Política

A la espera de una propuesta del Ejecutivo, los enfermeros acatarán la conciliación obligatoria

web_5loc

En la tercera semana de conflicto con los enfermeros, la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria y obligó a suspender las medidas de fuerza durante 15 días hábiles e instó al Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil –STMT- y al Ejecutivo al diálogo en busca de un acuerdo.

La medida, que se adoptó tras un pedido que cursó el Gobierno, comenzó a regir a partir de las 0 de ayer y tendrá vigencia durante dos semanas.

La notificación llegó a la sede de la organización gremial este martes y ayer integrantes de la comisión directiva acudieron a una nueva asamblea en el Hospital.

Allí se reunieron con los enfermeros para comunicarles la decisión, su impacto y los próximos pasos, en conjunto con los empleados del agrupamiento.

Este instrumento fue emanado por la dependencia provincial tras fracasar la audiencia del lunes, que llevó a una nueva medida de fuerza parcial durante la jornada del martes.

En concreto, este lunes al mediodía se desarrolló la segunda audiencia de conciliación en las instalaciones de Pinto 520. Sin avances, los trabajadores decidieron realizar un paro parcial, de cuatro horas por turno, en el marco del reclamo por una bonificación del 35 por ciento y reducción de la jornada laboral.

Frente a ese escenario, se aguardará por una nueva convocatoria en la dependencia laboral, en pos del encausar el diálogo y arribar a un pronto acuerdo.

“Falta de interés”
del Ejecutivo

En diálogo con El Eco de Tandil, el secretario de organización del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, ratificó que cumplirán con lo dispuesto por la sede de la dependencia laboral, con la expectativa depositada en conocer una nueva propuesta por parte del Ejecutivo.

De todos modos evaluó la medida adoptada a pedido del Gobierno, al que acusó de “falta de interés” en negociar y de buscar un beneficio para “pasar las elecciones tranquilos”.

“Esperaremos y seguiremos durante estos 15 días recordando que esperamos una respuesta para los compañeros”, ratificó.

En un conflicto que lleva tres semanas de vigencia, marcó que resulta llamativo que estas acciones funcionan “por pedido”, en un claro cuestionamiento hacia el rol del delegado ministerial.

“A pedido adelantan la audiencia y la conciliación obligatoria”, objetó Marconi, que indicó que esta instancia que comenzó a regir a las 0 de ayer se logró “sin una reunión previa para agotar la última vía, algo que nunca nos había pasado”.

Para sustentar su postura reseñó que “hemos tenido conflictos muy virulentos y sin embargo se llevó adelante una audiencia de conciliación como última instancia para luego dictar la conciliación obligatoria”.

Insistió en la sospecha de que “había demasiado apuro en adormecer” el conflicto, lo cual resulta “una estrategia que no le va a servir al Ejecutivo porque los compañeros siguen fuertes y con el reclamo, por más que no tomemos ninguna medida de acción directa”.

En ese sentido el secretario de organización del sindicato compartió el enorme malestar entre los enfermeros, “no por la medida en sí sino en la falta de ánimo por solucionar este tema”, que lleva más de tres años.

“Y ahora parece que quieren invertir la carga de la prueba; que los responsables de la situación son los compañeros que están reclamando algo justo” y que los funcionarios comunales “son las víctimas, los que quieren acordar, los que se preocupan por la ciudad, etc.”.

Falta de
profesionales

En otro párrafo de la entrevista Marconi advirtió sobre la “crisis profunda” que atraviesa el sistema de salud, en materia de “conducción, de recursos humanos, con toma de decisiones equivocadas”, a la vez que cuestionó la “prepotencia” de los funcionarios hacia los trabajadores.

A ello sumó la falta de enfermeros, en una problemática que “saben que es así, entonces no pueden salir a echarle la culpa a los trabajadores”, que además llevaron adelante “paros parciales” y solo una medida de fuerza por 24 horas con cese de actividad.

“Un enfermero por sala no alcanza, pareciera que entienden la salud de ese modo”, cuestionó y agregó que “no tiene absolutamente nada que ver la protesta de los compañeros sino con los que administran”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil