Policiales

Juárez: balas de goma y gases lacrimógenos luego de reclamo de vecinos de justicia

juarez

La calma de la vecina localidad de Benito Juárez se vio interrumpida en la tarde noche de ayer tras un reclamo de justicia que terminó en serios desmanes. Luego de que se conociera la noticia del fallecimiento de uno de los dos jóvenes que fueron hallados en la madrugada del lunes en estado de inconsciencia sobre la Ruta 86 a 20 kilómetros de Benito Juárez en dirección Juárez – Bunge, una convocatoria a través de las redes sociales para convocarse frente a la Comisaría y exigir respuestas a los responsables de la seguridad de los vecinos terminó con balas de goma y gases lacrimógenos.

Según publica El Fénix: “Al supuesto responsable intelectual de un supuesto ajuste de cuentas le quemaron un galpón, la casa y una camioneta que estaba afuera estacionada. Cuando todo parecía acabar en paz, se desató una lluvia de piedras sobre la sede policial y gendarmería reprimió la agresión con balas de goma y gases lacrimógenos”.

“Al grito de Justicia, Justicia y palmas el clima se fue calentando. En determinado momento el Intendente Municipal salió a calmar y dar explicaciones a los familiares, lo propio hizo el Dr. Zabalza pero sus explicaciones no lograron su fruto, la gente quería a un supuesto detenido que estaba en los calabozos y que sería el homicida, ya que a esta altura la idea de un accidente había sido desechada por los demandantes que, a través de las redes sociales, daban nombre y apellido del supuesto “instigador “ intelectual y de dos personas más que serían los autores del crimen. Incluso comentaban que se había pagado $ 20 mil por la sucia faena. De nada valió que las autoridades policiales dieran su punto de vista, la gente empujó hasta que familiares pudieron ingresar, lo hicieron –gracias a la policía- y comprobaron que en los calabozos no había absolutamente nadie. Mientras tanto un grupo de infantería permanecía dentro sin intervenir”, relata el medio de esa localidad.

Luego de ese momento de tensión, el clima siguió elevándose y los vecinos quemaron la casa particular y un vehículo que estaba fuera de la misma, del supuesto autor intelectual del suceso.

“Cuando todo hacía presumir que reinaría la calma, la gente comenzó a alejarse de la sede policial, pero un grupo que se encontraba en las cercanías de la Comisaría comenzó a arrojar piedras, primero al techo y luego directamente a los vidrios. Una verdadera lluvia de piedras de todo tamaño no dejó un vidrio sano. Ante la agresión, el personal de infantería que se encontraba dentro de la sede policial comenzó a repeler el ataque con gases lacrimógenos y disparos de escopeta, pero los manifestantes lejos de amedrentarse redoblaron la pedrea”, informaban.

Se conocieron detalles sobre las hipótesis que se estarían considerando para dar una explicación a lo sucedido, así como también el estado de salud de la víctima que sobrevivió.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil