Policiales

Robaron más de 40 mil pesos en indumentaria de un local del paseo de avenida Brasil y Pozos

web_robo 1

En la madrugada de ayer, el paseo comercial ubicado en la avenida Brasil y Pozos volvió a ser blanco de la delincuencia. Con la misma modalidad que hace quince días atrás, los delincuentes forzaron esta vez la puerta de ingreso del local de venta de indumentaria J.M. Cueros y se alzaron con mercadería valuada en más de 40 mil pesos. También intentaron ingresar en otros comercios, aunque no lograron su cometido.

Alarmados por lo sucedido, los comerciantes del lugar planean tomar medidas para reforzar la seguridad en el lugar. Dadas las características de este último episodio, sospechan que los malvivientes podrían ser los mismos que perpetraron el pasado 13 del corriente los atracos a los locales Loreley y Las Rusas ya que, previo a concretar el robo, volvieron a dar vuelta la cámara de seguridad con la que cuenta el paseo comercial y cortaron la luz de la galería para evitar ser detectados.

En diálogo con El Eco de Tandil, el dueño de J.M. Cueros, Manuel Girodo, detalló que la alarma sonó a las 2.34 de la madrugada y rápidamente el personal de la empresa de monitoreo se contactó con él para avisarle que le habían robado.

Al llegar al comercio, acompañado también por la policía que ya se encontraba allí, constató que la puerta de ingreso había sido forzada y los ladrones se habían alzado con varios jeans, camisas y camperas, por un valor de “entre 40 y 50 mil pesos”.

Estimó que los autores del atraco actuaron de manera rápida, por lo que solo se llevaron algunas prendas ubicadas en las inmediaciones al ingreso, mientras que dejaron intactos otros espacios del lugar, sin desordenar los mostradores.

Por último, Girodo aclaró que es la primera vez que le ocurre desde que abrió las puertas al público en noviembre del año pasado. Confirmó que ya había radicado la respectiva denuncia policial y que cuenta con seguro.

web_tapa1

Otros locales

A pesar de haber sido el único afectado, los malvivientes también forzaron las puertas de otros comercios, aunque no lograron su cometido.

Concretamente, intentaron ingresar al drugstore y al local de venta de indumentaria femenina Loreley. Sin embargo, luego de lo sucedido hace tan solo dos semanas atrás, los propietarios decidieron instalar seguridad adicional, por lo que los delincuentes esta vez no pudieron ingresar.

De todos modos, se encuentran preocupados y temen que sus espacios de trabajo vuelvan a ser violentados de la noche a la mañana. Por esa razón, ayer iban a reunirse en horas de la tarde para analizar la situación y ver de qué manera refuerzan la seguridad del lugar.

Los anteriores
robos

Cabe recordar que los anteriores atracos se registraron también en horas de la madrugada cuando un grupo de malvivientes se alzó con un cuantioso botín de dos locales.

Aquella vez, forzaron las puertas y se llevaron una importante cantidad de mercadería, dinero en efectivo y dos computadoras. Actuaron encapuchados y quedaron registrados por la cámara de seguridad del paseo comercial, aunque se encargaron -al igual que ayer- de darla vuelta para que no quedaran pruebas fílmicas de los robos que perpetrarían horas después.

Concretamente, se alzaron con mercadería y una computadora del local de venta de indumentaria femenina Loreley y distintas prendas para niños del comercio lindero, Las Rusas, que confecciona y vende uniformes escolares, como así también ropa para todos los días, cuya dueña valuó la pérdida en alrededor de 40 mil pesos.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil