Policiales

La Justicia condenó a un motochorro al que le endilgaron varios robos

poder judicial1

En un reciente juicio abreviado, el TOC 1 resolvió condenar a Braian Nicolás Prezioso a la pena de cuatro años y seis meses de prisión, como autor penalmente responsable de delitos varios.

A más precisiones, se le endilgó los hechos caratulados como “Robo agravado por el uso de arma de fuego sin haberse acreditado aptitud para el disparo”, “Robo -cuatro hechos-“, y “Encubrimiento culposo -dos hechos”.

Al decir del fallo del juez Gustavo Agustín Echevarría, se dio por probado que el 12 de marzo de 2016, siendo aproximadamente las 2.30, dos personas, entre ellos el acusado Prezioso, de común acuerdo y previa planificación y división de tareas, circulaban en moto por calle Guido al 100 cuando a pocos metros del inmueble de Guido 115, el conductor de la motocicleta frenó la marcha y se quedó sentado, mientras que el Prezioso se bajó y se acercó a Lidia Beatriz Méndez que estaba parada en ese lugar, a quien le apuntó con un arma de fuego de puño y la intimidó manifestándole “…dame todo lo que tenés, si no me das lo que tenés te pego un tiro, te movés y te mato…”.

Allí, y ante la intimidación de la víctima, la mujer se quedó paralizada, aprovechando el ladrón para quitarle de un bolsillo un teléfono celular y 300 pesos, para luego fugarse junto a su cómplice en la moto.

Otros hechos

En otro de los sucesos endilgados al señalado, se detalló que el 17 de abril, aproximadamente las 21.15, otra vez Prezioso y un cómplice transitaban en una moto por la esquina de Mariano Moreno y Belgrano, donde asaltaron a Laura Gisela Fiadone, que caminaba por esa zona de la ciudad. tras un forcejeo, le sustrajo un celular y rápidamente se dieron a la fuga.

Al día siguiente, alrededor de las 10.40, nuevamente Prezioso y otro amigo que conducía la moto, asaltaron en Perón casi Antonena a María Belén Urrutia, quien también sufrió el robo de su celular

Al día siguiente, aproximadamente a las 13, Prezioso y otro cómplice cometería otro robo a bordo de una motocicleta. Ahora en la avenida Bolívar y calle Fugl, donde interceptaron a Bruno Rafael Chiappetta, que caminaba por el lugar, a quien le exigió que le entregara el teléfono celular.

Ante la negativa de la víctima, el acusado se subió la campera que llevaba colocada en su torso y dejó a la vista “un cabo” de un elemento que llevaba en la zona de la cintura, mientras le manifestó a la víctima “…entonces te lo voy a sacar a puñaladas…”. Ante ello, el peatón le entregó el celular.

Más sucesos

En el juicio abreviado también se acordó la sanción penal por otro hecho delictivo del cual resultó responsable Prezioso. A más datos acreditó que aproximadamente entre las 20 y las 20.30 del 15 de junio de 2015, uno o más sujetos no individualizados se apoderaron de una motocicleta marca Honda modelo NF 100 Wave, dominio 334-JNV, propiedad de Oscar Alberto Bucci, que se hallaba estacionada en la vereda frente al domicilio de Saavedra 1474.

Desde ese mismo día al 21 de junio de 2015, Prezioso y Gabriel Ciano -fallecido- recibieron la motocicleta pudiendo sospechar de acuerdo a las circunstancias que provenía de un ilícito e igualmente se la quedaron.

Unos días más tarde -el 24 de diciembre-, Prezioso y otro compañero, alrededor de las 13 a la altura de la calle Paz 340, circulaban en una motocicleta y arrebataron por la fuerza desde la espalda una cartera que portaba Lydia Emilce Aballai, mientras ésta se hallaba subiendo unos escalones de su residencia, la que contenía en su interior diversos objetos personales, como así también de valor entre ellos billetera y la suma de 10 mil pesos. Al cometer el robo, se produjo la caída de la víctima y con ello la fractura de una de sus piernas

Encubrimiento

En otro párrafo el Tribunal también describió otro de los sucesos delictivos enrostrados al condenado.

Al decir del veredicto, momentos posteriores a las 22.15 del 12 de abril del 2015, uno o más sujetos no individualizados se apoderaron ilegítimamente y sin violencia de una motocicleta marca Gilera, Tipo Smash 110 CC, color gris y negro, con dominio colocado 998-HVV, propiedad de Cristian Bernardo Destefano, que se hallaba estacionada en la vereda frente a su vivienda de calle Arana 1179.

Momentos posteriores a la sustracción aludida, Prezioso recibió el cuadro que poseía colocado la motocicleta sustraída.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil