Política

Concejales de Cambiemos sostuvieron un duro debate con la peronista Alexander por Venezuela

web_9loc

En el final de la sesión de ayer, y en medio de los cierres de campaña rumbo a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), los concejales del Bloque de Cambiemos y la concejal por el peronismo Corina Alexander protagonizaron fuertes cruces ideológicos. El disparador fue la declaración de la radical Carolina Gutiérrez sobre la crisis política y social en Venezuela, pero luego derivó en la violación de los derechos humanos en nuestro país, la democracia, la corrupción y la grieta entre el modelo kirchnerista y el que encabeza el presidente Mauricio Macri.

Ni bien la concejal de la UCR enunció el tema al cual haría referencia, abandonaron sus bancas Rogelio Iparraguirre y Darío Méndez (FPV-PJ), Beatriz Fernández (FR) y Facundo Llano (Bloque Justicialista). Ya presagiaban que iba a comenzar uno de esos largos debates políticos que encuentran terreno abonado en el recinto y optaron por no ser ni testigos ni parte.

Con el correr de las horas, tanto desde el radicalismo como Pablo Bossio le pasaron factura a Rogelio Iparraguirre por haberse ido cuando hace un tiempo había realizado una extensa defensa del gobierno de Nicolás Maduro. En tanto, Corina Alexander lo excusó por las actividades que debían desarrollar en el marco del cierre de la campaña.

El repudio

En principio, la concejal Gutiérrez expresó el repudio al avasallamiento de los derechos humanos en Venezuela y aseguró que es “una visión parcial” decir que el tema no es importante para Tandil. En ese sentido, evaluó los lazos de la Argentina con el país latinoamericano, con el que nos une la gesta de San Martín y Bolívar.

Una vez más, recordó que “los derechos humanos no tienen color político” y dijo que “es muy triste ver la situación de los venezolanos que tienen que vivir con 15 dólares por mes y hacer colas maratónicas para comprar un poco de pan”.

La legisladora consignó distintos informes de organismos internacionales que denunciaron la violación de los derechos humanos y que hoy reclaman una salida democrática para el castigado país.

Además, como integrante de la UCR, afirmó que “toda violación a los derechos humanos nos ofende y entristece”, condenó “la corrupción y violencia” y deseó “que nunca nos pase”.

En ese momento, elevó su tono para responder a los murmullos que la peronista Corina Alexander lanzaba desde su banca y respondió que “lamento que le moleste a la concejal” su postura sobre Venezuela.

Por otra parte, mencionó que la tecnología -filmaron los vecinos- permitió conocer que las fuerzas de Maduro se llevaron al exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, durante la madrugada y en pijamas. Lamentó entonces que no existieran los celulares durante la última dictadura en la Argentina, lo que podría haber ayudado a encontrar a muchos desaparecidos.

Primer
round

Enojada, la peronista Corina Alexander le achacó a su par del radicalismo que había olvidado mencionar a Santiago Maldonado, el joven que está desaparecido desde el operativo de desalojo de una protesta de la comunidad mapuche Pu Lof en la Ruta 40, el pasado 1 de agosto. También atribuyó el hecho a Gendarmería Nacional.

Al mismo tiempo, sostuvo que los canales de televisión pasan horas tratando la situación de Venezuela y cuestionó que no le dan el mismo espacio al caso Maldonado o las protestas sociales, aunque “bastante mal y reprimidos estamos cuando nos queremos manifestar”.

Acusó al radicalismo de tener una “mirada con anteojeras”, y llamó a terminar el debate para permitir que los concejales que forman parte de las listas que compiten en las PASO pudieran desplegar sus actividades de campaña, les deseó suerte para el domingo y dijo que la elección “sí es fortalecer la democracia”.

Enseguida, desató la furia de la radical Nora Polich, quien le preguntó por Julio López, quien lleva más de diez años desaparecido en democracia. También le sugirió evaluar lo que ocurre en Santa Cruz y entonces, le recriminó que hablara de una mirada con anteojeras.

Por otra parte, la mandó a hacer la denuncia si tenía certezas de las responsabilidades de Gendarmería en la desaparición de Maldonado. Y elevando el tono, preguntó si no había pasado nada en este país en los últimos años.
En ese momento, Corina Alexander dejó el recinto enojada, mientras Polich le señalaba que “en este Concejo se habla de todo” y recordó que en una sesión anterior “nos enrostraron que Venezuela era el modelo a seguir”.

Sumado a lo dicho, Adolfo Loreal le endilgó al kirchnerismo que ofrecía a Venezuela como ejemplo y señaló que “la discusión es que no queremos ese modelo”. Además, le marcó a Corina Alexander que “se enfervoriza y sale de tema”.

En la misma línea se manifestó el representante del PRO Pablo Díaz Cisneros, quien aclaró que la desaparición de Maldonado se está investigando y consideró una “falta de respeto” de la concejal porque la tuvieron que escuchar y cuando le van a contestar “decide irse”.

Segunda
vuelta

El debate siguió con otra intervención del radical Loreal, quien recordó dos cruces que mantuvo en el Concejo y le atribuyó al peronismo kirchnerista la capacidad de “fabricarse un enemigo y apropiarse de los derechos humanos”, al tiempo que lamentó el “avasallamiento de las instituciones”.

Por entonces, regresó Corina Alexander al recinto y aclaró que había ido al baño, pero que conocía el pensamiento de sus pares del radicalismo. Y redobló la apuesta, al acusar a los integrantes de Cambiemos de “insensibles y cómplices”, pero además los llamó a “hacerse cargo de determinados operativos” de las fuerzas de seguridad.

El debate fue virando y tocó los casos de corrupción durante la gestión pasada, los procesados y detenidos del kirchnerismo, la tragedia de Once y la década pasada, pero también los negocios de la familia Macri durante la última dictadura y acusaciones a los medios de comunicación nacionales más importantes.

La salida

Tras varias horas de debate, el concejal Pablo Bossio consideró “legítimo hacer una exposición sobre Venezuela y en defensa de los derechos humanos” y evaluó que “negar la situación responde más a una especulación política”.
Por otra parte, lamentó que “se tergiverse” el debate y “nos lleve a discutir heridas que aún están abiertas”.

Bossio le apuntó a sus excompañeros kirchneristas, al decir que “lamento que no estén los concejales que hicieron
un expreso acompañamiento a Maduro” y repasó que incluso participaron en un acto en el club All Boys en apoyo al presidente venezolano.

Al mismo tiempo, le recordó al radicalismo que las contradicciones no son propias del peronismo y que su líder Raúl Alfonsín dijo que su límite era Macri, pero hoy forman parte de la alianza que llevó al PRO a la presidencia y la gobernación.

Finalmente, Bossio les propuso a sus pares votar una resolución para repudiar lo que ocurre en Venezuela, ya que “estos pases de factura” por los desaparecidos López o Maldonado “no nos conducen a nada”. Y volvió a pegarle a Rogelio Iparraguirre, al decir que “hay sobreactuación” en algunos temas y “cuando hay que escuchar, nos escondemos”.

En defensa
de la alianza

Ya sobre el final, el presidente del bloque oficialista Marcos Nicolini celebró el intercambio ideológico y citó una frase muy utilizada en los debates del Congreso: “No comparto tu idea, pero dejaría mi vida por defender tu derecho a expresarla”.

Por otro lado, lamentó que algunos concejales dejaran sus bancas, porque “democracia es escucharse” y apoyó la moción de Pablo Bossio de pronunciarse en contra de los hechos de Venezuela.

En un segundo tramo, reiteró que Raúl Alfonsín es su referente y resaltó que “el hombre es uno y sus circunstancias”. Al mismo tiempo, manifestó que “la UCR hizo bien” en participar de la construcción de Cambiemos y que estuvo en el lugar en que debía “para que el país no se encamine a ser Venezuela”.

Argumentó que la alianza contribuyó “a la paz y la alternancia” y demostró que hay otra fuerza política “capaz de gobernar”. Al mismo tiempo, concluyó que “nos merecemos una democracia de mejor calidad”.

Por último, Nicolini envió un mensaje conciliador y consideró que “el objetivo que tenemos que tener todos es sacar a nuestros hermanos que están en la pobreza; pero sacarlos, no cuidarlos”, lo que redundará “en una mejor calidad de vida para todos”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil