Política

Continúa el programa “Promover, una puerta abierta”, en la Oficina de Empleo

__res_4loc1

La Oficina de Empleo del Municipio de Tandil cuenta con programas y ejes específicos para mejorar la empleabilidad de grupos vulnerables y la discapacidad ocupa una de estas áreas sensibles.
“Promover” es un programa que asiste a las personas con discapacidad a través de su inclusión en actividades de fortalecimiento de las competencias laborales y de inserción laboral en empleos de calidad, como así también el desarrollo de emprendimientos productivos independientes.
Juan Quaranta, coordinador de la Oficina local, explicó que “los participantes de estos programas deben contar con certificado de discapacidad y ser mayores de 18 años. Desde hace años venimos bregando para que las empresas de Tandil conozcan los beneficios por incluir a las personas vulnerables, como el caso de la discapacidad”.
“Esta es una de las áreas. También hay programas que apuntan a los jóvenes y grupos sensibles, como mujeres víctimas de violencia o de trata. El lema de la oficina es ‘Un servicio al alcance de todos’, pero nosotros hacemos especial hincapié en estas poblaciones, que son las que más dificultades tienen para poder insertarse en el mercado laboral”, agregó.
En “Promover” existen dos líneas de acción. Están las actividades de interés comunitario, en donde organismos públicos o entidades privadas sin fines de lucro presentan proyectos para apoyar la inserción laboral de personas con limitaciones mentales, intelectuales, cognitivas o funcionales de carácter psicosocial o psiquiátrico. “En esta línea contamos con 5 proyectos funcionando en Tandil, dando oportunidades a más de 60 vecinos de nuestra ciudad”, explicó Mauro Carlucho, referente del área en esa dependencia.
Por otro lado, se encuentra la línea de actividades de apoyo a la inserción laboral, la cual apunta a la inclusión de trabajadores con discapacidad en prestaciones de capacitación o de promoción del empleo para que mejoren sus calificaciones laborales.
Las empresas u organismos que toman empleados de “Promover” gozan de ciertos beneficios, los cuales se informan a través de los cafés empresariales y demás actividades de vinculación que lleva adelante el área.
Además se pueden mencionar los entrenamientos para el trabajo, en donde los trabajadores reciben una prestación económica mensual a cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación de 2 mil pesos.
En este caso, entre la empresa y la persona a entrenar no se establece una relación laboral durante el desarrollo del proyecto. Los empleadores sólo deben realizar las siguientes acciones: contratar una obra social que le garantice al joven las prestaciones del Programa Médico Obligatorio, establecido por el Ministerio de Trabajo de Nación, y un seguro de accidentes personales, para la cobertura del beneficiario.
Por otro lado, está el Programa de Inserción laboral, que financia 3.200 pesos del sueldo neto a los empleados provenientes de “Promover”.
“En el último tiempo comenzó a funcionar el café Quereme así Piantao, el cual obtuvo el financiamiento desde Promover y representa una gran vidriera para la sociedad. Es necesario comprender que todos tenemos el mismo derecho a trabajar, ello incluye el derecho a ganarse la vida mediante un trabajo digno dentro del mercado laboral”, finalizó Quaranta.
A pocos días de asumir en la Secretaría de Desarrollo Económico Local, el licenciado Jaime Feeney propuso poner un especial énfasis en el área de discapacidad, tendiendo a brindar posibilidades a los que más lo necesitan. u

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil