Policiales

Otro joven quedó internado en grave estado en el Hospital, tras un choque en Alberdi y Uriburu

web_4loc1

Otro grave accidente de tránsito ocurrió en la jornada de ayer, en Alberdi y Uriburu, que dejó a un motociclista con severas heridas, quien fue derivado al Hospital Ramón Santamarina y permanece internado en la unidad de terapia intensiva.

Del nuevo siniestro vial, en una semana donde se registraron varios y con distintas motos involucradas, no surgieron demasiadas precisiones. Ocasionales testigos contaron que el motociclista, identificado como Lucas Gómez, de 23 años de edad, fue embestido por un vehículo marca Renault, modelo Partner, que se dio a la fuga. Sin embargo, al cierre de esta edición la policía logró encontrar el utilitario que participó en el grave incidente vial.

En tanto, la víctima circulaba en una moto marca Motomel, modelo S2 de 150cc (patente 301 LMR).

 

El conductor involucrado

El conductor que se fue del lugar del accidente apareció minutos después en el centro de salud pública para saber el estado de salud de la víctima. Se lo notaba muy nervioso, caminando de un lado al otro, reuniéndose con gente de su familia, una mujer y un adolescente que llegaron hasta el Hospital.

Posteriormente, fue interrogado por un efectivo de la Policía Local, y siguió deambulando por el lugar, moviéndose desde el ingreso a la guardia hasta casi la vereda.

Al ser consultado por este medio para conocer cómo se había desarrollado el accidente, se negó a hablar y desmintió que haya chocado. Tras identificar a la prensa, decidió permanecer cerca del área de guardia.

 

Estado de salud

Según lo informado por los profesionales de la salud, Gómez tras la fortísima colisión sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento, traumatismo de tórax y también traumatismo en las extremidades.

Tras ser atendido en el sector de guardia, fue derivado a la unidad de terapia intensiva, donde quedó alojado y monitoreado por los profesionales que trabajan en el lugar, quienes indicaron que su cuadro clínico es grave.

 

Estadísticas

A raíz de este nuevo choque que involucró una moto, una triste estadística se produjo en pocos días en terapia intensiva del Hospital, generada por los distintos accidentes de tránsito que ocurren a diario en la ciudad.

En las siete plazas disponibles en la unidad de cuidados intensivos, anoche se encontraban internados el trabajador que sufrió una potente descarga eléctrica, una persona mayor derivada de la Nueva Clínica Chacabuco y una joven que ha estado varias veces en terapia ya que es paciente renal que dializa.

Los demás internados son jóvenes que sufrieron graves accidentes circulando con sus motos. El repaso indica que luchan por su vida, Joaquín Ceide, quien perdió el control de su rodado Rouser de 200 cc, patente 660 KUR, en la avenida Estrada al 900 y terminó golpeando su cuerpo y cabeza contra una columna de alumbrado público. Desde su internación el estado de salud sigue siendo reservado.

Gastón Cazoux es otro de los jóvenes, en este caso menor de edad, que manejaba una motocicleta marca Honda, modelo Wave de 110 cc, patente 323 JNV, y colisionó contra la cubierta delantera izquierda de un tractor marca New Holland, en colectora Juan Carlos Pugliese y Jurado. Su estado es delicado, y debió ser intervenido quirúrgicamente nuevamente el pasado jueves. Permanece totalmente dormido y controlado por el cuerpo médico y de enfermeros.

A los dos mencionados se le suma el accidente ocurrido ayer. Es decir que el 50 por ciento de las camas disponibles en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Ramón Santamarina está ocupado por personas que participaron en choques cuando transitaban la ciudad guiando sus motos de diferentes cilindradas.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil