Policiales

Delincuentes se robaron cerca de 100 mil pesos en herramientas y un pitbull

web_robo (2)

Este lunes a la madrugada, delincuentes desvalijaron un galpón ubicado en la intersección de las calles Mendoza y Vicente López. Tras forzar el ventiluz del baño, rompieron el candado del portón y se alzaron con todas las herramientas de trabajo de los propietarios. Incluso, se llevaron un pitbull que se encontraba en el lugar. El damnificado, Alejandro Milibuk, valuó la pérdida en alrededor de 100 mil pesos.

En diálogo con El Eco de Tandil, precisó que el hecho ocurrió en la madrugada del lunes y él se percató de lo sucedido recién en horas de la mañana cuando llegó al galpón para iniciar la jornada de trabajo.

“Cuando llegamos, nos encontramos con el portón abierto. Entraron por el ventiluz del baño para obtener ciertas herramientas para poder arrancar el candado y entrar por el portón”, relató.

Calculó que “habrán sido tres personas porque para levantar a una persona y que entre por el ventiluz, tienen que haber sido dos abajo y una arriba”.

El damnificado contó luego que allí está terminando de construir una fábrica de estructura metálica y por ello tenía distintas herramientas de trabajo.

Los detalles
del botín

Según detalló, los delincuentes se alzaron con: una máquina hormigonera chica, con motor de 2HP, que posee como característica particular un taco de madera colocado debajo del motor; una carretilla de chapa, color verde, con manoplas plásticas negras, con ruedas de goma con cámara; un juego de atornillador marca FMT, con su respectivo estuche de plástico, color negro; un juego de llaves tubo marca Bahco de variadas medidas; una llave inglesa grande, color negro, Bahco; una llave inglesa chica marca FMT, color negra; un grupo electrógeno marca FMT, color amarillo; herramientas de mano, llaves Bahco, pinzas, tenaza, cortadora de chapa, alicate, dos amoladoras chicas marca De-walt, color amarillo; dos amoladoras grandes marca De-walt, color amarillo; un desmalezadora color roja y blanca sin uso; una máquina de soldar marca FMT, color amarillo; una sierra de mano, amarilla y negra; un serrucho de cabo de madera, una atornilladora de marca Bosch y una carretilla de chapa con ruedas de goma.

Además, se alzaron con “ropa y zapatillas. Pelaron todo. Lo que es pesado, no lo pudieron llevar, pero ya estaba todo apilado en el portón como para buscar algún vehículo y poder cargarlo”, contó.

La seguridad
en el barrio

Dedujo entonces que los delincuentes “tuvieron todo el tiempo del mundo porque fue a la noche. Además, hubo ruidos también por el portón, que es pesado y se escucha. Sin embargo, nadie vio ni escuchó nada”.

Milibuk advirtió que “el barrio es inseguro porque le robaron la semana pasada a una señora que está acá cerquita y a un amigo mío también cosas de construcción”.

Afirmó que “se ven pasar a los policías en moto, pero durante el día y les toman el pelo porque a una cuadra y media hay una bandita de aproximadamente diez muchachos, y son bravísimos”.

Detalló luego que ya había radicado la denuncia correspondiente en la comisaría Tercera, pero insistió en que “no pueden hacer nada porque están esperando el permiso del fiscal para realizar el allanamiento y eso supuestamente tarda. La policía me dijo que no pueden hacer nada porque la semana pasada hicieron un allanamiento y al otro día lo largaron. Entonces, ellos se cansan también de ir a buscarlo, meterlo y que lo saquen. Acá hay un problema de la Justicia y, hasta que eso no cambie, no pueden hacer nada”.

“Me robaron
el perro”

Tras lo sucedido, dijo que le da mucha lástima haber perdido las herramientas, tanto las suyas como las de los armadores, que son gente de trabajo y que la luchan día a día, pero admitió que lo que más lamenta es que también se llevaron al perro, un pitbull de cinco meses, color marrón chocolate y blanco. “Mi nena está llorando todos los días y no sé qué decirle. Lo tenía adentro del galpón y se lo llevaron seguramente para venderlo”, estimó.

Reconoció que se había encariñado mucho con él, de hecho, dijo que sufre más por él que por las herramientas. “La pérdida en herramientas es más o menos de 100 mil pesos y lo que más me duele es el perro”, expresó el damnificado.

El contacto

Finalmente, aclaró que por el momento no cuenta con alarma ni con seguro en el galpón, pero ya está realizando los trámites correspondientes. Dijo que cualquier información será bienvenida, ya que los elementos sustraídos constituyen su fuente de trabajo, y pidió a los vecinos que estén atentos si alguien se los ofrece. Los teléfonos de contacto son: 154-508398 o 154-334193.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil