Necrológicas

Necrológicas

V EDUARDO OSCAR INCHAUSTI

El 20 de setiembre a los 58 años, falleció el vecino Eduardo Oscar Inchausti.

Había nacido en Adelia María, una localidad del departamento de Río Cuarto, en la provincia de Córdoba.

Siendo muy joven se radicó en la ciudad de Tandil, donde realizó sus estudios universitarios y obtuvo el título de Médico Veterinario.

Ejerció la profesión con profundo amor y dedicación, al igual que su trabajo como docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

Formó su familia y cosechó innumerables amigos en la ciudad donde descansan sus restos.

“Andrea, Ignacio, Florencia, Agustina, Pedro y amigos te recordarán por siempre”.

 

1-EDUARDO OSCAR INCHAUSTI

 

V INES GRIECO

El pasado 1 de octubre, a los 68 años, se produjo el fallecimiento de Inés Grieco.

Inés nació el 1 de diciembre de 1948, fue la madre de tres hijos a los que crió y educó con esmero: Gastón (bioquímico), Ezequiel (contador público) y Agustín (estudiante de abogacía).

Fue socia del Garden Club de Tandil por su interés en las plantas, tanto autóctonas como cultivadas, y los arreglos de flores creativos.

Además, fue una gran admiradora de la literatura, la pintura, la música, el teatro y el cine.

Su facilidad para los idiomas la llevó a tener conocimientos de inglés, francés e italiano.

Disfrutaba mucho las reuniones con sus numerosas y queridas amigas, las que la acompañaron, junto a su familia, con cariño hasta sus últimos días.

 

2-INES GRIECO

 

V SOFIA MARGARITA VILLANUEVA (“NEGRITA”)

El 21 de septiembre, a los 74 años, dejó de existir Sofía Margarita Villanueva, más conocida por su apodo de “Negrita”.

Nació en María Ignacia, estación Vela, el 16 de abril de 1943, y era hija de Germán Villanueva y Sofía Silva.

Empezó su actividad laboral con apenas 16 años en Casa Boo, hasta su cierre. Después ayudó a sus padres y trabajó en el Hospital Enrique Larreta, de Vela, hasta que decidió cambiar el rumbo y probar suerte en Tandil.

“Llegó con su madre y sus dos hijas. Aquí empezó a disfrutar de viajar y conocer su país (la mejor herencia que nos dejó). En cuanto podía y el dinero se lo permitía, se embarcaba en alguna aventura.

Falleció el 21 de septiembre, como no podía ser de otra manera (ya que su otra pasión eran las plantas) en compañía de sus hijas, a los 74 años.

Hizo siempre un gran esfuerzo por salir adelante. Le peleó a la muerte con ahínco.

Supo ser madre y padre a la vez, dando lo mejor de ella y quizá -porque no- dando hasta la vida”.

Sus hijas Mónica y Marina.

 

3-SOFIA MARGARITA VILLANUEVA (“NEGRITA”)

 

Tener mamas densas aumenta

varias veces el riesgo de cáncer

 

EL 74 POR CIENTO DE LAS MUJERES ARGENTINAS DESCONOCE QUE LA DENSIDAD MAMARIA EN UN FACTOR DE RIESGO QUE PUEDE AUMENTAR ENTRE DOS Y SEIS VECES EL RIESGO DE DESARROLLAR CANCER EN ESA ZONA DEL CUERPO, REVELO UN ESTUDIO RECIENTE DE LA SOCIEDAD ARGENTINA DE MASTOLOGÍA (SAM) U

 

Las llamadas “mamas densas” son aquellas que están compuestas casi en su totalidad por tejido fibroglandular (glándula y tejido de sostén) y bajo tejido graso (adiposo), lo que no significa una afectación o enfermedad, pero sí genera más dificultades a la hora de detectar un tumor.

“Sólo un 26 por ciento de las mujeres encuestadas conocía la relación entre densidad mamaria y cáncer. Las investigaciones demostraron que tener mama densa aumenta entre dos y seis veces el riesgo de desarrollar cáncer de mama, por ello es fundamental que tanto los médicos como las pacientes estén atentos”, explicó la doctora Karina Pesce, autora del estudio.

Para llegar a los resultados se entrevistó a 1.588 mujeres de entre 18 y 82 años “con un alto índice de acceso a la información y al conocimiento” (el 78 por ciento de ellas poseía estudios universitarios o terciarios) y “con acceso a la salud” (el 91 por ciento poseía obra social o prepaga).

“Un 59 por ciento de las mujeres nunca había escuchado acerca de las mamas densas, y el 26 por ciento de quienes sí habían escuchado el término lo habían conocido a través de un médico. Es un indicador bajo, sobre todo si tenemos en cuenta que el 64 por ciento de las que se realizaron al menos una mamografía a lo largo de su vida, no estaban familiarizadas con esa categoría”, analizó Pesce.

Según la especialista, el problema que traen las mamas densas es que, en una mamografía, los nódulos pueden quedar ocultos por el tejido denso, lo que dificulta el diagnóstico temprano.

Para explicar ese fenómeno, Pesce trazó una analogía entre el aspecto de un pecho en la mamografía y el cielo: “Las mamas con mayor proporción de grasa se ven como un cielo sin nubes, y el nódulo -que se ve blanco en la mamografía- se destaca con la nitidez del sol. Pero, a mayor densidad mamaria, se suman nubes al cielo y se hace más difícil verlo”.

 

Estudios específicos

 

Por su parte Daniel Lehrer, especialista en diagnóstico por imágenes, afirmó que “la efectividad de la mamografía para detectar cánceres se reduce a la mitad en las mamas muy densas”, por lo que propuso complementar ese estudio con ecografías y “tomosíntesis”, un estudio 3D de la mama.

“A partir de los 40 años, complementar la mamografía anual con una ecografía permite encontrar aproximadamente 50 por ciento más de carcinomas pequeños en las mujeres con mamas densas”, aseguró.

Así, para detectar la enfermedad a tiempo se recomienda a las mujeres de más de 40 años realizar, al menos, una mamografía anual si no tienen antecedentes familiares y, en caso de que los tuvieran, comenzar con los controles a los 30.

Según se desprende del estudio, sólo un 36 por ciento de las encuestadas sabía que el diagnóstico de mama densa se hace a través de una mamografía y, pese a contar con cobertura médica, un 27 por ciento de las mujeres en edad de realizarse los estudios no se los hace: “Eso se traduce en que tres de cada 10 mujeres no se realizan la mamografía”, enfatizó Pesce.

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la mujer y se origina por el crecimiento rápido y desordenado de las células que revisten los conductos de la mama. Si no es tratado de manera temprana, puede avanzar hacia otras regiones del cuerpo, principalmente los ganglios linfáticos axilares.

 

En el país

 

En la Argentina, una de cada ocho mujeres que alcanzaron los 80 años padecieron esa enfermedad en algún momento de su vida, mientras que se detectan entre 15  y 20 mil nuevos casos por año, recordó la SAM.

El alerta más frecuente es la palpación de un tumor, nódulo o dureza en la mama, aunque hay otros síntomas de menor ocurrencia, como retracciones o hundimientos en la piel o el pezón, enrojecimiento en la piel, descamación o pérdida de sangre por el pezón o la palpación de un bulto en la axila.

“Cuando una mujer detecta alguno de esos síntomas debe consultar inmediatamente al especialista para aclarar su origen”, concluyó Francisco Terrier, miembro de la SAM. (Télam) u

 

Foto mamografia

 

////////////otra nota/////////////////////

 

¿Cómo crear hábitos saludables?

Por Viviana Wons, licenciada en Nutrición. Trabaja en el Ministerio de Salud GCBA.

 

El 42 por ciento de los niños entre 5 y 12 años tiene sobrepeso. La calidad de la alimentación en términos nutricionales disminuyó significativamente en las últimas décadas, siendo notoria la caída en el consumo de frutas, verduras, legumbres, lácteos, harinas y agua. Esto, sumado al sedentarismo, está generando graves consecuencias para la salud.

Hoy podemos observar que la población infantil padece enfermedades que antes sólo veíamos en la población adulta como diabetes 2, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, entre otros. En este contexto la familia y la escuela juegan un rol clave en la creación de hábitos saludables.

Parece una obiedad decir que “las cosas no son lo que eran”. Sin caer en situaciones nostálgicas, muchos de nosotros recordamos a nuestras madres y abuelas cocinando, así como también a la familia reunida alrededor de una mesa compartiendo algo más que alimentos. Podemos asegurar, sin riesgo a equivocarnos, que antes se cocinaba más, se disponía de más tiempo para hacerlo y el “delivery” prácticamente no existía.

En nuestro país es notoria la caída en el consumo de frutas, verduras, legumbres, lácteos, harina de trigo y carne vacuna. Seguramente esto ocurre por diferentes motivos, tales como la falta de tiempo y de habilidad culinaria, desconocimiento, cuestiones de índole económica y por comodidad, entre otros.

Mientras tanto, ha aumentado el delivery y la ingesta de bebidas azucaradas y comidas preelaboradas, pizzas, empanadas, galletitas, pastelería, panes envasados, helados, productos elaborados a base de carnes y sándwiches, es decir comida lista para consumir.

El porcentaje proveniente de este tipo de alimentos aumentó más del 50 por ciento en las últimas décadas. El resultado de estos cambios se traduce en un deterioro en la calidad de la alimentación, la que contiene más grasas saturadas, azúcares, sodio y mucha menos cantidad de fibra y vitaminas A y C, lo que trae como consecuencia un deterioro en la salud de la población, sin distinción de sexo ni edad.

 

Responsabilidad paterna

 

En la Argentina, se observa una tendencia a la malnutrición como consecuencia de hábitos poco saludables desde la infancia, donde los padres tienen responsabilidad directa en las elecciones alimentarias. La escuela también es formadora de conductas, por lo tanto todo lo que se le ofrezca al niño en el comedor y en el kiosco será decisivo en el desarrollo de sus costumbres alimentarias.

En la Primera Encuesta Alimentaria y Nutricional de la Ciudad de Buenos Aires (EAN-CABA 2011) se señaló que el 56,1 por ciento de los chicos entre 5 y 12 años y el 44 por ciento de adolescentes no realizaba deportes ni actividad física por fuera del horario escolar. Además, entre sus falencias en la dieta, se observó que el picoteo entre comidas de productos hipercalóricos y poco nutritivos se daba en el 70 por ciento de niños de 5 a 12 años y en el 81 por ciento de los adolescentes. El 40 por ciento de los niños de hasta 12 años consumía a diario gaseosas y jugos azucarados, aumentando la ingesta de este tipo de bebidas a casi el 50 por ciento en los adolescentes. El 42 por ciento de los niños de entre 5 y 12 años presenta peso excesivo e incluso obesidad, mientras que el 30,8 por ciento de los adolescentes se encuentra en esa situación (1 de cada 3). En el grupo de 2 a 4 años, el 29,3 por ciento tenía sobrepeso, 13 por ciento de obesidad y el 6 por ciento presentaba baja talla para la edad.

Muy pocos niños desayunan adecuadamente. Es oportuno recordar que el desayuno colabora tanto con el desempeño escolar en niños como en la productividad laboral y de actividad física en adultos, además de prevenir el déficit de calcio, zinc y vitaminas como la A, B1, B5 y C. No desayunar en forma correcta (lácteos, frutas y cereal), significa una pérdida de posibilidades en el proceso de enseñanza.

 

Acciones para mejorar

los hábitos alimentarios

 

Para prevenir el sobrepeso y la obesidad es necesario comenzar a cambiar la relación que tenemos con la comida, realizar una inteligente selección de alimentos, limitar la ingesta de comidas hipercalóricas, ricas en grasas, azúcares y sodio, estimulando, en cambio, el consumo de alimentos saludables y ricos en nutrientes.

Prestar atención a los momentos de comida fundamentales, ya que nos ayudarán a tener una ingesta equilibrada a lo largo del día y un mejor control de peso corporal. Estos son desayuno, almuerzo, merienda y cena, más colaciones (comidas entre horas) adecuadas. Este desafío es más simple de lo que parece y solo involucra dos acciones: poner la alarma para no saltear ninguna de ellas y tener disponibles alimentos de alta densidad nutricional en la heladera, alacenas, lunchera y el lugar de trabajo.

 

Alimentos que no deben faltar

 

En desayuno, merienda y colaciones: lácteos (un yogur o un vaso de leche), frutas frescas de estación y cereales (preferentemente sin azúcar agregada) tales como copos de maíz, de avena, arroz inflado o quínoa, una rebanada de pan integral o de salvado, o simplemente un miñón de pan francés. En almuerzos y cenas se agregarían vegetales surtidos además de carnes magras, cereales o legumbres.

Tanto en la escuela como en el núcleo familiar, se debe estimular la práctica habitual de actividad física, ya sea por medio de algún deporte de interés, baile, natación o simplemente caminatas, controlando simultáneamente los excesos en el uso de dispositivos electrónicos que derivan en sedentarismo. El buen ejemplo de los padres podrá facilitar los logros.

El avance de la epidemia de sobrepeso y obesidad infantil nos exige replantearnos muchas cuestiones como sociedad, pero hay que comenzar a actuar de inmediato para posibilitar que nuestros niños desarrollen todo su potencial y tengan una buena calidad de vida en la adultez. La alimentación y los hábitos saludables de los niños son absoluta responsabilidad de los adultos, por lo que el mejor consejo sería que cada vez que se tenga que decidir qué y cuándo comer se haga pensando en la propia salud y en la de los hijos. (Télam) u

 

//////////////////secundaria//////////////////

 

Buenos Aires será sede de

un congreso sobre nutrición

 

Cerca de cuatro mil especialistas en nutrición e investigadores de todo el mundo visitarán la ciudad de Buenos Aires del 15 al 20 de octubre próximo para asistir al 21° Congreso Internacional de Nutrición, la reunión científica más importante sobre esta especialidad que por primera vez tendrá sede en la Argentina.

Organizado por la Sociedad Argentina de Nutrición y la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición, el Congreso tendrá lugar en el Hotel Sheraton de Retiro donde, bajo el lema “Desde la ciencia a la seguridad nutricional”, se debatirán los avances en la investigación de la nutrición, su relación con el manejo de enfermedades y con el medio ambiente, y la malnutrición infantil, entre otros temas.

Se destacan también dos sesiones plenarias tituladas “Humanos vs. Obesidad, ¿quién ganará?” y “Desarrollo e implementación de políticas de nutrición basadas en la evidencia”.

“Es un honor que la Argentina por primera vez sea sede de esta destacada reunión científica. Se abordarán temas de marcada actualidad y de preocupación en la población y en todos los sistemas de salud, como el sobrepeso y la obesidad, la desnutrición y las enfermedades asociadas a una mala alimentación, entre muchas otras”, expresó la doctora Mabel Carrera, presidenta a cargo de la organización del Congreso.

Algunas de las principales autoridades de la reunión científica serán Alfredo Martínez Hernández y Ascensión Marcos, presidente y vicepresidente del Comité Científico Internacional, respectivamente; y Ángel Gil, director del Comité Ejecutivo; Carlos González Infantino, vicepresidente del Comité Organizador.

Auspician el congreso, entre muchas otras entidades, los ministerios de Salud y de Agroindustria de la Nación, de Cultura y de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, las sociedades científicas Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG), Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), Sociedad Argentina de Lípidos (SAL) y Sociedad Argentina de Nefrología (SAN) y la Academia Nacional de Medicina.

Para más información y acreditación al Congreso puede consultarse la página oficial del evento: www.icn2017.com. (Télam) u

 

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil