Policiales

Detuvieron en la vía pública a dos jóvenes con pedido de detención

policia

El martes 11, personal de la comisaría Cuarta detuvo a Diego Matías Alejandro Escalante, de 29 años, quien se encontraba en Montevideo 410 y sobre quien pesaba una orden de detención a pedido del tribunal en lo Criminal número uno de Tandil. El hombre está acusado por un robo agravado por el uso de armas.

Seguidamente, Escalante fue trasladado a las dependencias de la seccional y permaneció alojado.

Ese mismo día, también fue detenido Mario Eduardo Díaz, de 23 años, en la intersección de Yrigoyen y Rodríguez, sobre quien pesaba un pedido de detención por un robo doblemente agravado por efracción y escalamiento en grado de tentativa. En consecuencia, deberá cumplir una pena única de nueve meses en prisión de cumplimiento efectivo.

 

Lesiones graves

El martes 11 una camioneta Renault Duster, dominio KOR 503, conducida por Rodolfo Gabriel Sordelli, de 73 años, circulaba por calle Sáenz Peña cuando colisionó contra una motocicleta Motomel 125, dominio 845 EKV, que iba por calle Ameghino. En este último viajaban Emiliano Hidalgo, de 29 años, acompañado por Marta Alicia Fontao, de 60 años, quien resultó lesionada y debió ser trasladada al hospital local.

Luego de ser examinada, se detectó la fractura de fémur de la pierna izquierda, lesiones tipificadas legalmente ocmo graves.

Además, se estableció que el confuctor de la moto carecía de carnet de conducir y segurp contra tercero, por lo que le fueron labradas actas de infracción a la Ley de Tránsito. Finalmente los vehículos fueron recogidos con fines parciales.

 

Suicidio

Un llamado al 101 solicitó la presencia de personal policial en calle Churrinche 950 a causa de una persona herida con arma de fuego. Al arribo, efectivos de la comisaría Segunda constataron que Marcelo Lorenco, de 54 años, se había quitado la vida en un galpón externo de su vivienda, donde fue hallado sin vida, utilizando una carabina calibre 22.

A través de sus familiares, se pudo establecer que Lorenzo padecía de depresión y se encontraba bajo tratamiento desde hacía algunos años. Luego de las pericias llevadas a cabo por personal de la policía Científica y la autopsia concretada por personal médico forences, se determinó que la muerte fue causada por la herida producida por el proyectil del arma, que afectó el cerebro.

Luego de finalizadas las diligencias judiciales, los restos fueron entregados a sus familiares.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil