Policiales

Altamirano se negó a declarar y continúa detenida

web_griselda

Griselda Altamirano, la líder del Movimiento 1 de Octubre, era la única que anoche permanecía privada de la libertad después de que en horas de la mañana del lunes la Policía había ingresado al Municipio para desalojar a integrantes de esa organización social. Según cita el diario El Tiempo de la vecina localidad, una situación que derivara en su aprehensión y en la de cuatro personas más, durante una serie de incidentes registrados tras lo que había sido por parte de los manifestantes la toma del edificio central de la comuna, ocurrida un día antes.

Del desalojo derivó la aprehensión de Griselda Altamirano y cuatro integrantes más del movimiento social. Además, según lo informado por voceros de seguridad, dos policías resultaron con lesiones leves durante esos hechos.

La información detalló que la fiscal Laura Margaretic desde la UFI 2 departamental, en medio de un importante despliegue policial indagó a los aprehendidos, quienes se negaron a declarar asistidos por el defensor oficial.

Sobre los delitos que se le endilgan a la referente del movimiento social, se le imputan “Usurpación de inmueble y resistencia a la autoridad”, como así también “Amenazas reiteradas, instigación a cometer delitos y lesiones leves reiteradas y agravadas contra el personal policial”.

Sobre el resto de los acusados, se identificó a Luz Eugenia Soledad Ponce (25); Luciana Delfina Canevello (24), José Alberto Castro (51) y Jonathan Omar Cáceres (22).

Todos ellos después de esas indagatorias en las que se negaron a declarar y a diferencia de lo ocurrido con Altamirano, fueron liberados por decisión judicial.

Según un vocero judicial confió al diario colega, “el pedido de detención para Altamirano fue formulado porque a ella se le reprochan más delitos que a las demás personas que fueron aprehendidas. Además, hay que tener en cuenta que tiene causas abiertas por otros delitos de igual naturaleza, entre las que figuran una desobediencia, unas lesiones y, en Tandil, una toma de terrenos, un sumario penal que todavía no ha sido elevado a juicio”.

TRASLADADA

A la espera de lo que resolviera la jueza de Garantías que está interviniendo en la causa penal por la toma del edificio de la Municipalidad de Azul con relación a su situación procesal, Griselda Altamirano ya no permanecía anoche privada de la libertad en la comisaría primera local.

Asimismo, por orden judicial Altamirano fue trasladada a otra seccional policial: la subcomisaría de Norberto de la Riestra, una localidad perteneciente al Partido de 25 de Mayo que está a 224 kilómetros de Azul.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil