Policiales

Se negaron a declarar los tres policías detenidos por presunto encubrimiento en la venta de droga

web_allana

La causa por presunta asociación ilícita y encubrimiento que involucra a tres efectivos policiales de la Bonaerense sigue su curso. Tras los allanamientos y detención, que personal de la Subdelegación de la Policía Federal concretó este viernes, los uniformados fueron llevados ante el titular y el ayudante de la Fiscalía de Estupefacientes para prestar declaración indagatoria.

Sin embargo, hicieron uso del derecho que les asiste y se negaron a declarar, por lo que se aguardará por nuevos avances en la causa mientras se mantiene la investigación en busca de más elementos de interés.

Frente a ese escenario uno de los próximos pasos de la UFI 22 podría derivar en el pedido de la prisión preventiva de los imputados, mientras que los responsables de la defensa podrían plantear un predio de excarcelación.

Tal cual reflejó este Diario en su edición del sábado, el operativo se realizó en viviendas de Rauch y Ayacucho, mientras en Tandil estuvo enfocado en la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, dependiente de Azul.

La investigación se inició como una derivación de una causa por infracción a la Ley 23.737 (tráfico y comercialización de estupefacientes) en el marco de la cual se llevó a cabo una veintena de allanamientos en Mar del Plata, Ayacucho y Rauch a comienzos de octubre.

En esa oportunidad surgió la sospecha en torno a un encubrimiento por parte de la policía con algunos de los involucrados en la causa. En virtud de ello se avanzó con una pesquisa que puso en la mira el desempeño de funcionarios policiales.

Con los elementos reunidos, entre los que figuran testimonios, filmaciones e intervenciones telefónicas, la fiscalía solicitó las órdenes de allanamientos correspondientes que fueron otorgadas por el Juzgado de Garantías 3, a cargo de Juan José Suárez, del Departamento Judicial de Azul.

En concreto, el despliegue se desarrolló durante la mañana y buena parte de la tarde del viernes y de manera simultánea en una vivienda en Rauch, en tres domicilios de Ayacucho y en la dependencia de narcotráfico con sede en avenida Santamarina al 600.

La investigación

En diálogo con el magazine televisivo “La Ciudad” (EcoTV), el ayudante fiscal Fabio Molinero se refirió a la investigación que inició la dependencia del Ministerio Público Fiscal a partir de una sospecha sobre posibles filtraciones previas a procedimientos antidroga. “Nosotros advertimos una situación que no es pertinente y vamos a ir a fondo”, sentenció el funcionario.

Desde allí se dio curso a una causa en el marco de la infracción a la Ley 23.737 que se centró en el desempeño de funcionarios policiales de la repartición de Drogas Ilícitas por presunto encubrimiento en la venta de estupefacientes.

La sospecha se generó tras el procedimiento que se llevó adelante el 7 de octubre tras una larga pesquisa y que terminó con una veintena de allanamientos en Mar del Plata, Ayacucho y Rauch.

web_molinero

“En algunas cuestiones no dieron resultado positivo y en base a una información que teníamos, comenzamos a ver qué encontrábamos en relación a la sospecha”, expresó Molinero.

Sobre el mecanismo adelantó que identificaron a una persona que “estaba señalada como responsable de la venta de estupefacientes” en Ayacucho y, “en principio, tenemos establecido que esos funcionarios tenían conocimiento de tal circunstancia y no lo denunciaron”, por eso se cree que existió omisión de denunciar y poner en conocimiento el ilícito a la autoridad policial.

El proceso

Sobre las repercusiones al quedar detenido un efectivo de la dependencia local, Molinero confesó que “uno considera que somos un equipo de trabajo y si hay funcionarios implicados claro que me afecta personalmente”.

Luego hizo especial hincapié en aclarar que el caso se encuentra en el marco de una investigación judicial y que “estas personas están sindicadas, obviamente su situación es compleja porque están detenidos”, pero garantizó el cumplimiento de las garantías del debido proceso.

No obstante precisó que desde el Ministerio Público “consideramos que tenemos elementos suficientes para estar en la situación que estamos”.

En relación a funcionarios policiales “no será ni la primera ni la última vez y ellos están en un momento en que la garantía de principio de inocencia debe prevalecer en el proceso. Se ve trastocado por los elementos que tenemos en relación a los elementos que tenemos y a partir de los cuales el juez ordenó la detención”.

La causa que inició
la investigación

La línea de investigación que se concretó ayer fue el resultado de una causa anterior que tuvo desarrollo durante todo el año y que se cristalizó el sábado 7 de octubre con un total de 26 allanamientos en la zona y que logró el secuestro de una importante cantidad de droga y la detención de diez personas.

El procedimiento estuvo a cargo de la subdelegación de la Policía Federal de Tandil a instancias de lo requerido por la Fiscalía Temática de Estupefacientes de Tandil dependiente del Departamento Judicial de Azul, a cargo del doctor Fabio Molinero.

En Mar del Plata, Ayacucho y Rauch, donde tuvieron lugar los despliegues en busca de elementos de interés para la causa, los resultados fueron positivos ya que se incautaron unos 600 gramos de marihuana, unos 80 envoltorios de cocaína y troqueles de LSD. Además, se secuestraron armas, teléfonos celulares, dinero y vehículos.

Puntualmente la droga se proveía de Mar del Plata hacia Rauch y desde Ayacucho hacia Rauch. Se trata de tres causas unificadas, en las que intervino la fiscalía de Tandil (que realizó cinco allanamientos) y la subdelegación de la Policía Federal (21 allanamientos).

En principio, algunos de los domicilios donde se realizaron los procedimientos tendrían conexión entre sí en cuanto a la comercialización y otros trabajarían en circuitos diferentes.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil