Opinión

Carta de lectores

__res_lunghi-miguel-23-12-7

Los lectores escriben, El Eco publica

Invitación al Intendente

Señor Director:

Bueno, acabo de recibir la mejor definición de mi persona, me la dio mi hermosa Mabel, que me dijo: “Estás totalmente loco”. Habrá muchos que disfrutarán de ésta invitación, sobre todo uno: Gerardo Merello.

Esta invitación la realizaré, por este medio, por los medios locales, y si se puede por todos los medios nacionales. Espero que sea una propuesta que sea nacional, sin fines de amenazas, ni fines políticos, ni pensar, fines de lucro.

Aquí está mí invitación, creo ser un pionero en esto.

Señor intendente de la ciudad de Tandil, Don Miguel Lunghi.

Le escribí en reiteradas ocasiones y creo que debido a sus múltiples ocupaciones, nunca me contestó.

Ahora se me ocurrió la siguiente invitación: Sería usted tan amable, en acompañarme, (en mi vehículo particular), a recorrer la ciudad y mostrarle los distintos conflictos, los distintos barrios, mostrarle a usted, falencias del desarrollo de la seguridad, tanto vial, como de personajes que rondan por la ciudad. Mostrarle obras para mejorar el buen vivir de Tandil Soñado.

Lo haríamos usted y yo, sin funcionarios, ni otra persona. Nos pondríamos usted y yo, fecha y hora, sin que nadie lo sepa, para evitar interrupciones.

Le repito, mi idea es que rompa su coraza, y, me/nos escuche, en vivo, y en directo, sin quien quiera justificar lo injustificable.

Don Miguel Lunghi, creo que no es descabellada mí propuesta, y espero me acepte, no algún funcionario.

Don Miguel, lo saludo, con el mayor respeto que merece su investidura.

Horacio Simón
DNI 10.101.838

Por una ciudad más accesible

Señor Director:

Me dirijo a usted con la esperanza que pueda darle difusión a una inquietud que no es personal sino que involucra también a otras personas.

El 30 de septiembre de este año finalizó un evento para el que estuve trabajando gran parte del año: el programa del Rotary Internacional Constructores de Paz, con adolescentes de diferentes escuelas de la localidad que armaron proyectos de paz para un mejor convivir en la sociedad, prevenir actos violentos, ejercer sobre todo la tolerancia y la solidaridad.

Como mentora de uno de esos grupos, tarea que, repito, realicé por varios meses, cuando se concretó el cierre de la experiencia se llevó a cabo en el Salón Blanco de la Municipalidad con la participación de autoridades, padres e invitados especiales.

Por ser discapacitada motriz no pude asistir al mismo ya que para ingresar al salón hay que subir una terrible escalera y no hay otra manera de acceder al mencionado lugar.

Tampoco he podido asistir a otros eventos que allí se realizan. Mi reclamo no solo es personal. A cuántas personas mayores, sin ser discapacitadas, les ocurre lo mismo.

Señor Intendente: Tandil no es una ciudad para todos, quienes adolecemos de alguna dificultad vemos que edificios públicos, veredas, calles, se vuelven poco amigables para poder circular. A veces creo que eso de “Lugar Soñado” queda un poco grande.

Señor Director, agradezco que tenga en cuenta mi reclamo y que se publique, a fin de mejorar un poco más la vida de quienes convivimos en ésta ciudad.

Mónica Beatriz Rodríguez.
DNI: 10.157.799

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil