Policiales

Un joven de 21 años fue víctima de un ataque de Los Playeritas y le provocaron serias heridas

las heras 9 de julio

Nuevamente “Los Playeritas” aparecieron en la escena local con su habitual virulencia. A tan solo diez días de que se conociera otro hecho de estas características en la ciudad, ayer el tío de la última víctima contó, en diálogo con El Eco de Tandil, detalles de la salvaje golpiza a la que fue sometido su sobrino, de 21 años.

Martín, el tío del joven atacado, explicó que el hecho sucedió a primera hora del domingo, alrededor de las 0.50. “Mi sobrino venía de un asado con sus amigos y como estaba tomando antibióticos no podía salir de noche, entonces lo dejaron a una cuadra de su casa, en Las Heras entre 9 de Julio y Rodríguez, bien céntrico”, indicó.

En ese momento, le empezó a gritar una banda de entre siete y nueve chicos. “El empezó a correr, alcanzó a llegar hasta la puerta de su casa, y tocó el timbre porque mis hermanos todavía no le dan la llave”, explicó.

Pero la banda de delincuentes lo logró interceptar, y comenzaron a golpearon al lado de su casa donde hay una obra en construcción.

“Tenían una manopla de hierro en las manos y con eso lo golpearon, lo lastimaron todo. Le pegaron en la cabeza, en la cara, le robaron las zapatillas, el celular, y en eso, salieron corriendo. Mi sobrino estaba desorientado de los golpes que tenía, como a mitad de cuadra se cayó desmayado”, relató.

Un vecino que escuchó los gritos, salió a ver qué sucedía y lo encontró tendido en el piso. Llamó a la ambulancia, que llegó minutos después y lo trasladó al Hospital Ramón Santamarina.

Allí tuvieron que aplicarle puntos en la cabeza por las heridas cortantes que presentaba y lo dejaron en observación hasta el domingo a las 22, por los fuertes golpes que tenía en la cabeza.

Detenidos y
liberados

Minutos después, efectivos de la Policía Local aprehendieron a los jóvenes, que tenían en su poder los objetos robados. Los trasladaron a la comisaría Segunda, pero al tratarse de menores, tras tomarse todos los recaudos legales, fueron liberados.

“Les sacaron el celular, las zapatillas y todo lo que le robaron a mi sobrino y los soltaron a media mañana. El mayor de los nueve atacantes tiene 17 años, se hacen llamar Los Playeritas”, afirmó.

El tío de la víctima lamentó que “al ser menores no se puede hacer nada” y explicó que su objetivo al dar a conocer lo sucedido es que la gente tome conocimiento de estos hechos, que “cuiden a sus hijos. Yo tengo una nena de 13 años, no la dejo ni ir a la vuelta del kiosco, porque tengo miedo”.

“Se necesita más protección, cambiar las leyes, que se hagan cargo los padres de esos chicos. Si se le cobrara una multa a cada uno por lo que está sucediendo, todo sería distinto, o mandarlos a un reformatorio, o al Teresa de Calcuta, que los encierren, porque fue grave lo que pasó”, dijo.

Indignado, señaló que “mi sobrino está en su casa ahora, pero tiene que estar en reposo, dejar de trabajar. Tiene golpes en la cabeza, lo dejaron en observación por los golpes internos que tenía”.

Tras la aprehensión, se dio intervención a la UFI del Fuero Penal Juvenil 18, a cargo de la doctora María de los Marsiglio.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil