Política

El massismo impulsó un pedido para que Provincia y Nación revisen la carga impositiva sobre luz y gas

web_5loc

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una resolución para solicitar a las cámaras legislativas nacionales y provinciales la revisión de los impuestos que gravan las facturas de luz y gas. Además, hubo reclamos del Frente Renovador y del Bloque Justicialista para que se revean los cargos municipales y el destino de los fondos afectados, ya que los recursos de la Ordenanza 2505 se desafectan para otros destinos cuando fue creado para la extensión del alumbrado público.

El proyecto lo impulsó la edil Beatriz Fernández, integrante del Frente Renovador, quien en principio había solicitado que la Nación analice eximir del pago del IVA a la venta por provisión de energía eléctrica y gas. Sin embargo, desde el PRO sugirieron pedir que se revisen todos los impuestos que gravan los servicios y que impactan en las familias, sobre todo en las más vulnerables.

En el proyecto definitivo, el Legislativo local resolvió dirigirse al Senado y a la Cámara de Diputados de la Nación, y al Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia “a fin de solicitarles se estudie la factibilidad de reducir la carga impositiva que gravan los consumos de energía eléctrica y gas, a consumidores con domicilios destinados a vivienda, monotributistas o autónomos con actividad comercial, como así también a pequeñas y medianas empresas”.

Además, los concejales decidieron elevar una copia de la resolución a los concejos deliberante de los municipios bonaerenses, con el objetivo de que impulsen proyectos similares en apoyo al pedido que surgió desde Tandil.

“Cómo andamos
por casa”

Beatriz Fernández, integrante de la bancada del Frente Renovador, explicó que si bien su propuesta estaba dirigida al IVA, valoró el aporte de su par del PRO Claudio Ersinger, quien pidió que se estudie toda la carga impositiva. A partir de ese cambio, la concejal remarcó que “en lo local habrá que estudiar lo que corresponde”.

Y evaluó que en la factura del gas, el Municipio cobra un 5 por ciento para un fondo afectado a obras que ya tiene unos 30 años, aunque “no tenemos información sobre qué está haciendo la Municipalidad con esos fondos”.

Además, dijo que en la factura de energía eléctrica se cobra un 21 por ciento de IVA para los domicilios, pero es el 27 por ciento para las pymes y pequeños comercios. Afirmó que a eso se le suma la carga impositiva de la Provincia que es de un 15 por ciento a partir de distintos artículos de la Ley 11769.

En cuanto a las normas municipales que gravan la electricidad, mencionó la 5791, la 9495 y la 2505, y aclaró que el FAS (Fondo de Ayuda Solidaria) “es de las mejores ordenanzas que he visto”. Sin embargo, analizó que las tres representan un 14 por ciento de los impuestos, que más el 15 por ciento de Provincia y el 21 por ciento del IVA hacen que la carga se eleve al 50 por ciento.

En relación a la Ordenanza 2505, que tiene como fin extender el alumbrado público, indicó que “fue desvirtuada” y agregó que la iluminación de las nuevas calles se le cobra a los vecinos. Al mismo tiempo, reseñó que en el presupuesto de este año se desafectó el 80 por ciento de los recursos para asfalto, la construcción del edificio de Vialidad y el riego de la Plaza Independencia, entonces “no hacemos el alumbrado como corresponde”.

Por ese motivo, Beatriz Fernández advirtió que al solicitar a la Provincia y la Nación que revean los impuestos que aplican a las facturas de luz y gas, “nos van a preguntar cómo andamos por casa”.

La necesidad de
evaluar la 2505

Pablo Bossio, del Bloque Justicialista, apoyó las críticas del massismo y recordó que presentó un proyecto para destinar recursos de la 2505 y el Fondo de Gas a instituciones como clubes y bibliotecas con el pago de estos servicios, ya que “son el sostén de la ciudad”. Informó que esas propuestas bajaron al Departamento Ejecutivo y deseó que vuelva el expediente para que pueda tratarse en comisión.

En la misma línea, reclamó “sentarse a analizar qué hacemos con la 2505 porque hay contradicciones en términos de eficiencia”. Al mismo tiempo, sugirió que con esos recursos también se podría generar un fondo de emergencia para pymes del sector productivo, “en lugar de hacer el riego de la plaza”.

En tanto, desde el PRO Claudio Ersinger coincidió con que la carga impositiva “es muy elevada para la producción y el consumo” y se mostró de acuerdo con que se haga el pedido para que la analicen.

Por otra parte, expresó que “quiero sumarme al compromiso de analizar la 2505” y consideró que se debería ampliar el destino de esos recursos afectados o bajar el porcentaje que se le cobra a los consumidores de energía eléctrica.

La UCR dará
el debate

Por el oficialismo, Marcos Nicolini expresó que “no nos vamos a correr del debate de lo local” y recordó que el FAS fue una iniciativa del doctor Daniel Grasso, que cumple con una función importante porque es un resguardo para las personas que no tienen cobertura médica.

Aclaró que el Fondo de Gas se aplica a obras de extensión de la red y que la Ordenanza 2505 le ha dado la posibilidad a la ciudad de tener un mejor servicio de alumbrado, que crece al ritmo de la ciudad, pero además sirve para el recambio de luminarias.

“Hay que dar el debate pero sin deteriorar el servicio de alumbrado”, dijo el presidente del Bloque de la UCR, al tiempo que valoró la cobertura que tiene la ciudad y la necesidad de ir reemplazando las luminarias por otras más modernas.

“Vamos a dar el debate cuando sea necesario, pero sin desfinanciar al Ejecutivo”, aseveró Nicolini antes de la votación.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil