Policiales

Un delincuente robó alrededor de cien mil pesos de una vivienda

__res_peron

La jornada navideña tuvo un sabor amargo para la familia que reside en Perón 1251, ya que un delincuente ingresó a la casa en un rato en el que no había nadie y les robó todos sus ahorros que sumaban cerca de cien mil pesos.

Emilia Díaz, la víctima, contó que el domingo alrededor de las 21 salió un rato con su madre y su hija y alrededor de las 21.45 la llamó un vecino para avisarle que había salido un joven del portón de su casa con un bolso.

“El chico salió del portón de casa con un bolso mío. A los vecinos no les resultó raro hasta que lo vieron cruzar la calle y se subió a una bicicleta que había dejado escondida atrás de un auto”, explicó.

Asimismo, justamente al ser feriado y estar el supermercado cerrado, no había mucho movimiento en la cuadra.

El delincuente logró acceder a la propiedad por el paredón de una casa lindera y el techo de la misma, desde donde ingresó al patio. Luego, barreteó la puerta de la cocina y logró entrar.

Una vez en el interior, cerró la puerta de la casa con una traba para evitar que alguien pudiera ingresar mientras cometía el ilícito.

“Se metió en nuestra habitación, la de las nenas no la tocó. Destrozó todo, y se llevó todo el dinero que teníamos ahorrado, además de una notebook y el celular de mi nena. Tenía el cajón con cuchillas abierto por si alguien entraba”, afirmó.

“Para mí nos venía
vigilando hace rato”

“Teníamos bastante dinero porque mi marido tenía un ahorro grande de una casa que se vendió y le tocó una parte y estaba todos nuestros ahorros, casi cien mil pesos en total”, puntualizó.

No obstante, estimó que no se trataba de alguien que tenía un dato, sino que “creemos que fue al azar y entro a buscar plata porque se llevó un bolso mío y lo otro lo manoteo a la pasada”.

“Agarró todos los alhajeros de mi pieza y los llevó a la cocina, se tomó el tiempo de revisarlos, yo no tenía joyas de valor, lo único de valor una alianza y unos aritos de oro”, indicó.

Y lamentó que justamente ese dinero era para pagar una camioneta que se iban a comprar.

“Para mí nos vienen vigilando hace rato porque somos nuevos, hace 6 meses vivimos ahí y tiene que ser alguien que conoce los movimientos”, sostuvo.

Un celular con
importantes
recuerdos

El ladrón además se llevó un celular que tenía un importante valor sentimental porque era del padre de la nena de 8 años, que falleció el año pasado en un accidente.

Se trató de Matías Lecuona, trabajador de la empresa de remís Alas, quien perdió la vida en un accidente ocurrido en el kilómetro 156 de la Ruta Nacional 3, al colisionar el vehículo que conducía, un Fiat Siena patente LMS 829, contra un micro de larga distancia Cóndor – La Estrella, que transitaba en sentido contario.

”Justo la semana pasada a mi nena de 8 años le trajeron de regalo el celular de él y el delincuente se lo llevó. Lo había dejado cargando. Ella quería tener el celular del padre, quería un recuerdo, y tenía fotos que él se había sacado con ella, que estaban solo en ese lugar. Está muy triste porque era lo único que le había quedado del papá, por eso tiene un valor tan sentimental”, explicó.

Y pidió si alguien sabe algo de ese celular se comunique al 154-647548, es un Nokia Lumia 920.

Sabor amargo

Es la primera vez que el matrimonio es víctima de un robo y Emilia Díaz expresó que “ayer vino con una bicicleta, mañana viene con un auto y nos desvalija”.

“Nos queda ese sabor amargo de que conocen la casa, que estuvo manoseando todo. Es horrible que entren a tu casa, te queda ese miedo de pensar si vuelve por más o piensa que tenemos plata porque encontró cien mil pesos”, finalizó.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil