Policiales

Delincuentes se alzaron con un cuantioso botín del paseo comercial de la avenida Brasil y Pozos

web_3loc1

Entre las 2 y las 4 de la madrugada de ayer, un grupo de delincuentes se alzó con un cuantioso botín de tres locales de la galería de avenida Brasil y Pozos. Tras forzar las puertas, se llevaron una importante cantidad de mercadería, dinero en efectivo y dos computadoras. Encapuchados, los sospechosos quedaron registrados por la cámara de seguridad del paseo comercial, aunque se encargaron de darla vuelta para que no quedaran pruebas fílmicas de los atracos que perpetrarían horas después.

Concretamente, se alzaron con mercadería y una computadora del local de venta de indumentaria femenina Loreley y distintas prendas para niños del comercio lindero, Las Rusas, que confecciona y vende uniformes escolares, como así también ropa para todos los días.

La propietaria de este último, Dolores Castro Videla, dialogó con El Eco de Tandil tras lo sucedido, luego de haber tenido que levantarse a las 5 de la madrugada cuando la llamaron para avisarle que habían robado en su local.

“Estuvimos mirando las filmaciones y vimos que aproximadamente a las 2, unos jóvenes encapuchados estaban rondando por acá, pero después dieron vuelta la cámara para que no siguiera filmando. Cerca de las 4 sonó la primera alarma, vino la gente de Nikro y vio que las puertas estaban forzadas”, relató la comerciante.

web_3loc

Detalló que puntualmente los locales afectados fueron tres. “Acá se encuentran dos restaurantes, El Don y Qué Tupé, pero ahí no robaron. Entraron en Las Rusas, Loreley y en el kiosco, pero ahí pareciera que como sonó la alarma, no llegaron a entrar mucho, ingresaron hasta ahí nomás y robaron solo cigarrillos y caramelos”, contó.

El botín

En cuanto a lo sustraído, precisó que “en Loreley sacaron todos los jeans, sweaters, varias camisas y una computadora, y a nosotros, si bien no se llevaron uniformes de colegio, nos sacaron bastante ropa para todos los días que tenemos para chicos, la computadora y 2.700 pesos de la caja”.

Puntualmente en su caso, admitió que le llamó la atención lo que robaron porque “se llevaron pantalones escoceses, bastante cantidad de buzos tipo canguros y solo talle 4 de remeras térmicas. Es llamativo porque no se sabe por qué se llevaron solo ese talle. Tal vez justo vieron movimiento y se fueron. También agarraron pijamas de invierno, de polar, enteritos, pero no muchos”.

web_3LOC2

Aclaró luego que los delincuentes “tampoco hicieron tanto lío, revisaron el cajón, dieron vuelta todo, pero el resto de las cosas no las tocaron. Según lo que calculamos, se llevaron alrededor de 40 mil pesos en total”.

Si bien en las filmaciones quedaron registrados dos hombres encapuchados, Castro Videla dijo que tiene “sus dudas” de que no hayan sido más porque “pareciera como que hubieran trabajado en simultáneo en los tres locales”.

Una zona
“tranquila”

web_3loc1

Por último, detalló que habían radicado la respectiva denuncia y la policía había estado trabajando en el lugar. Contó que cuentan con seguro, pero no así con alarma, aunque consideró que el hecho de tenerla no parece la solución.

Describió que la zona donde se encuentran “es bastante tranquila” y el de ayer fue el primer robo que sufren en los cuatro años que llevan trabajando allí. En cuanto a la presencia policial, dijo que ven patrulleros generalmente durante el día, pero “poco”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil