Policiales

Policía desbarató un robo que había ocurrido en Arenales al 200

3loc2_1024x683

En medio del brindis por la llegada de un nuevo año, tres delincuentes, dos mayores y un menor, decidieron celebrar con un atraco en un domicilio que, si bien se concretó, no pudieron escapar con lo sustraído porque la policía los sorprendió.

Todo se desencadenó en el domicilio de calle Arenales 210, cerca de la 1 de la mañana del primer día de enero. Los ladrones levantaron la única persiana que no tiene rejas e ingresaron a la propiedad para cometer el ilícito, aprovechando que en el interior de la casa no había nadie.

El Eco de Tandil se dirigió hasta el lugar y habló con la damnificada, Elsa Bertagno, quien contó lo acontecido. Dijo que “esto ocurrió en la madrugada del 1 de enero. Me fui a celebrar año nuevo a la quinta que mi nuera tiene en la zona de La Elena. Antes de salir, cerré todo y dejé a mi mascota en la cocina, que es donde por lo general duerme”.

Sostuvo que “cuando regresamos, sería poco más de la 1 de la madrugada, encuentro la ventana del dormitorio abierta, la única ventana que no tiene rejas”. Contó que “levantaron la persiana, abrieron la ventana e ingresaron a la casa para sacarme dos televisores plasma de 42 pulgadas, una netbook que colocaron dentro de una valija de mi hijo y un alhajero donde guardo collares, anillos y demás cosas que no uso”.

Un aprehendido

Los tres delincuentes, tras recorrer la casa en busca de más elementos de valor y abrir la heladera para encontrar algo de comida, decidieron marcharse del lugar con la enorme torpeza de salir caminando con los plasmas en la mano, algo que indudablemente llamó la atención.

La víctima narró que “los vecinos no lo vieron porque se nota que era el momento exacto en que todas las familias estaban brindando. Salieron de acá caminando, cargando los plasmas, pero esa noche hubo mucho patrullaje de la policía, por lo que un móvil los vio y los agarró con las cosas. Eran dos mayores y un menor, los que ingresaron en mi vivienda, pero los mayores de edad se dieron a la fuga y al que atraparon fue al chico”.

Elsa Bertagno señaló que “efectivos de la comisaría Segunda agarraron al menor y recuperaron las cosas que se habían llevado y que dejaron abandonadas para huir”.

Cabe señalar que el joven aprehendido está bajo la tutela del padre, pero como la policía no lo pudo encontrar se comunicó con su progenitora a quien finalmente, tras la intervención del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes, fue restituido.

El botín

Tanto los dos plasmas como la notebook y el alhajero serán devueltos a la damnificada en las próximas horas. “No sé en qué estado estarán los televisores, pero tengo seguro y mi hijo hizo una fotocopia de la denuncia para presentarla en el seguro por si llegan a estar rotos”, afirmó la mujer.

Recordó que “esta es la segunda vez que me ocurre un robo. Hace más de diez años atrás, cuando hicimos un viaje a Italia, porque mi difunto marido era de allá, nos entraron también”.

Elsa Bertagno, en cuanto a la seguridad con que cuenta en su hogar, expresó que “tengo rejas en toda la casa menos en la ventana de mi dormitorio, y además sistema de alarma. Sucedió que la alarma, como me viene fallando desde hace unos días y se dispara sola, decidí no activarla. Imaginé que habiendo vecinos alrededor de festejo nada iba a suceder, pero lamentablemente me equivoqué”. Añadió que “cuando veníamos en viaje para mi casa, una vecina llamó a mi hijo y le avisó lo que había pasado. Al llegar encontramos a la policía, vecinos, la ventana levantada y las luces prendidas”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil