Policiales

Un hombre quedó detenido luego del allanamiento por droga en Urquiza al 1700

2loc_1024x698

Siguen las derivaciones del amplio operativo que personal de la Subdelegación de la Policía Federal realizó en Urquiza 1735, en el marco de una causa por presunta infracción a la Ley 23.737, llevada adelante por la ayudantía de la UFI 22, a cargo de Fabio Molinero.

El procedimiento por presunta comercialización de estupefacientes, tal cual se informó en estas páginas en la edición pasada, se inició este martes por la noche y se extendió hasta las 6 de ayer.

Con resultados positivos, las tareas desplegadas por los uniformados derivaron en la aprehensión de Marcelo Leiva y en el secuestro de estupefacientes (en cantidades no precisadas) y elementos para corte, lo cual respalda la sospecha de la pesquisa.

En ese marco, ayer el implicado en la causa se presentó a indagatoria y se negó a declarar, haciendo uso del derecho que le asiste. En paralelo, la Fiscalía solicitó al Juzgado que resuelva el pedido de detención, para el cual existe un plazo de cinco días.

El procedimiento

En diálogo con El Eco de Tandil, el titular de la subdelegación, subcomisario Mario Madarieta, se limitó a brindar algunos datos en torno a la causa, su inicio y las eventuales derivaciones.

En principio indicó que el allanamiento otorgado por el Juzgado de Garantías 2, a cargo de Stella Maris Aracil, fue el resultado de una investigación que “personal a mi cargo venía realizando desde hace tiempo, bajo las órdenes de Molinero”.

En ese sentido expresó que la causa se inició a raíz de los “dichos de vecinos de la zona”, que habían expresado su “malestar por el accionar de este muchacho”, ya que en el domicilio requisado por la policía “se veía continuamente entrar y salir gente, y eso hacía la presunción de la venta”.

El resultado fue “positivo”, dado que “hubo una persona aprehendida, mayor de edad, identificada como Marcelo Leiva, que habitaba la casa donde se hizo el procedimiento”.

Si bien al momento del desarrollo de las tareas en el lugar había más personas, una mujer y otros seis hombres, “quedó una sola persona aprehendida”, quien había tenido en anteriores oportunidades allanamientos por el mismo motivo por la Policía Bonaerense, que derivó en una causa por tenencia y que sería anexada.

En tanto, Madarieta ratificó que “se logró el secuestro de estupefacientes, de un arma de fuego y de elementos de corte para el estiramiento” de la droga.

A disposición
de la Justicia

En este caso Leiva quedó aprehendido y a disposición de la Justicia y adelantó que seguramente en el transcurso de la jornada sería trasladado a Azul, donde permanecerá alojado en la delegación de la Policía Federal hasta se defina su situación procesal.

Calificó el procedimiento de “muy bueno” y rescató como lo “más importante” el hecho de haber podido “reducir un lugar de venta” de drogas.

A su vez el jefe policial resaltó que el predio que se registró era “muy grande”, ya que al menos ocupaba un cuarto de manzana, donde se emplaza una estructura donde funciona una metalúrgica. “Había muchas cosas para revisar. Lo iniciamos a las 21 y terminamos a las 6”, detalló y valoró especialmente la participación de un perro de la delegación de la Policía Federal de Mar del Plata para la búsqueda del material, que fue de “gran ayuda”.

Por último Madarieta, respaldado en su experiencia, expresó que “todas las investigaciones de droga normalmente continúan. No es que se termina con el allanamiento en sí”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil