Política

El Presupuesto 2018 estará signado por cambios en el Fondo Educativo y menos obras provinciales

web_3loc

La Secretaría de Economía del Municipio trabaja en el Presupuesto 2018 con algunos lineamientos y cierta preocupación por cambios que surgieron en la herramienta económico financiera provincial. En principio, la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso que el 85 por ciento del Fondo de Financiamiento Educativo deberá afectarse a obras en escuelas bonaerenses. Además, no se reeditará el Fondo de Infraestructura Municipal, que en 2017 le asignó a Tandil más de 80 millones de pesos para diversos proyectos.

El secretario Daniel Binando adelantó que la nueva disposición sobre el Fondo Educativo obligará a realizar cambios estructurales en el presupuesto de la comuna para el año próximo, aunque confió en que esta medida se pueda revertir.

Algunos intendentes del conurbano ya reclamaron ante los legisladores por el Fondo Educativo, aunque no hay precisiones sobre el CUD (Coeficiente Unico de Distribución) que establece los recursos que gotean en concepto de coparticipación. Además, aún no hay fecha cierta para la reunión macrofiscal, en la que se informan estos indicadores, que podría concretarse cerca del 20 de noviembre.

Una medida
que complica

En relación al Fondo de Financiamiento Educativo, Daniel Binando estimó que no se incrementará en la misma proporción que en los ejercicios anteriores y en 2018, oscilará entre los 60 y 70 millones de pesos. “Ojalá me equivoque, pero todavía no tengo cálculos definitivos. Todo está por charlarse, discutirse, debatirse y ver qué queda definido. Sobre todo porque para nosotros los recursos de Provincia son el 50 por ciento del total. Es importante”, dijo, y señaló que para otros municipios representan el 65 por ciento de su presupuesto.

El secretario explicó que el proyecto de ley de presupuesto que mandó la Gobernadora a la Legislatura establece que el 85 por ciento del Fondo Educativo es para infraestructura. “No contempla educación formal y no formal como se puso el año pasado, por ejemplo, para solventar escuelas municipales. En los 135 distritos hay mucha educación municipal que salía de ahí”, afirmó.

Dedujo que de mantenerse este artículo 45, “solo quedaría el 15 por ciento para las becas, para el PASE, para obras de infraestructura que hacemos, Escuela de Teatro, en fin, cambiaría muchísimo la ecuación de la asignación de recursos, donde tendríamos que modificar muchísimo el presupuesto de como lo venimos haciendo estos años”.

El secretario de Economía reconoció que esta norma que plantea que el 85 por ciento del Fondo de Financiamiento Educativo deberá destinarse a infraestructura de escuelas bonaerenses complica a Tandil, que utilizaba el 50 por ciento de esos recursos afectados a programas municipales como becas, internet para todos los establecimientos provinciales -servicio que no brinda el Estado bonaerense- o la flamante Escuela de Idiomas, además de los boletos de colectivo del PASE (Programa de Accesibilidad Socio Educativa).

Advirtió que si no se modifica esta medida “tendría que reafectar un montón de otros recursos para seguir manteniendo esa calidad educativa que desde el Municipio hemos implementado en años anteriores”.

Entonces, confió que “hay una serie de elementos que tanto a nosotros en Tandil como a muchos otros municipios -he hablado con otros secretarios de Economía- nos ha sorprendido y hemos empezado a preguntar a legisladores, a ver cómo lo veían, y seguramente eso va a cambiar en el proceso de tratamiento del presupuesto en la Legislatura”.

Las gestiones

En relación a la canalización de los reclamos, Binando indicó que los intendentes podrán plantearlo en los foros y los secretarios de Economía conformaron un consejo, donde cada sección electoral tiene tres delegados y él es uno de los de la Quinta Sección. “Solamente se nos convocó una vez. Casualmente pensaba hablar a Provincia a ver si antes de la sanción del presupuesto nos va a convocar al Consejo Provincial de Seguimiento Presupuestario, porque es una ley. Si bien el gobernador anterior nunca la puso en práctica y ahora con el gobierno de María Eugenia (Vidal) hemos logrado organizar la mayoría de los distritos electorales y logramos constituirlo en una reunión este año, sería bueno que se nos convoque. Esa sería una de las opciones que podríamos tener los secretarios de Hacienda para marcar opinión y la realidad de los distritos con respecto al tema educativo”, manifestó.

El funcionario recordó que los recursos del Fondo Educativo eran de libre disponibilidad y los descentralizaba la Provincia a través de la Nación que pretendía alcanzar el 6 por ciento del PBI para educación.

“No se generaron otros recursos para mejorar la educación. Lo que se hizo fue afectar fondos de libre disponibilidad para educación. En un primer momento era educación, ciencia y tecnología; después quedó solo para educación y después se logró que fuera educación formal y no formal para que también abarcara a la educación que se dicta en los municipios”, repasó.

Por ese motivo, insistió en que el artículo 45 elevado este año implica “no contemplar la realidad educativa que hay en muchos municipios de la provincia y también, un poco, se limita lo que nos falta en la provincia de Buenos Aires que es la autonomía municipal. Es una de las tres provincias del país donde no tenemos autonomía municipal por más que la Constitución Nacional lo ordena con la Reforma de 1994”.

Las obras

En relación al Fondo de Infraestructura Municipal, Daniel Binando explicó que “vamos a terminar en 2018 lo que hemos iniciado de obras y si no vienen recursos, con los fondos esos no empezaremos otras obras. Sí creo que a nivel nacional, por lo que estuve viendo de las declaraciones del ministro de Economía (Nicolás) Dujovne en lo que concierne a cómo va a ir modificando el gasto público, el concepto de inversión en infraestructura lo deja igual que en 2017. Quiere decir que sí vamos a contar seguramente con fondos del Gobierno nacional, pero hasta el momento en el anteproyecto que hay en la Legislatura del presupuesto de Provincia esos fondos no están”.

Si bien no quiso adelantar las obras previstas, sostuvo que ya tenían “en carpeta” proyectos para el Fondo de Infraestructura Provincial que se aplicó durante los dos últimos años y no se concretaría el próximo. En ese sentido, destacó que el Intendente “proyecta no solo para 2023 sino para 2050 en cantidad de obras de infraestructura para ir desarrollando en los barrios, y conjuntamente con el secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna, en carpeta, hay un montón de proyectos que la gestión tiene que en el momento en que exista la posibilidad de recursos, automáticamente los estaríamos presentando”.

Para 2017 el FIM superó los 80 millones de pesos y parte de las obras que se están ejecutando se van a terminar de pagar en febrero de 2018. “Hay un correlato. No termina nada más que en este año”, dijo Binando en relación a la certificación y los desembolsos de la Provincia.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil