Policiales

Detuvieron a tres policías sospechados de colaborar con una banda que vendía drogas

web_tapa

Personal de la Subdelegación local de la Policía Federal, con el apoyo de otras reparticiones de la zona, efectuó ayer cinco allanamientos en el marco de la Ley 23.737, que terminaron con la detención de tres efectivos de la Bonaerense sospechados de asociación ilícita.

El operativo se realizó en viviendas de Rauch y Ayacucho, mientras en Tandil estuvo enfocado en la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, dependiente de Azul.

La investigación se inició como una derivación de una causa por infracción a la Ley 23.737 (tráfico y comercialización de estupefacientes) en el marco de la cual se llevó a cabo una veintena de allanamientos en Mar del Plata, Ayacucho y Rauch a comienzos de octubre.

En esa oportunidad surgió la sospecha en torno a una presunta colaboración por parte de la policía con algunos de los involucrados en la causa. En virtud de ello se avanzó con una pesquisa que puso en la mira el desempeño de funcionarios policiales a partir de una aparente asociación ilícita.

Con los elementos reunidos, entre los que figuran testimonios, filmaciones e intervenciones telefónicas, la fiscalía solicitó al Juzgado de Garantías 3, a cargo de Juan José Suárez, del Departamento Judicial de Azul, las órdenes de allanamientos correspondientes.

En concreto, el despliegue se desarrolló durante la mañana y buena parte de la tarde de ayer y de manera simultánea en una vivienda en Rauch, en tres domicilios de Ayacucho y en la dependencia de narcotráfico con sede en Tandil.

 

Los resultados

Como resultado se logró el secuestro de computadoras, celulares y demás elementos que resultan de interés para la causa y además se procedió a la detención de tres efectivos de la Policía Bonaerense, uno de los cuales cumplía funciones en la repartición ubicada en avenida Santamarina al 600.

Sobre los detenidos, dos de los cuales realizaban tareas en Ayacucho -dependiente de Dolores- y uno en Tandil en la lucha contra el narcotráfico, trascendieron sus apellidos, Guzmán, Jerasi y Palas, que permanecen incomunicados y hoy serán llevados ante el ayudante fiscal Fabio Molinero para ser indagados sobre los hechos por los que se los acusa.

A los efectivos policiales se les imputa un conjunto de delitos tipificados como “Incumplimiento de los deberes de funcionario público, concusión, incumplimiento de la obligación de promover la represión de delitos, omisión de denuncia doblemente agravada por ser el hecho precedente un delito especialmente grave y por la calidad de funcionario público de su autor y asociación ilícita en concurso real”.

 

 

La causa que inició la investigación

La línea de investigación que se concretó ayer fue el resultado de una causa anterior que tuvo desarrollo durante todo el año y que se cristalizó el sábado 7 de octubre con un total de 26 allanamientos en la zona y que logró el secuestro de una importante cantidad de droga y la detención de diez personas.

El procedimiento estuvo a cargo de la subdelegación de la Policía Federal de Tandil a instancias de lo requerido por la Fiscalía Temática de Estupefacientes de Tandil dependiente del Departamento Judicial de Azul, a cargo del doctor Fabio Molinero.

En Mar del Plata, Ayacucho y Rauch, donde tuvieron lugar los despliegues en busca de elementos de interés para la causa, los resultados fueron positivos ya que se incautaron unos 600 gramos de marihuana, unos 80 envoltorios de cocaína y troqueles de LSD. Además, se secuestraron armas, teléfonos celulares, dinero y vehículos.

Puntualmente, la droga se proveía de Mar del Plata hacia Rauch y desde Ayacucho hacia Rauch. Se trata de tres causas unificadas, en las que intervino la fiscalía de Tandil (que realizó cinco allanamientos) y la subdelegación de la Policía Federal (21 allanamientos).

En principio, algunos de los domicilios donde se realizaron los procedimientos tendrían conexión entre sí en cuanto a la comercialización y otros trabajarían en  circuitos diferentes.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil