Nacionales

El Gobierno avanza con el proyecto de Ley Penal Juvenil rebajando a 14 años la edad de imputabilidad

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, OCTUBRE 13: El ministro de Justicia, 
Germán Garavano, advirtió hoy que uno "de los problemas" del Poder 
Judicial "es la transparencia", al tiempo que consideró que cada 
vez es más alta la "organización del delito" en la Argentina.   Foto NAzzzz

La iniciativa incluirá la aplicación de penalidades máximas de entre ocho y diez años de privación de la libertad para los menores hallados culpables de dichos delitos pero también una amplia gama de medidas alternativas sin restricciones a la libre circulación para delitos menores.
“Solo en los casos muy graves se prevé el encierro pero dentro de un sistema muy especializado. Esa escala de penas cumple además con la Convención de los Derechos del Niño, de que los menores no pueden tener ni condenas a prisión perpetua ni las mismas penas que los adultos”, anticipó a Télam el secretario de Política Criminal, Martín Casares.
Según el funcionario “en los próximos meses vamos a enviar el proyecto al Parlamento. Estamos terminando la redacción y ajustando detalles, porque el trabajo se inició en enero a partir de los consensos en las mesas participativas”.

La propuesta

Casares, que coordina el proyecto en el ámbito del Ministerio de Justicia, anticipó que la norma tendrá unos ochenta artículos y que podría incluir un cronograma de implementación a raíz de del tiempo y recursos que demandará la articulación del nuevo régimen.
Una de las posibles novedades sería la creación de un sistema de tutorías en la que esos jóvenes tengan asignados un responsable de su legajo, con equipos interdisciplinario de seguimiento.
“Vamos a bajar la edad de imputabilidad a 14 años para delitos gravísimos, contra la vida, la libertad, y los delito sexuales, pero también va haber muchas medidas alternativas”, dijo Casares al confirmar la intención oficial pese a la rotunda negativa de los especialistas a la rebaja.

Baja en la edad

Dicha oposición se expresó en la última de las ocho mesas convocadas en febrero por el Gobierno para debatir el tema, cuando 34 de los 40 participantes votaron por no rebajar la edad de los menores para poder someterlos a penalidades a partir de los 14 años.
En esa nómina se incluyen Unicef, asociaciones de pediatras, psicólogos, colegios de abogados y organizaciones sociales, además de la Iglesia Católica que, sin participar con mociones, había anticipado su rechazo a la “criminalización” de los menores, en especial de bajos recursos.
El propio presidente Mauricio Macri aludió genéricamente al proyecto al inaugurar, el miércoles pasado, el período de sesiones ordinarias del Congreso.
El Gobierno confía en que pese a ese revés, podrá sumar a la fuerza parlamentaria de Cambiemos, el respaldo del bloque que responde a Sergio Massa, quien incluyó de manera distintiva la baja en la edad de imputación penal en su plataforma presidencial del 2015.
“El proyecto está muy avanzado porque a pesar de esa negativa de ONGs a consentir la baja, se trata de uno de los pocos puntos en que no hay acuerdo frente a una multitud de consensos”, dio Casares.
Para el funcionario, “es probable que haya una ley altamente consensuada salvo en ese punto” de la edad de imputabilidad, donde -según admitió- hay visiones ideológicas muy diferenciadas”.
Según Casares “todos estamos de acuerdo en un régimen de protección integral, en derogar el decreto de la dictadura que fija el régimen tutelar, en que haya una justicia específica y medidas alternativas a la privación de libertad, de justicia restaurativa, conciliación y trabajos sociales que le fije condiciones a los chicos”.
El funcionario sostuvo que “el principal consenso es, que el marco de la ley penal es la prevención fijada por Ley Nacional 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que establece que el Estado debe prevenir el delito juvenil mediante políticas públicas de desarrollo social, educación y salud”.

“Para delitos
gravísimos”

Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, aseguró que el plantean “reducir la imputabilidad a partir de 14 años para delitos gravísimos, como homicidios o violaciones”.
Garavano mantuvo una apretada agenda en Mendoza, donde encabezó el acto de apertura de la Especialización y Maestría en Magistratura y Gestión Judicial, y acompañó hoy a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la VI Reunión Nacional del Consejo de Seguridad Interior.
El titular de la cartera de Justicia, en diálogo con Télam, aseguró: “Estamos planteando la posibilidad de reducir la imputabilidad a partir de los 14 años para delitos graves o gravísimos, en los casos de homicidios y violaciones. Y probablemente, para la franja de 15 años, para otros delitos como robo con armas, para hacer una progresión en términos de la evolución dentro del delito, que se permita la investigación y la prosecución de estos procesos”.
En ese sentido, aseguró que “es necesario generar un ajuste en la edad hacia abajo para que jóvenes que realmente cometen un homicidio asuman la responsabilidad, claramente de modo distinto que lo debiera asumir un adulto, pero que haya una asunción de responsabilidad”.
Garavano sostuvo que “uno de los proyectos del Programa Justicia 2020 es duplicar el número de juzgado federales, y especializarlos, ya que hoy tenemos en gran parte del país juzgados que se conocen de competencia múltiple: civiles, contencioso-administrativos, y penales, que hoy son tan preocupantes por las diferentes causas, especialmente las de narcotráfico”.
“Estamos trabajando –agregó- con el fortalecimiento de la Justicia Federal. Se han avanzado con los concursos (para cubrir cargos) porque había un altísimo índice de vacancia, que de a poco se está reduciendo. Además de duplicar la cantidad de jueces federales en todo el país, apuntamos a hacer la especialización absoluta en materia penal”. (Télam)

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil