Policiales

Policía baleó a un delincuente que estaba robando en el interior de una vivienda

web_5loc

En la madrugada de ayer un nuevo ilícito ocurrió en la ciudad, que terminó con un delincuente herido de bala e internado en el Hospital Ramón Santamarina y otro aprehendido por los efectivos policiales.

El hecho se desencadenó en el domicilio de Figueroa 465, a metros de la avenida Del Valle, lo que le permitió al damnificado, al escapar de la vivienda con el robo en proceso, solicitar auxilio a un móvil policial que estaba en plena recorrida por el lugar. Los efectivos ayudaron al vecino y posteriormente colaboraron con la captura del dúo de delincuentes que aún estaba en el interior de la finca.

Todo se desencadenó cuando Gustavo Alejandro Locateli, de 27 años de edad, se encontraba descansando y escuchó un estruendo en la puerta trasera, que da al patio, donde observó que una persona metía la mano por el vidrio roto para proceder a la apertura de la puerta.

Lejos de quedarse inmóvil o intentar enfrentarse con los malvivientes, Locateli no arriesgó su vida y salió de la casa a pedir ayuda. Entonces, en Figueroa y Del Valle le pidió colaboración a un móvil policial, cuyos efectivos pidieron refuerzos, teniendo en cuenta que los ladrones estaban en el interior de la casa.

Herido y
aprehendido

Efectivos policiales ingresaron a la vivienda donde se encontraron con un hombre, que al verse rodeado apuntó con un arma de fuego a los uniformados, quienes repelieron el ataque con un disparo que terminó hiriendo al delincuente en la zona abdominal.

El herido fue identificado como Pablo Cela, de 33 años de edad, a quien se le secuestró el arma utilizada, una pistola de aire comprimido cuyo formato y color resultan idénticas a una pistola calibre 45.

También, en otra de las habitaciones del lugar, se logró aprehender al cómplice, quien resultó ser Jesús Damián Guzmán de 28 años de edad. Ambos malhechores cuentan con antecedentes por robo calificado.

Se pudo recuperar dinero, un juego de llaves pertenecientes a una camioneta que es propiedad de un familiar de la víctima y varios objetos que habían preparado para llevarse y que Locateli reconoció como de su propiedad.

Guzmán quedó alojado en los calabozos de la comisaría Primera, tomando intervención la UFI 3 a cargo del doctor Luis Piotti.

En el Hospital

Una ambulancia del servicio de emergencia del Hospital Ramón Santamarina acudió al lugar para atender al herido y derivarlo al centro de salud pública. Según se informó, Cela presentaba una herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida en la zona abdominal, por lo que fue intervenido quirúrgicamente.

Por lo que este medio pudo averiguar, Cela amenazó a cuanta persona tuvo cerca, incluso a los efectivos policiales que se quedaron en su custodia.

Tras ser operado, el hombre tenía tal grado de excitación y realizaba tanta fuerza, pese a estar con las esposas, que generó que la herida se le abriera y debieran llevarlo nuevamente a la zona de quirófano para suturarlo.

Tras ese episodio, Cela dejó terapia intensiva y está alojado en una de las habitaciones del segundo piso del Hospital con custodia policial.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil