Policiales

Se negó a declarar el dueño de la joyería aprehendido tras los allanamientos por droga

photodroga

Amparándose en los derechos constitucionales que le asisten, ayer se negó a prestar declaración indagatoria el dueño de la joyería aprehendido el viernes por la noche luego del procedimiento antidroga policial realizado en un domicilio de José Hernández al 100.

Se trata de Diego Rodrigo Nicola (42), a quien se le informó de la imputación por presunta comercialización de estupefacientes destinados directamente al consumidor y tenencia con fines de comercialización, en el marco de la Ley 23.737.

Durante el acto procesal en la sede del Poder Judicial, el imputado, a sugerencia del defensor oficial, se negó a declarar ante el fiscal Luis Piotti, titular de la UFI 3.

En principio, y mientras se aguarda un eventual pedido de detención, la escala penal que tiene el delito que se le imputa es de cuatro a quince años de prisión.

Como se informó en estas páginas en la edición pasada, personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado Azul, oficina Tandil, realizó dos allanamientos en los que se secuestró una importante cantidad de droga, que sería comercializada en una fiesta electrónica que se organizó para ayer en un boliche local.

El procedimiento

En el marco de una investigación iniciada hace seis meses, que incluyó escuchas telefónicas, y una vez reunidos los elementos probatorios suficientes, el ayudante Fiscal, Fabio Molinero, titular de la Unidad Funcional de Investigaciones de Estupefacientes Tandil, solicitó al juez de Garantías 1, José Alberto Moragas, órdenes de allanamientos para una joyería ubicada en Yrigoyen y San Martín y para un domicilio de José Hernández al 100.

Según informaron fuentes policiales, en el local céntrico se incautaron 43 mil pesos y un celular, mientras que en la vivienda se secuestraron 111 pastillas de éxtasis, dos trozos compactos de cocaína (de aproximadamente cien gramos), dos computadoras, dos balanzas, dos frascos de Popper (junto a los tubos plásticos utilizados para inhalar la droga de diseño), y teléfonos celulares.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil