Policiales

Robaron distintos instrumentos de la Escuela Municipal de Música

photorobo-1

La Escuela Municipal de Música Popular Guillermo “Maguila” Althabe fue blanco de un robo entre el sábado y la madrugada de ayer en su sede de avenida Del Valle 835. Delincuentes forzaron una de las puertas laterales del edificio y, una vez en el interior, se alzaron con distintos instrumentos musicales. El hecho fue denunciado.
Tras lo sucedido, el director de la institución Mario Alba relató los detalles a El Eco de Tandil. Indicó que, afortunadamente, cuentan con un seguro, por lo que esperan recuperar lo que les fue robado para reanudar normalmente las clases en marzo.

En detalle contó que los delincuentes forzaron una puerta lateral del edificio, por la cual se ingresa directamente a una habitación, donde habían dejado guardados los instrumentos mientras se llevaban adelante refacciones de la edificación.

Lamentablemente, es el único espacio que no cuenta con sensores de alarma, dijo el educador, por lo que no se percataron de lo sucedido hasta ayer a la mañana que el personal volvió al lugar.

Calculó que el hecho ocurrió entre la tarde del sábado y la mañana de ayer. Por lo que pudo observar, faltaban “cuatro bajos, tres guitarras eléctricas, un amplificador de guitarra, dos charangos y un par de tambores de la batería”.

Si bien no pudo valuar con precisión el botín, Alba aseguró que es “importante”.

Dijo que es la primera vez que sufren un robo, pero que afortunadamente cuentan con seguro, por lo que ya se había encargado de hacer la denuncia.

“También hice la denuncia policial y la policía actuó muy bien en todo momento. Y recién, como pudo observar, se fueron los efectivos de Policía Científica. Me dieron la denuncia, así que hasta ahora todo bien”, destacó.

Un predio
“muy abierto”

El director de la Escuela Municipal de Música Popular contó que hasta el momento no habían podido dialogar con los vecinos para ver si habían sentido algún ruido o visto algún movimiento extraño.

“Hay mucha gente que viene a la escuela y uno no puede imaginarse quién puede ser. Sí lo que está claro es que este predio está muy abierto y desprotegido. Si bien tenemos alarma, justo en esta sala no hay sensores, así que no sonó”, lamentó.

Seguidamente describió las particularidades de los elementos sustraídos en pos de advertirle a la comunidad por si alguien intenta revenderlos.

“Los instrumentos están todos marcados, indicando que son de la escuela. No sería difícil de reconocerlos”, subrayó. Precisó que sustrajeron “dos bajos Fine, bastante viejos; uno Kramer; y uno Ibanez; dos guitarras eléctricas Squier -una negra y otra blanca-; y una fine vieja; el equipo amplificador es Laney; y los charangos, pero no recuerdo la marca”.

Reanudación de clases

A raíz de lo sucedido, Alba reconoció por último que “va a estar complicado iniciar las clases porque son los instrumentos que usamos. Por ejemplo, ahora no tenemos bajo y solo quedó una guitarra que, para la cantidad de docentes y de alumnos que hay, no nos va a alcanzar, así que estamos muy complicados en ese sentido”.

Detalló que la institución cuenta con “una matrícula anual de 270 alumnos que van ingresando” e insistió en que en marzo está pautado la reanudación de clases. “Veremos qué sucede con todo esto, es decir, si el seguro responde y si se puede reponer algo de lo que se llevaron, y si el Municipio también repone algo de lo que se llevaron y pertenecía a ellos. En realidad no son tantas cosas, pero para nosotros son vitales”, finalizó.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil