediatría, y estamos todavía transcurriendo la época de internaciones altas en pediatría por las patologías respiratorias y las patologías estacionales, no alcanzan los enfermeros, si agregágs más camas menos van a alcanzar”.

Consideró que en primer lugar lo que se necesita es “reforzar la cantidad de enfermeros, los equipos, porque a veces se funciona con un enfermero por sala y se necesitan dos, con dos y se requieren tres”.

En ese sentido, manifestó que “no hay nada que inventar, hay parámetros, hay protocolos internacionales a los cuales ha adherido nuestro país a través de los estamentos que corresponden. Hay un cálculo que se hace de acuerdo a la sala, al tipo de paciente que se trate, de la cantidad de enfermeros que se necesitan y del resto del equipo de salud”.

“Habría que cumplir con esos mínimos requisitos, muchas veces no se cumple con el mínimo del plantel necesario para cada sala”, enfatizó.

Frente a ese panorama, aseguró que el personal está “desbordado” porque “muchas veces se queda a cubrir licencias de patologías asociadas al trabajo, el desgaste prematuro de los compañeros está más que claro, demostrado, y si al desgaste natural de la tarea le agregás tener que cubrir turnos dobles, tres turnos, quedarte en vez de 8 horas, 16, ir a descansar a tu casa un rato y volver, termina ese trabajador descastado física y psíquicamente”.

Soluciones
de fondo

En cuanto las afirmaciones de Fraifer acerca de que el colapso de la terapia siempre sucede en determinados momentos del año, admitió que “no me llama la atención que lo minimicen, ella dice que ocurre lo mismo que otros meses del año. Por eso estamos hablando de una crisis, de un cansancio del personal, porque sucede año a año”.
Y afirmó que “el diagnóstico de Fraifer no soluciona nada, es decir que ella asegura que porque ocurre otros meses del año es la normalidad, pero no es así”.

“La normalidad sí es el requerimiento que tienen las camas de terapia, pero si a este tipo de necesidades que en terapia constantemente estás a cama caliente como se dice vulgarmente en la jerga, le agregás que no tenés los enfermeros para atender la demanda estamos en problemas”, manifestó.

Y cuestionó que “seguimos con el diagnóstico y no atacamos el motivo de fondo, que es lo que se necesita”.

Y subrayó que se necesita también aparatología, porque “a veces la aparatología funciona porque los trabajadores saben cómo hacerla funcionar, o porque los trabajadores ponen más de sí porque no siempre se cuenta con la aparatología de apoyo en determinados momentos”.

“No es la primera vez que minimizan la situación, siempre nos ha sucedido, hemos tenido otros conflictos en el ámbito de salud, donde hemos solicitado personal de mucamas con medidas de fuerza mediante, donde después de las medidas recién se logró que reconocieran la necesidad del personal de mucamas y es solo un caso”, sostuvo.

Y agregó que “en realidad está muy bonito que haya mayor infraestructura pero esa infraestructura hay que dotarla de recursos humanos y a ese recurso hay que dotarlo de todo lo que necesita para poder hacer su tarea, y esto hoy no está sucediendo”. u

El conflicto de enfermeros
sigue sin ningún avance

Por otro lado, Marconi se refirió al conflicto de los enfermeros que se encuentra en este momento dentro de los 15 días de conciliación obligatoria.

Criticó que aun el Ministerio de Trabajo no citó a nueva audiencia cuando “se supone que cuando se dicta una conciliación obligatoria como mínimo se aprovechan estos 15 días para que las partes se encuentren, pero van a pasar esos días sin que haya habido siquiera un encuentro”.

“Sigue sin entenderse el apuro en el dictado de la conciliación en pos del diálogo si ni siquiera nos ha citado el Ministerio de Trabajo, y el Ejecutivo mucho menos, debe estar atendiendo otras cuestiones”, criticó.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil