Policiales

Rescataron y trasladaron al Hospital al conductor de un auto tras un violento choque

Un espectacular choque ocurrido ayer por la tarde en la avenida Rivadavia y Belgrano acaparó todas las miradas y multiplicó los reclamos de los vecinos por la instalación de un semáforo que ordene el tránsito en la zona. En esta oportunidad, el hecho estuvo protagonizado por dos automóviles que impactaron en la transitada esquina, y como saldo el conductor de uno de los rodados debió ser rescatado del interior del habitáculo y trasladado al Hospital con heridas que, en principio, no revisten de gravedad.

El accidente de tránsito ocurrió minutos antes de las 17, cuando por causas que intentarán establecerse, una Volkswagen Suran, guiada por Andrea Isern, impactó contra un Renault Logan conducido por Emiliano Touceda que se desplazaba por la avenida en dirección a España, mientras intentaba cruzar desde Belgrano hacia Godoy Cruz.

En su descontrolada marcha, el auto avanzó hacia el carril contrario hasta que impactó el lateral izquierdo contra una camioneta Ford F100 (patente GDL 614) que se encontraba estacionada.

El fortísimo golpe provocó un desplazamiento de la pick up, que incluso fue advertido por su dueño desde el interior del supermercado ubicado en frente.

Bomberos intervino en el rescate del conductor del vehículo. Durante varios minutos, y en conjunto con personal del servicio de emergencias médicas, los servidores públicos trabajaron sobre la carrocería hasta que lograron acceder al habitáculo y liberar a Touceda.

El joven ingresó al Hospital donde fue atendido por los profesionales médicos. Fuentes del centro asistencial público informaron que el paciente sufrió fractura de apófisis transversas de tres vértebras lumbares y que quedará internado en guardia.

En tanto, todo el despliegue fue observado por una importante cantidad de curiosos, entre vecinos y eventuales transeúntes, que se ubicaron alrededor de la escena e intercambiaron comentarios sobre lo sucedido.

La escena

Lo cierto es que el hecho provocó un importante despliegue de los servicios de emergencia, ya que intervino una unidad del Cuartel Central de Bomberos, una ambulancia de SAME, móviles y efectivos de la Policía Bonaerense y de la Local y personal de la Dirección de Control Urbano Vehicular.

Frente a las particularidades de lo sucedido, se interrumpió el tránsito a la altura de Almirante Brown y Godoy Cruz para facilitar el trabajo en el lugar y resguardar la escena hasta tanto se determinara la gravedad de las lesiones del conductor del Renault Logan.

A su vez, tras el episodio, la conductora giró hacia la derecha y estacionó la Surán sobre esa mano. El Logan, en tanto, terminó su marcha en el carril contrario al de circulación.

“Tienen que poner un semáforo en esta esquina, todos los días ocurre un choque”, reclamó un vecino de la zona y rápidamente el comentario sumó otros en coincidencia y con ejemplos sobre lo que allí ocurre en materia de tránsito.

En esa misma línea, una comerciante que lleva años en la cuadra de Rivadavia al 400 resaltó que el dispositivo instalado en la intersección de Almirante Brown debió ser para Godoy Cruz dada la peligrosidad de ese cruce y aseguró que la circulación en la avenida se tornó “terrible”.

En el lugar del hecho también estuvo el conductor de la F100, que contó a este Diario que estacionó la camioneta porque debía hacer unas compras en el supermercado ubicado en la cuadra. Mientras se encontraba en el interior del local comercial sintió la explosión y desde allí “vi moverse la camioneta para atrás. Salí y vi lo que había sucedido”, dijo.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil