Policiales

El temporal provocó el vuelco de un micro de una empresa local que viajaba a La Plata

web_3loc

Un grave accidente rutero ocurrió durante la madrugada de ayer, que habría sido originado por el temporal de viento y lluvia que se desató en la zona. El episodio involucró a un micro de la empresa Río Paraná, que volcó en plena Ruta Provincial 29, con un total de quince de personas en su interior, 13 pasajeros y 2 choferes.

Entre las personas que estaban viajando y que se dirigían con destino final a la ciudad de La Plata, se encontraba Luciano Majolo, quien desempeña funciones como consejero provincial de Teatro del Municipio de Tandil y quien detalló la espantosa situación atravesada. “La sacamos barata”, resumió.

El Eco de Tandil entabló diálogo con Luciano Majolo, quien se encontraba internado en el Hospital Municipal “De la Fuente” de General Belgrano. Contó que “el accidente fue a las 5 de la madrugada y se dio tras la caída de un rayo, en donde se puso todo el cielo blanco. Venía sentado en la butaca donde está la cafetera, en la parte superior de la unidad 72 de la empresa Río Paraná”.

La mencionada empresa de transporte interurbano, al tener pocos pasajeros en los horarios previstos de salida de micros -1.40, 1.50 y 2 de la madrugada-, decidió juntarlos en un solo viaje rumbo a la ciudad de las diagonales.

El herido explicó que “junto con el rayo sobrevino una ráfaga de viento que directamente nos sacó de una curva muy pronunciada que hay en el lugar, pasando Canal 9, y en donde las banquinas están todas inundadas”. Metafóricamente, indicó que “el viento nos sacó como si el micro fuera una hoja de papel”, para luego añadir que “caímos a un barranco que tenía entre 7 y 8 metros”.

Auxilio y
rescate

En medio del temporal que se desató a esa hora de la madrugada, el micro que había sido quitado por la acción del viento de la cinta asfáltica, quedó volcado sobre su costado derecho y sin ser observado desde la ruta por los ocasionales viajantes debido a la oscuridad de la noche.

Majolo detalló que “agarré la campera y la mochila que llevaba y luego de salir por la ventanilla de adelante, tuve que trepar varios metros entre los pastos, para llegar de nuevo a la ruta, porque al ser de noche, el micro no se veía. Fui el primero en llegar para pedir auxilio”.

Recordó que “me asusté mucho y creía que se habían matado varias personas porque nadie gritaba, en medio de una noche totalmente cerrada y muchísimo frío. Cuando estaba en la ruta, los autos no paraban porque al no divisarse el micro muchas personas tienen miedo de ser asaltadas. Por suerte, comenzaron a llegar camionetas de campos linderos y estuvimos desde las 5 hasta las 6.30, cuando arribaron las ambulancias”.

Agregó que “los primeros en llegar fueron de la policía, pero ellos no pueden trasladar gente herida. Luego arribaron los bomberos de Pila y posteriormente una ambulancia que tuvo que esquivar algunos árboles que el temporal había arrancado. En el momento que llegó el resto de las ambulancias todo era un caos, porque se levantó un viento muy fuerte y caía un diluvio de agua”.

En cuanto al rescate, dijo que “los bomberos sacaron a una señora con la camilla de madera y nos llevaron a los dos porque éramos como los que estábamos más golpeados. No sentía la mitad del cuerpo, porque hacía una hora y media que estaba a la intemperie bajo condiciones climáticas desapacibles”.

Luciano Majolo, uno de los pasajeros accidentados, le contó a El Eco de Tandil los detalles del accidente.

Luciano Majolo, uno de los pasajeros accidentados, le contó a El Eco de Tandil los detalles del accidente.

Relató que “fue increíble el temporal que se desató, la media hora que hicimos en la ambulancia del SAME de General Belgrano, entre la lluvia y el fuerte viento, la ambulancia parecía que también la iba a sacar de la ruta”.

El resto

Sobre el resto de los pasajeros, sostuvo que “primero, en el interior del micro estuvieron ayudándose entre ellos y a los dos choferes, que estaban sangrando mucho. Luego fueron sacando gente, había entre los que viajábamos un policía que se dirigía a la Escuela Vucetich, entre él y los dos choferes auxiliaron al resto”.

En cuanto a la atención de las personas golpeadas, como el hospital de General Belgrano no contaba con camas suficientes, cuatro pasajeros fueron trasladados al hospital de Pila, donde quedaron en observación sin heridas de gravedad.

“Estoy todo
golpeado”

Aún conmovido por lo acontecido y agradeciendo el trato recibido tanto en el hospital de General Belgrano, como por todas las personas que se preocuparon por su salud, expresó que “estoy todo golpeado y parecía que tenía fractura de clavícula, pero me dijeron que tengo fisura en la clavícula y en algunas de las costillas. Acá no está funcionando el equipo de rayos, las placas que me hicieron fue con el sistema que se utilizaba antiguamente. También me hicieron ecografías”.

En cuanto a los heridos, dijo que “está una mujer internada que no sé de qué ciudad es, una nena, y también una mujer de Ayacucho ya fue dada de alta. Para el hospital de Pila fue derivado el chofer que se encontraba más golpeado”.

Expresó que “mañana (por hoy) los facultativos definirán si me dan el alta para irme a Tandil, donde me realizaré más estudios. Ya estuvo mi papá y regresó para la ciudad y vino gente desde La Plata a interiorizarse sobre mi estado de salud y acompañarme”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil