Política

El Ejecutivo y el Sindicato de Municipales retoman las negociaciones en el conflicto con los enfermeros

web_3loc1

Se cumple hoy una nueva semana, la tercera desde que los enfermeros decidieron declarar el estado de alerta, movilización y asamblea permanente en busca de una respuesta al reclamo por lograr una bonificación del 35 por ciento y la reducción horaria hasta tanto se declare la actividad como insalubre.

En ese marco llevaron adelante tres paros parciales en los lugares de trabajo, a saber, en los hospitales “Ramón Santamarina”, “Dr. Debilio Blanco Villegas” y “Enrique Larreta” de María Ignacia (Vela) y en las salas de los barrios.

Pese a que el diálogo se mantenía abierto, la semana pasada el conflicto se agudizó ante la decisión adoptada por los agentes del agrupamiento, junto con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, de convocar a una movilización y a un paro por 24 horas.

La primera acción se desarrolló el jueves pasado, cuando los trabajadores protagonizaron una ruidosa manifestación hasta las oficinas de la exSecretaría de Salud.

Posteriormente definieron un paro total de actividades, que cumplieron el viernes. La medida adelantó la audiencia de conciliación en la delegación y las partes acudieron, al mediodía, a las instalaciones de Pinto 520 para encausar la discusión.

Con la mediación del delegado Blas Pugliese, el secretario general Roberto Martínez Lastra, acompañado por su par de organización David Marconi y gremial Cecilia Soto, acudieron a la reunión con el secretario de Gobierno Oscar Teruggi y con el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Gastón Morando.

En un tenso encuentro, las posturas se mantuvieron firmes por lo que se no se lograron avances significativos. En efecto, el diálogo continuará hoy, en un nuevo intento por acercar posturas y alcanzar un acuerdo que permita destrabar el conflicto.

Hasta el momento, las autoridades comunales propusieron una bonificación del 10 por ciento para noviembre y un 5 por ciento más para diciembre, para luego sí sentarse a dialogar y determinar las bonificaciones, ya que entienden que “no todos los enfermeros cumplen con las mismas tareas”.

El gremio rechazó esa postura al considerar que el reconocimiento debe ser para todos los trabajadores por igual, sin diferenciación del puesto.

Una postura
“inflexible”

Sobre la negociación del viernes, el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Gastón Morando ratificó la postura del Ejecutivo, que se plantó en el último ofrecimiento que contemplaba una bonificación del 15 por ciento (un diez por ciento en noviembre y un cinco por ciento en diciembre) y discutir un reconocimiento para el sector según las tareas que cumplen.

En ese sentido, dijo que oficialmente admiten la necesidad de otorgar un plus para todos los trabajadores del área “y ponernos a trabajar para que enfermería sea el primer agrupamiento con el que se llegue a un acuerdo para el manual de funciones”.

“Creemos que en buena medida el reclamo está tenido en cuenta”, resaltó y citó el caso de los enfermeros de guardia y de terapia intensiva que ya tienen asignado un porcentaje extra.

Así, defendió que “hemos planteado un reconocimiento de un 15 por ciento para todos” que se acopla al trabajo en torno al manual de funciones, para lo cual instaron a sostener el diálogo.

Llamó a los dirigentes a mantener la negociación y compartió el interés del oficialismo en lograr que enfermería sea el primer agrupamiento con el que se acuerde para incorporarlo como un capítulo al convenio colectivo de trabajo, que aspiran rubricar “pronto” con el sindicato.

Al abordar la situación, Morando observó una posición “inflexible” de parte de la organización sindical, por lo que las expectativas apuntan a la reunión de hoy.

Renegó del planteo “muy inflexible”, en el que “no se tiene en cuenta” que otorgar una bonificación del 35 por ciento a la totalidad de los trabajadores del servicio, tal cual la pretensión, atenta contra “lo que pretendemos”, que es “describir los puestos, asignar los pesos relativos de acuerdo con descripciones consensuadas”.

Frente a una metodología “bastante contradictoria” impulsada por el gremio, el Gobierno propone “una convergencia entre el reclamo de reconocimiento que plantean desde el sindicato para el departamento de enfermería, y la metodología que venimos trabajando en el manual de funciones”.

Finalmente, y con las expectativas puestas en la reunión de hoy, expresó que “hay situaciones que hacen que sea fundamental tratar de dar una solución rápida al conflicto”, más aún si se considera que, con la última medida de fuerza, “una veintena de cirugías programadas fueron suspendidas y eso nos preocupa”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil