Policiales

Un hombre perdió la vida al colisionar contra un camión en la Ruta Nacional 226

Un fatal accidente se registró ayer por la mañana en la Ruta Nacional 226, a la altura del kilómetro 175, en inmediaciones al acceso a la Sexta Brigada Aérea. Por causas que se investigan, un automóvil y un camión chocaron de frente y, producto de la fortísima colisión, un hombre de 67 años, oriundo de Pehuajó, falleció al instante.

El siniestro ocurrió alrededor de las 8.15 de la mañana cuando un Peugeot 407, color gris, patente JEU 325, que circulaba en sentido Tandil-Azul chocó de frente contra un camión Ford Cargo, dominio FJJ 223, de la empresa Transporte “El Luque”, que viajaba en dirección contraria.

El conductor del auto, identificado como Raúl Antonio Riera, perdió la vida en el acto, mientras que el del camión, Carlos Mansour, de 66 años, oriundo de Tandil, fue trasladado al Hospital Municipal Ramón Santamarina con heridas leves.

Hasta pasadas las 10, el auto se encontraba aún sobre la calzada de la ruta, mientras que el camión quedó en la banquina, lo que obligó a la policía a desviar el tránsito que circulaba por la zona por caminos paralelos. Ambos rodados quedaron con visibles daños en sus estructuras.

En el lugar del accidente trabajaron efectivos del destacamento de Seguridad Vial, Bomberos y personal del peaje, que recibieron apoyo de la Policía de Prevención Local para efectuar el corte de tránsito a la altura del cruce de la 226 y la Base Aérea. También concurrió la Policía Científica para determinar las causas del accidente.

Según se informó desde el destacamento de Seguridad Vial, ambos rodados fueron retirados del lugar alrededor del mediodía, dejando así despejado el tránsito vehicular en la zona.

Una cruce
peligroso

El escenario del siniestro resulta un tramo de extrema peligrosidad, principalmente a metros de donde se desencadenó el choque de ayer, la intersección de la Ruta Nacional 226 y el acceso a la Base Aérea -por la que se realizaron reiteradas gestiones por lograr la creación de una rotonda-, fue y sigue siendo epicentro de reiterados siniestros viales.

En enero pasado, dos mujeres debieron ser hospitalizadas por lesiones de distinta consideración tras una fuerte colisión protagonizada por un auto y una moto. El accidente ocurrió en horas de la tarde entre un Fiat Vivace que circulaba desde el acceso a la Base Aérea e ingresaba a la ruta y una moto Guerrero, que transitaba por la 226 en dirección a Gardey.

En junio de 2015, el peligroso cruce también fue escenario de un fuerte choque entre dos vehículos, que demandó la asistencia médica de una nena de 5 años y de otra mayor de edad. El hecho se registró alrededor de las 19 y estuvieron involucrados un Fiat Uno y un Renault Megane, en los que viajaban un matrimonio y dos hijos en cada uno.

El suceso vial ocurrió cuando el conductor del Megane que circulaba por la ruta impactó contra el Uno, que intentaba cruzar desde la 30 hacia el camino de acceso a la Sexta Brigada Aérea.

Como consecuencia, el primer rodado terminó su marcha sobre la banquina de la mano por la que circulaba, mientras que el segundo derrapó y quedó varios metros delante, en una hondonada.

Otra víctima fatal

En enero de 2014, en tanto, una mujer de 69 años herida en un accidente que se produjo en el peligroso cruce falleció luego de un mes de internación. El choque se había registrado en diciembre, cuando seis personas sufrieron lesiones de diferente consideración al protagonizar un espectacular choque entre una camioneta y un auto Chevrolet Astra.

Más precisamente sucedió en la noche de Navidad. Todos los heridos fueron trasladados al Hospital Municipal Ramón Santamarina, donde fueron atendidos y la mayoría fue dada de alta.

En una primera instancia, todos los ocupantes de ambos vehículos parecían no tener heridas de consideración; sin embargo, la señora fue la única que permaneció internada durante un mes y lamentablemente falleció producto de los golpes que había sufrido en el siniestro.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil