Política

La oposición clamó para que el delegado del Defensor del Pueblo mantenga su independencia del Ejecutivo

web_TAPA1

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la convalidación del convenio que rubricaron el intendente Miguel Lunghi y el defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires Guido Lorenzino, para establecer en Tandil una delegación de esa dependencia. Si bien todos los bloques celebraron el desembarco de la institución, reclamaron que siga adelante el tratamiento del proyecto de ordenanza para crear la figura local y reclamaron que el funcionario provincial que se designe trabaje con independencia del Ejecutivo.

En principio, la presidenta de la Comisión de Seguridad, Derechos Humanos y Garantías Corina Alexander advirtió que “el proyecto de ordenanza que estamos elaborando en Tandil sigue más vigente que nunca, sigue esperando documentación para que se ponga en marcha. Pero por supuesto, porque entendemos que todo suma y entendimos los concejales que siempre es beneficioso aportar y fortalecer, este expediente salió por unanimidad en dos comisiones”.

Además, aclaró que “por supuesto, el otro proyecto, en conjunto con instituciones de la ciudad de Tandil, el proyecto local y con el aporte de todos los concejales sigue en pié y más vigente que nunca, porque entendemos también que el diseño que hemos hecho de ese proyecto de ordenanza y de esa selección del defensor del pueblo va a garantizar verdaderamente las defensas colectivas que necesitan los ciudadanos de Tandil. Así que Lorenzino, tenés tu convenio”.

Perfeccionar
la democracia

Por su parte, el presidente del bloque oficialista, Marcos Nicolini, expresó que “nos parece auspicioso desde el Bloque de la UCR y creo compartiendo con la oposición, que sumemos herramientas para nuestros ciudadanos para la defensa de sus derechos. Para perfeccionar la democracia que vivimos, tenemos que darle cada vez mayores herramientas de participación y defensa de sus derechos”.

Coincidió en la necesidad de “seguir trabajando la ordenanza del defensor del pueblo local que mucho tiempo llevamos estudiando, hemos realizado consultas y venimos trabajando armónicamente todos los bloques, por supuesto, con discusión, con debate como corresponde en este recinto, porque cada uno tiene sus ideas, todos creemos que son las mejores y por eso las defendemos”.

Al mismo tiempo, Nicolini valoró el proyecto sobre transparencia y gobierno abierto que elevó el Ejecutivo, que se está tratando en comisiones. “Es otra de las herramientas que se le brindan al ciudadano para que no solo pueda defender sus derechos sino también tener acceso a la información pública que es una manera también de tener sus derechos defendidos”, dijo.

Desde el Bloque del FPV-PJ, Rogelio Iparraguirre también acompañó el convenio con el Defensor del Pueblo de la Provincia y consideró que este tipo de instituciones “plantean ejes laterales a lo que es la resolución de los conflictos y la defensa de los derechos de la ciudadanía. Por dentro, pero lateralmente a los mecanismos institucionales clásicos de los poderes de las agencias del Estado”.

Por otra parte, le apuntó al Gobierno nacional al decir que “transitamos en la Argentina que vivimos una conculcación de derechos casi permanente. Lo más reciente, para dar un ejemplo, es el caso de la quita deliberada, o mínimamente desprolija, de las pensiones no contributivas, para que podamos visualizar la importancia que pueden adquirir estas agencias laterales como son las defensorías del pueblo”.

Tras su postura, indicó que “esperamos con los brazos abiertos esta delegación de la Defensoría del Pueblo de la Provincia que ha mostrado con su nueva gestión, con el señor Guido Lorenzino al frente, tener un dinamismo y una vocación importante y ser una defensoría, como no puede ser de otra manera, de puertas abiertas”.

Sin embargo, tampoco dejó pasar que hace un año que “venimos trabajando en el proyecto de la defensoría del pueblo local” y resaltó que le generó “placer y satisfacción” el modo en que se le viene dando forma, porque es “sumamente creativo, original y va a sentar un precedente en la provincia y en la Argentina al darle voz y voto a las organizaciones civiles, intermedias, sociedades de fomento, clubes, cámaras, colegios” para la elección del cargo.

Sumado a esto, lamentó que el Ejecutivo no le informara al Concejo “en tiempo y forma” que iba a formalizar un convenio con la Defensoría del Pueblo de la Provincia, “porque ese trabajo ejemplar que venimos llevando a cabo en la comisión, hubiese podido en algunos aspectos reorientarse en función, de entre otras cosas, optimizar recursos en la defensoría del pueblo local”.

“Si el Ejecutivo hubiese tendido un puente con el Deliberativo, cosa que lamentablemente en la mayoría de las ocasiones carecemos, hubiésemos sin lugar a dudas podido trabajar mejor, anticiparnos a algunas cuestiones, incluso hasta economizar recursos desde el espacio físico donde funcionarían. No quiere decirse que no pueda hacerse, está la voluntad y hemos escuchado a los funcionarios del Ejecutivo y al Defensor del Pueblo que se podrá articular”, evaluó.

“Es un paso”

El edil Pablo Bossio, del Bloque Justicialista, elogió la gestión de Guido Lorenzino como defensor del Pueblo y agregó que “uno pretende que a nivel local la delegación que se está creando cuente con un representante que tenga la misma dinámica, que le imprima la misma capacidad de trabajo. Ojalá esta persona que se está por designar sea abierta, que entienda que es el defensor del pueblo y no el defensor de los intereses del Ejecutivo, y que muchas veces, incluso, va a tener que llevar adelante algún tipo de litigio o de acción que sea contraria a los intereses del Ejecutivo local. Me parece que eso es fundamental porque sino se tergiversaría esa figura”.

Por otro lado, consideró que “lo ideal hubiera sido que saliera una normativa local que permitiera crear la figura del defensor del pueblo local. No lo entiendo esto como algo que sea incompatible, todo lo contrario, creo que es un paso y un antecedente institucional importantísimo que se va a generar en la ciudad. Ahora, entiendo que esa persona tiene que tener en la actitud y el carácter la defensa de los intereses del pueblo; que tenga, por sobre todas las cosas, ese compromiso, esa vocación, porque si no nos vamos a encontrar con que va a ser solamente una oficina administrativa”.

“Más genuino”

Desde el Frente Renovador, Beatriz Fernández recordó que el primer tema que trató en el inicio de este mandato como concejal fue el proyecto del defensor del pueblo que había presentado el PRO. “Trabajamos mucho. Fue muy arduo, fue muy difícil, muy discutido con el Departamento Ejecutivo en su oportunidad, y se fue con el tiempo tratando de aggiornar a otra forma de hacerlo visiblemente más posible. Cosa que está bien, siempre con el aporte de todos se logra una mayor sustancia cuando se quiere sacar algo de importancia”, analizó.

Aceptó la delegación provincial como “camino intermedio”, ya que los vecinos muchas veces no tienen a quién recurrir y acuden a los concejales, que “se quedan en las circunstancias que ofrecen a veces los contextos de las mayorías y las minorías. No es tan sencillo trabajar en algunos temas”.

Por último, abogó por la pronta sanción de la ordenanza municipal para que los vecinos puedan realmente elegir a su representante. “Es mucho más genuino”, remarcó.

En tanto su compañero Gustavo Ballent marcó como central la figura del defensor del pueblo, incorporada en la Constitución de 1994. Celebró el convenio firmado con Guido Lorenzino, pero deslizó que tal vez fue motivado porque se estaba generando un proyecto “muy interesante” en el Legislativo. “No hay mal que por bien no venga”, indicó y aseguró que la institución le va a traer muchos beneficios a los ciudadanos.

Avalaron el programa 111 Mil

En forma conjunta, los concejales le dieron tratamiento y aprobaron por unanimidad la convalidación del convenio que firmó el intendente Miguel Lunghi como el Gobierno nacional para la implementación en Tandil del programa de capacitación 111 Mil, que busca generar cien mil analistas en sistemas, 10 mil ingenieros y mil emprendedores del sector del software.

En este aspecto, el radical Marcos Nicolini resaltó que “es la ciudad productiva a la que debemos apoyar. La ciudad que agrega valor a su gente a través de la incorporación de conocimiento, de la generación de empleo de calidad que hace que mejore la calidad de vida de todos los ciudadanos”.

Además, destacó la importancia de que el Concejo apoye este tipo de iniciativas porque para mejorar la calidad de vida, “un punto importantísimo es mejorar la educación, el conocimiento y darle herramientas para enfrentar un mundo desafiante como el que vivimos”.

En la misma línea, el justicialista Pablo Bossio reconoció el trabajo del rector de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Roberto Tassara y resaltó que “esta universidad de la que nos sentimos orgullosos, a través de su Facultad de Exactas, ha sido pionera en el desarrollo de esta idea del conocimiento aplicado al desarrollo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil