Policiales

Tras un anterior intento, un grupo de vándalos provocó serios daños en la Escuela 42

web_4loc

La Escuela Primaria 42 “Juan Martín de Pueyrredón”, ubicada en calle Cheverrier 222, sufrió importantes daños en distintos ventanales, producto del accionar de un grupo de vándalos que intentó -sin éxito- ingresar al edificio. Desde la institución lamentaron lo sucedido y destacaron la rápida respuesta del Consejo Escolar de Tandil, que se hizo cargo de las reparaciones necesarias.

El hecho se registró el jueves, en horas de la noche, según detalló en diálogo con El Eco de Tandil la directora del establecimiento educativo, Miriam Montes de Oca.

Contó que a la mañana siguiente le informaron que habían roto el vidrio laminado del portón de ingreso, a la altura del picaporte, con intenciones de abrirlo desde adentro, aunque no pudieron porque “cuenta con traba y llave”.

Señaló que “semanas anteriores habían intentado romper el otro vidrio, también del mismo portón” y en el caso más reciente, “han recorrido la periferia por los patios internos de la escuela, han roto vidrios del comedor, han forzado la puerta lateral del comedor por donde ingresan los proveedores y dieron la vuelta por el patio chico que se hizo nuevo, también rompiendo varios vidrios”.

Afirmó que “es evidente que su intención era tratar de ingresar a la escuela, que cuenta con un sistema de alarma y algunas cerraduras de seguridad”.

Montes de Oca calificó lo sucedido como “un hecho lamentable”, porque advirtió que “a la cooperadora le cuesta mucho solventar y mantener todo lo que es gasto para la escuela, ya sea artículos de limpieza como el material para los chicos, los docentes y el trabajo administrativo”.

Reiterados
robos

Lamentablemente, aclaró que ya han sufrido varios robos en la institución. “Nos han robado tantas veces las computadoras de trabajo administrativo y demás, que ya no tenemos nada. Entonces, creo que es maldad, no hay nada más que libros, mesas y pizarrones”, manifestó.

La directora precisó que hace ya varios años que sucede esto. “Una o dos veces por año, nos roban”, dijo.

Concretamente, detalló que les sustrajeron dos bordeadoras y ya no les quedó ninguna, como tampoco monitores para realizar las tareas administrativas.

“Trabajamos muchas veces con las computadoras personales y el resto de la tarea la hacemos extraescolarmente en casa, con las computadoras viejitas que tenemos”, contó.

La respuesta del
Consejo Escolar

A raíz de este último episodio, Miriam Montes de Oca confirmó que “se hicieron todos los pasos protocolares que corresponden, se dio aviso a nuestros superiores y también al presidente del Consejo Escolar de Tandil, Cristian Cisneros, que enseguida actuó”.

Consideró “una lástima” tener que utilizar el dinero en esto cuando se podría aprovechar para otras tantas cosas que se necesitan en las instituciones educativas del distrito.

Reforzar
las medidas

Respecto a las medidas de seguridad en la escuela, detalló que cuentan con sistema de alarma y hace tiempo que viene realizando gestiones para colocar cámaras de videovigilancia porque advirtió que, al igual que sucede en otros barrios, “ha habido roturas de autos y sustracción de pertenencias, tanto de las familias que van a la escuela como del personal. Se han sustraído motos, entre otros hechos, como ocurre en todos lados”.

Aseguró que ya formalizaron el pedido, a través de una carta dirigida a Cristian Cisneros, quien además colabora con la institución en otras gestiones tendientes a reforzar la luminaria y el patrullaje policial en la zona. “Vamos a tomar todas las medidas que corresponden al caso”, afirmó.

Resaltó en ese sentido el trabajo conjunto que llevan adelante con el Consejo Escolar, por lo que se dijo muy agradecida, al igual que con sus superiores y con todos los docentes.

La presencia
policial

La directora de la Escuela Primaria 42 destacó también la presencia permanente de los efectivos de la Unidad de Policía de Prevención Local en los horarios de entrada y salida de los alumnos. “Estoy agradecida por la comunicación que hemos tenido el año pasado, tanto con el 101 como con la patrulla local, porque cuando se los ha necesitado por algún acompañamiento a la comunidad siempre han estado presentes”, valoró.

Confirmó por último que, a raíz de este episodio que sufrieron en la institución, ya había sido radicada la respectiva denuncia en la Seccional Segunda.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil