Política

Carlos Fernández sostuvo que “las diferencias hay que procesarlas adecuadamente y no en los medios”

fernandez

Carlos Fernández, vicepresidente del Senado de la provincia de Buenos Aires, habló en el programa “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM), donde hizo un balance del año que acaba de culminar, tanto en el ámbito local y provincial como nacional.

A lo largo de la entrevista, habló sobre el clima tenso que hay en la Unión Cívica Radical, donde varios actores políticos buscan ser el candidato que pueda suceder a Miguel Lunghi, quien lleva cuatro mandatos en continuado como intendente de la ciudad.

El último tratamiento del presupuesto comunal marcó las diferencias existentes y avizoró una difícil convivencia en el futuro inmediato. Marcos Nicolini es uno de los que sueña con el Sillón de Dufau y vio la oportunidad justa para mostrarse en desacuerdo con algunos puntos del Presupuesto y pedir que se modificara algo, situación que finalmente ocurrió.

Sin mencionar a Nicolini en ningún momento, el senador Fernández indicó que “lo veo con preocupación y está bien que existan diferencias razonables. El radicalismo nunca fue un partido vertical, pero hay que tener cuidado que esas diferencias no afecten la gobernabilidad. Lo que tiene que comprender, en primer lugar, cualquiera que quiera sucederlo a Lunghi es que le tiene que ir muy bien, si pretende ser candidato por el espacio político que representa el Intendente. Si a Lunghi le va mal, es probable que lo que esté determinando, por falta de experiencia, es el juego a la oposición. Siendo parte del oficialismo hay que tener sumo cuidado y las diferencias hay que procesarlas adecuadamente y no a través de los medios”.

“Di todo lo que
tenía a nivel local”

Sobre lo expresado por Juan Pablo Frolik, quien había dicho que Carlos Fernández sería un muy buen intendente, manifestó que “le agradezco porque es un amigo, pero creo que di todo lo que tenía a nivel local y hay que dejar espacios para que crezcan otras figuras. Estoy cumpliendo funciones en otro nivel, tengo tareas por hacer, y lo que puedo realizar a nivel local es acompañar, aconsejar y ayudar a otros a que ocupen los espacios. Tuve mi oportunidad, hice todo lo que tenía que hacer, fui cuatro veces electo como concejal, estuve encabezando lista de concejales, fui candidato a intendente y perdí por el uno por ciento de los votos. Si es por experiencia, podría ser intendente, pero no está en mis planes ser candidato a nada a nivel local”.

La Provincia

El tandilense habló del cierre de año de la gobernadora María Eugenia Vidal y consideró que “más allá del balance final, tuvimos la oportunidad de ver a cuatro personas que se trajeron como ejemplos, como un dirigente social de La Matanza, una directora de escuela de Tapiales y los dos policías que fueron heridos en la triple fuga del año pasado, quienes tuvieron la oportunidad de dirigirse a lo que es el gabinete ampliado. Después, en el cierre, la Gobernadora hizo un balance centrado en el reconocimiento a la tarea realizada de todos, fundamentalmente el haber podido ensamblar un equipo de trabajo que fue capaz de gobernar la Provincia más importante del país. Ha sido un año sumamente positivo”.

Fernández realizó una lectura política sobre lo que se denominó la “pesada herencia”, con una Provincia que encontraron destruida tras la gestión de Daniel Scioli, que estuvo a pocos votos de transformarse en presidente de la Nación y quien se perfila como candidato para las próximas elecciones legislativas.

Al respecto, dijo que “la consideración de Scioli no es hoy la misma que tenía, la gente a lo largo del tiempo fue dándose cuenta. Hubo algunas cuestiones que influyeron, como la enorme protección mediática que tuvo el exgobernador, conseguida a partir de miles de millones de pesos puestos por todos los bonaerenses. La Provincia no tiene una identidad propia y eso ayuda también a que muchas veces queden disimuladas las cuestiones que tienen que ver con las obligaciones de un gobierno de la Provincia. Todo lo contrario a lo que sucede en otras provincias de Argentina, donde la identidad es más pronunciada y fuerte”.

Agregó que “el gobernador está siempre como en el medio, las cuestiones tienen una mirada nacional o local, pocas veces tienen una mirada provincial y eso permite una fuerte protección mediática para sobrellevar determinados momentos”.

Al marcarle que esa protección mediática es la que en la actualidad tiene el presidente Mauricio Macri, sostuvo que “puede ser, no digo que no, está claro que hay medios que juegan para uno u otro. También está claro que la protección de medios que había en el gobierno anterior era inventada y generada a través de la utilización de recursos públicos y prueba de ello es que la mayoría de esos medios terminó cayéndose a pedazos ni bien desapareció la pauta oficial. Ahora no hay utilización de recursos públicos”.

En cuanto a las futuras elecciones de este año, aseveró que “lo primero que vamos a hacer es intentar llegar a un acuerdo para conformar una lista integrada a nivel nacional y listas seccionales. Si fracasa esa posibilidad de acuerdo, está la herramienta de las PASO y que la gente designe quién ocupa cada lugar”.

La Nación

En cuanto a la gestión a nivel nacional, el senador tandilense dijo que “el balance es positivo porque volvió un requisito básico al sistema democrático que es la posibilidad de alternancia. Hubo un retorno a los niveles de tolerancia donde cada uno puede pensar como quiera sin ser perseguido ni por la AFIP, ni por ninguno de los elementos que el Estado utilizaba”.

También valoró que “se ha generado nuevamente una cultura de búsqueda de consenso y diálogo, que es lo que ha permitido sobrellevar un proceso complejo, sumamente difícil y con una herencia muy pesada, en donde quedaban enormes deudas, centralmente desde lo social. También desde el punto de vista económico se han generado las bases de sustentabilidad suficientes como para tener un crecimiento que se va a dar después de cinco años de recesión. Todo lo que había eran fuegos artificiales pagados con recursos públicos a costa de un déficit enorme que llevará varios años revertir”.

Para cerrar, Carlos Fernández aseveró que “hubo sectores, no fueron todos, que aportaron gobernabilidad. Los ultra kirchneristas no aportaron gobernabilidad ni acompañaron ninguno de los procesos”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil