Policiales

Una niña perdió la vida al caer al vacío desde un octavo piso

web_FALLECIDA

Un trágico accidente ocurrió en el mediodía de ayer en el interior del complejo de departamentos situados en avenida España 777, donde una nena de tan solo 3 años cayó al vacío desde un octavo piso a un patio interno, falleciendo minutos después en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas.

El hecho se desencadenó cuando la pequeña identificada como Lola Ramos, quien se encontraba junto a su papá Lautaro Ramos Fernández de 24 años de edad, se encontraban solos en el interior del departamento de su propiedad al momento de ocurrir la terrible desgracia.

Se pudo establecer que mientras su papá lavaba la vajilla que habían utilizado en el almuerzo, la pequeña se dirigió al baño. Pasado unos minutos y como la menor no aparecía ni emitía sonidos, el padre comenzó a buscarla por todo el departamento, encontrándose con la ventana abierta y después el desolador panorama de ver a la niña sobre el cerramiento de rejas de un patio situado siete pisos más abajo.

Por lo que se pudo reconstruir del lamentable suceso en cuanto a las características del baño, cuenta con una bañera que termina en la pared donde está colocada una ventana de unas dimensiones de 50×50. Pero en medio de la bañera a la pared antes de llegar a la ventana desde donde cayó la niña hay una especie de escalón, lo cual resulta de fácil acceso entonces al abertura que, al decir del padre, pudo haber quedado entreabierta desde el día anterior y con el fuerte viento que ayer había pudo abrirla aún más. Detalle climatológico que efectivamente fue corroborado por los investigadores que se hicieron presentes en el departamento.

Rápidamente se dio aviso a la policía y al servicio de emergencias del Hospital Ramón Santamarina, quienes a su vez convocaron a bomberos del Cuartel Central los que concurrieron al domicilio con dos dotaciones.

Rescate

Al llegar los bomberos el personal de sanidad ya había detectado donde había quedado el cuerpo de la niña, por lo que la tarea de rescate se llevó a cabo en cuestión de minutos.

Según lo averiguado por este Diario, la parte del edificio donde ocurrió la desgracia da a un patio interno donde se pueden observar distintos ventanales y ventanas de los diferentes ambientes, presumiéndose que una de estas aberturas se encontraba abierta y fue por el lugar donde la niña se precipitó.

Los efectivos debieron trabajar con suma urgencia, ingresando por el edificio lindante desde donde colocaron una escalera para poder llegar al cerramiento de rejas y rescatar el cuerpo.

“Todo fue muy rápido -contó un efectivo- el hueco donde estaba la nena da justo a la medianera del otro edificio por lo que no resultó complicado acercarnos hasta la criatura. Notamos que estaba con muy pocos signos vitales, con un grave traumatismo de cráneo, por lo que procedimos a entablillar a la víctima y tratar de pararle la hemorragia de cráneo que tenía, además de colocarle la asistencia mecánica respiratoria para luego trasladarla”.

El caso revistió de tanta prisa que una dotación de bomberos acompañó a la ambulancia para abrirle camino y así llegar lo más rápido posible al Hospital Debilio Blanco Villegas.

Gran consternación

Lo sucedido caló hondo en la sociedad, teniendo en cuenta que se trata de una inocente niña, situación que dejó a familiares y amigos totalmente devastados, no encontrando respuestas a lo acontecido.

La familia determinó que no se llevara a cabo velatorio, siendo inhumada hoy por la tarde en el cementerio Parque Pradera de Paz. Tomó intervención la fiscalía 8 a cargo del doctor Gustavo Morey.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil