Policiales

Móvil policial sufrió roturas al ser apedreado en el barrio Las Tunitas

tunitas

Desde hace un tiempo a esta parte en el barrio Las Tunitas un grupo de inadaptados ha tomado como modalidad apedrear a la policía para intentar poner en resguardo a algún sospechoso que viene escapando de la fuerza policial.

Desde aquella noche de verano de 2014, cuando la locura se apoderó de muchos, quienes tuvieron como excusa la instalación del Destacamento para armar una batalla campal e intentar prender fuego el lugar que había sido alquilado por el Municipio, los hechos se fueron replicando.

En la jornada del domingo se produjo un arrebato de una cartera a una mujer que iba caminando por calle Belgrano entre San Lorenzo y Alberdi. Ese sorpresivo ataque hizo caer a la víctima, la que debió ser trasladada en una ambulancia al Hospital Ramón Santamarina por precaución.

Dentro de la horrible situación que le tocó ser protagonista, la mujer indicó a la policía que los malvivientes se desplazaban en una moto color azul y que uno de los individuos iba encapuchado.

Persecución

Tras el alerta policial, efectivos de la comisaría Primera y Policía Local localizaron a un individuo conduciendo una moto 110 cc, y al intentar identificarlo comenzó una fuga que culminó en el barrio Las Tunitas, más precisamente en el domicilio de calle Fortineros 258 donde dejó el rodado e intentó seguir escapando de a pie.
La policía pudo finalmente aprehenderlo e identificarlo como Santos Gutiérrez (21) con domicilio en calle Los Granaderos 449.

Cuando un móvil policial acudió en apoyo al lugar y se encontraba en la calle Fortineros, entre Juldain y Del Libertador, apareció en escena una lluvia de piedras que produjeron la rotura total de la luneta trasera y que el vehículo se fuera del sitio en donde estaba.

La policía investiga si el aprehendido tiene relación con el hecho de arrebato que horas antes se había registrado en la calle Belgrano. Interviene el agente fiscal doctor Morey del Departamento Judicial de Tandil.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil