Policiales

Joven denunció haber sido golpeado por personal de seguridad de un boliche

web_PALIZA

Una grave denuncia se dio a conocer a través de la red social Facebook, por parte de un joven de 20 años identificado como Octavio Ríos, quien salió junto a sus amigos a pasar un momento de diversión en Glow Bar y Disco y terminó con severas lesiones producto de los golpes recibidos por el personal de seguridad del lugar, según denunció.

El video que se está difundiendo muestra el momento en que Ríos está siendo prácticamente ahorcado por uno de los corpulentos empleados de seguridad y posteriormente se lo ve al joven tirado, ante la pasividad de dos efectivos policiales que nunca intervinieron en la gresca.

El Eco de Tandil entabló diálogo con Ríos, quien relató que “salí el viernes 22 de septiembre con mis amigos y decidimos ir a bailar a Glow, el boliche que se encuentra en avenida España 745. En un momento de la noche estábamos bailando y veo que se arma una pelea y sacan a uno de mis amigos. Cuando me acerco me sacan a mi también de mala manera”.

A partir de ese instante ya nada volvió a ser lo mismo, pese a que Ríos jura que no intervino en pelea alguna.
Continuó narrando que “desde adentro hasta la puerta fui recibiendo golpes y me iban ahorcando con el brazo en palanca sobre mi cuello. Lo mismo le iban haciendo a mi amigo”.

Lejos de calmarse la situación, empeoró aún más al arribar a la puerta del local nocturno. Contó que “ahí se armó el lío más grande y te voy a ser totalmente sincero, me agarré con los patovicas por todo lo que me venían haciendo, no quedaba otra que reaccionar. Ahí fue que me pegaron, me volvieron ahorcar y es lo que se puede observar en el video”.

Sin atención

La grave agresión por parte de la seguridad del lugar dejó a un joven tendido y desvanecido en la puerta de ingreso al local. La situación ni siquiera movilizó a los dos policías de la bonaerense, que aparecen en la filmación, quedando expuestos a que se encontraban en el lugar pero que no se esforzaron por frenar el accionar violento de los patovicas.

Aseveró que “quedé tendido desvanecido en el piso. No sé cuánto tiempo pasó, pero nadie llamó a la ambulancia e incluso había policías que no hicieron nada, incluso cuando me estaban pegando”.

Recordó que “me ayudó a levantarme un chico que estaba ahí y nos fuimos del lugar con mi amigo. Me dirigí a mi casa y ahí mi mamá me llevó primero a la comisaría Primera a radicar la denuncia y de ahí me mandaron al Hospital Ramón Santamarina para que me revisen y así constatar las lesiones sufridas”.

Heridas

Luego de ser asistido por el personal profesional del centro de salud pública, se determinó que Octavio Ríos producto de los golpes recibido sufrió fractura de maxilar inferior, fisura de costilla y politraumatismos varios.

Indicó que “estoy con una dieta blanda a base de sopa y licuados, pero la verdad es que no sé cuando me irán a operar. Mi familia no tiene plata para afrontar los costos de una intervención quirúrgica que cuesta mucho. Tengo que esperar y operarme en el Hospital una vez que llegue la placa que me tienen que colocar”.

A una semana de la agresión sufrida aseguró que “aún me queda un poco el ojo negro, algunas partes del cuerpo con raspaduras y la mandíbula inflamada”.

Agregó que “cuando terminé de hacer la denuncia me dijeron que la iban a mandar a fiscalía, pero se nota que con toda esta movida de las redes sociales, recién de esta manera se enteraron los responsables de Glow de lo que había pasado. De todas formas hasta el momento no se comunicaron conmigo”.

“Van a matar
a alguien”

Si bien dio el nombre y apellido de dos personas que trabajan en la seguridad del local bailable, que la justicia se encargará de investigar, aseguró que “realmente me siento incómodo con todo esto que se generó a partir de Facebook, pero es la única manera que se conozca lo que pasa. Si me ponen a todos los patovicas enfrente te lo reconozco enseguida quienes fueron los que me pegaron”.

Manifestó que “a esta gente no les importa absolutamente nada. Así como te digo que afuera me agarré con estos patovicas, si hubiera hecho algo adentro del boliche lo diría. Pero no hice nada y terminé muy golpeado”.

Por último expresó que “hoy me tocó a mí, mañana puede ser otro, ojalá que no, pero si el boliche sigue con esta clase de gente que no piensa y lo único que tienen es una violencia extrema para sacar a la calle a un pibe, un día de estos van a terminar matando a alguien”.

 

Imágenes de lo sucedido

En las imágenes difundidas por redes sociales, se pueden observar dos momentos de lo sucedido aquella noche. Por un lado, un testigo grabó con su celular el momento en el que el joven es llevado fuera del boliche tomado por el cuello y se desploma en el suelo cuando lo sueltan. En el segundo y tercer video se puede observar cómo el muchacho regresa más tarde al lugar y exige que lo dejen entrar nuevamente al lugar, arrojando golpes de puño y patadas al personal de seguridad que se encontraban en el ingreso. Por un lado se pueden ver las imágenes obtenidas de una cámara de seguridad y, por el otro, la misma situación pero desde la perspectiva de un testigo.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil