Policiales

Identificaron al conductor del utilitario tras la colisión en Alberdi y Uriburu

web_3loc2

Se pudo conocer en la jornada de ayer que la persona que conducía un utilitario y estuvo involucrada en el accidente que se registró en Alberdi y Uriburu es Santiago Guillenea, de 57 años de edad, quien manejaba un vehículo marca Peugeot, modelo Partner Patagónica, patente EAT 480.

El conductor colisionó con una moto marca Motomel, modelo S2 de 150cc, patente 301 LMR, en la que viajaba Lucas Gómez, de 23 años de edad, quien continúa en terapia intensiva.

Desde la policía fue escueta la información brindada, y se hizo especial hincapié en aclarar que la persona no se había dado a la fuga, sino que se dirigió hasta el Hospital acompañando a la víctima.

Lo que resultó extraño fue que se marchó con el vehículo con el que colisionó, cometiendo una grave falta ya que no detuvo el rodado para que Policía Científica realizara el correspondiente peritaje.

Como se informó en la edición de la víspera, Guillenea se mostraba muy nervioso en la zona de la guardia del centro de salud pública por lo sucedido y negando haber estado involucrado en algún accidente.

Finalmente, efectivos de la comisaría Segunda, pese a la reticencia puesta por Guillenea, obtuvieron datos en el domicilio de Curuchet 1002 y pudieron dar con el utilitario de color verde que presentaba abolladuras en el lateral derecho y rotura de parabrisas.

Con estos informes básicos, la investigación determinó que el rodado de mayor porte venía transitando por Uriburu y chocó a la moto que avanzaba por Alberdi y además, tenía prioridad de paso. El vehículo quedó secuestrado en la mencionada dependencia policial, lugar donde debió concurrir a prestar declaración su conductor.

Estable

Según lo averiguado por este medio, Lucas Gómez se encuentra con un cuadro clínico estable, sin respirador artificial. Cabe señalar que la víctima sufrió fractura de maxilar inferior y neumotórax, y quedó alojada en la unidad de terapia intensiva del Hospital Santamarina.

Aclaración

Darío Pretti, director general de administración del Sistema Integrado de Salud Pública, al ser consultado sobre si el accidente se había producido con uno de los vehículos pertenecientes a la flota municipal, aseveró que “la colisión que tuvo como protagonista a Guillenea se produjo con un vehículo de su propiedad”. Aclaró que “es empleado municipal, en caso de reemplazo tiene la posibilidad de ser estafeta, pero ni siquiera lo es. Está ahora como personal administrativo y vale mencionar que no estaba en horario de trabajo, sino que transitaba con su propio vehículo”.

Ante los rumores en torno a la desaparición del utilitario del lugar del siniestro debido a que no tendría la documentación exigida para circular, el funcionario aseveró que “esa información la desconozco, estuvimos el viernes en una reunión en Mar Chiquita y recién me enteré del accidente cuando regresé. No tengo idea de cómo está la documentación de ese vehículo”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil