Policiales

La Cámara de Apelaciones rechazó el recurso y el abogado acusado de abuso sexual va rumbo al juicio

web_CASTAÑO

En las últimas horas se confirmó que la Cámara de Apelaciones de Azul avaló la resolución del Juzgado de Garantías en torno a la causa contra el abogado Claudio Castaño, acusado de abusar sexualmente de un joven. Ahora el expediente queda en manos del Tribunal Oral Criminal para que fije fecha de juicio.

Como oportunamente se informó, el abogado Castaño está acusado de “Abuso sexual con acceso carnal”. Para el Ministerio Público el 11 de julio de 2016, momentos antes de las 22, el letrado abusó de un joven. Para ello, previo citarlo en su domicilio sito en calle Alem al 500, el imputado le manifestó “vení vamos a hacer algo entre nosotros, vamos a la pieza a estar más cómodos, vamos a ver una película a la cama” y ante la inequívoca oposición de la víctima, el acusado lo tomó de sus brazos conduciéndolo al dormitorio donde, tras el uso de la fuerza, lo violó.

El suceso y la consiguiente acusación fue apelada por la defensa del abogado, quien en las últimas horas recibió el revés de parte de los jueces de la Cámara de Apelaciones de Azul, por lo que ahora sólo queda margen para la instancia del debate en el Tribunal Criminal, donde se resolverá el futuro procesal del controvertido abogado.
Cabe consignar que, hasta aquí, el acusado buscó poner en crisis la denuncia y la credibilidad del denunciante, empero, los profesionales intervinientes consideraron a priori como verosímil el relato de la víctima.

En uno de los párrafos del informe psicológico se indicó que el entrevistado “se encontraba orientado, con criterio de realidad, discurso de contenido y curso normal, no presentaba signo ni sintomatología psicótica aguda”. Agregó que no lo percibió con influenciabilidad, que no advirtió en el relato alguna cuestión que no le fuera propia del joven…” (sic), como así tampoco percibió alguna intencionalidad de perjudicar a Castaño.

A iguales conclusiones arribaron las peritos de la Asesoría Pericial de Azul.

Cabe consignar que además de los informes de los profesionales intervinientes, también el magistrado tuvo en cuenta a la hora de contar con una prueba indirecta contra el imputado, el indicio de mendacidad y mala justificación que quedó en evidencia en la declaración de Castaño, cuando pretendió explicar que los hechos ocurrieron tal como los expresa el testigo que él aportó a la investigación, quien manifestó haber presenciado el hecho, cuando el resto del caudal probatorio contradice tal posibilidad, por caso, las imágenes de las cámaras de seguridad que sólo ven a las presuntas víctimas y victimarios en soledad, sin otras compañías.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil