Policiales

Tras una persecución que se inició en Las Tunitas, la policía aprehendió a tres personas

web_tapa 0

Anoche, pasadas las 21, los vecinos de la zona de Artigas e Ituzaingó presenciaron un enorme despliegue policial que concluyó con la aprehensión de tres personas, sospechadas de golpear y robarle a Jonatan Fabián Trevisiol en Las Tunitas.

De acuerdo a los primeros datos recabados, la víctima fue subida a un vehículo marca Toyota, modelo Corolla, blanco, patente FTU 661, donde no solo le robaron sus pertenencias sino que también la golpearon y la dejaron abandonada en el Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio Las Tunitas.

La policía, alertada por los vecinos del lugar, envió un móvil para auxiliar a Trevisiol y además libró una orden a todas las cuadrículas para interceptar al Toyota, con tres ocupantes, que se había dado a la fuga.

Fueron los efectivos de la Policía Local quienes patrullaban la ciudad en sus motos los que divisaron el vehículo, cuyo conductor hizo caso omiso al pedido de detención, comenzando una intensa persecución.

El Toyota, en su afán de eludir el accionar policial, tomó por Ituzaingó pero al llegar a Artigas un móvil policial le cerró el pasó, por lo que forzosamente debió frenar.

web_2loc1

Tensión

De inmediato, los habitantes del barrio le contaron a El Eco de Tandil que los policías que le cerraron el paso, más las motos y otros móviles que estaban colaborando, a los gritos y apuntándoles con el arma reglamentaria hicieron salir a los tres masculinos del interior del habitáculo.

Fuera del auto los individuos permanecieron tirados en la calle, en tanto el conductor, de apellido Carabajal, fue el más reacio ante la ley, debiendo ser esposado y minutos después llevado a uno de los móviles para ser trasladado a la comisaría Primera por corresponder a la jurisdicción del robo.

El amplio operativo policial desplegado rompió con la monotonía del barrio y los vecinos no dudaron en expresar, mientras observaban a tres personas tiradas boca abajo en el piso, que “los delincuentes no deberían salir más”, al tiempo que destacaron que “la presencia policial en la zona es buena”.

Denuncia

Mientras en otro sector de la ciudad los tres individuos eran aprehendidos, el damnificado Jonatan Trevisiol decidió no esperar al personal de sanidad para que lo revisara, ya que se sentía bien pese a los golpes recibidos.

Desde el CIC, fue invitado a trasladarse en un móvil policial para radicar la correspondiente denuncia de lo que le tocó vivir en la noche de ayer.

Por las zapatillas

Casi al mismo tiempo que transcurría la persecución narrada en párrafos anteriores, un violento y confuso episodio sucedió en el cuarto piso del monoblock 5 situado en De La Bandera 1650, casi Juan B. Justo.

Por causas que la policía trata de establecer, una mujer identificada como Laura Romina Dadario fue interceptada, agredida y robada, cuando regresaba de realizar una compra en el almacén cercano a su domicilio.

Según lo que le alcanzó a comentar a la policía, dos individuos la estaban aguardaron en el cuarto piso, para primero empujarla y luego comenzar a golpearla en el abdomen y en la cara, quitándole un par de zapatillas.

Conmocionada por lo ocurrido, dio aviso a la policía, y llegaron varios efectivos al domicilio. Dadario, en estado de shock, se desvaneció varias veces, lo que generó la presencia de una ambulancia del servicio de emergencia del Hospital Ramón Santamarina para atenderla y derivarla al sector de Guardia.

Parte
médico

La mujer quedó en observación en el sector de Guardia del centro de salud pública, debido a los golpes recibidos tanto en el rostro como en el abdomen.

Se le practicó una tomografía computada que arrojó como resultado que no presenta golpes en la cabeza que sean comprometedores para su salud.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil