La Ciudad

Vecinos de Villa del Parque volvieron a reclamar porque conviven con los delitos

web_2loc1

Una vez más, vecinos de Villa del Parque reclamaron seguridad para el barrio, ya que aseguran que conviven con el delito diariamente y no ven cambios.

Fabio Knell, de la comisión vecinal del barrio, expuso que la inseguridad que se vive en la zona es un reclamo de mucho tiempo y que hay varios vecinos que se han armado, algo que ellos no avalan, pero aseguró que “en un esquema de falta de respuestas, de falta de soluciones, falta de resultados, la gente lo encuentra más efectivo, más a mano. Pasa en otros lugares de la ciudad también donde hay gente que decide armarse o tomar otras medidas de seguridad”.

“Nosotros estamos más en el candelero porque es una zona más caliente y todos los días tenemos distintos hechos”, dijo en diálogo con el programa “Tandil Despierta” de El Eco Multimedios.

Y recalcó que “no es algo que está pasando en un lugar aislado, lejos de todo, donde no hay posibilidades de acceso a la Justicia, de la Policía, la seguridad, está pasando a muy pocas cuadras de la Plaza del Centro”.

Cuidarse
entre vecinos

Knell explicó que tratan de cuidarse entre vecinos. “Tenemos varios grupos de whatsapp y nos cuidamos entre nosotros”, manifestó.

“Tenemos alarma vecinal y siempre sabemos que hay alguien en la cuadra. Es más, cuando en alguna ocasión excepcionalmente el último que queda tiene que salir, le avisa al resto. Nos manejamos así”, afirmó.
Y enfatizó que “los vecinos tenemos que buscar mecanismos de cuidado. Eso funciona así”.

En cuanto a la alarma del sistema Alerta Buenos Aires que instaló Mauricio D´Alessandro en el barrio, explicó que “nosotros tenemos un mecanismo de alarma vecinal desde hace tiempo, pero la diferencia novedosa de este sistema es que trabaja mediante el teléfono, con el grupo de whatsapp, y la persona la puede activar desde el teléfono como un botón antipánico”.

“Se instaló, hubo algunos problemas de configuración, y ahora recién estaría para funcionar plenamente. Tuvimos un problema después del último viento, la semana pasada, que desprendió un cable por una falla en la instalación técnica. Lo que está muy bueno es que uno, en ese grupo de whatsapp, tiene una geolocalización y ante una situación de emergencia, puede activarla y los demás ya saben que esa persona está en una emergencia”, señaló.

Y agregó que “es una bocina con una sirena. El inconveniente es que hay que colocarla a altura para que no la vandalicen y por eso ahora, después del viento, se desconectó un cable así que tenemos que volver a instalarla”.

“El grupo es de 19 vecinos con la posibilidad de que cuando esté plenamente funcionando, sumar a algunos más. Son sectores chicos, concentrados, no tiene sentido extenderlo demasiado porque es una alarma. El sistema es algo más de ayuda, un paliativo más. Si la gente que delinque sigue suelta por la calle, van a seguir sucediendo los hechos”, afirmó.

Impunidad
y miedo

Fabio Knell explicó que estuvo hablando con el tío del chico que agredieron en la portada del Parque el domingo 27 de agosto y le contó que “no deja la casa sola en ningún momento y es un trabajador y la esposa también y esto es común”.

Asimismo, indicó que detectaron que en el último tiempo los delincuentes adoptaron la nueva modalidad de robar con gente dentro de las viviendas, lo cual les resulta sumamente preocupante.

“La impunidad con que esta gente se maneja es tan grande que uno no sabe dónde va a estar el límite”, advirtió.

Y expuso que el delito va mudándose en los distintos barrios de la ciudad, y que si bien muchas veces se habla de mapa del delito, ellos en el ámbito del foro lo pidieron muchas veces y hasta ahora “no hemos tenido un fiel reflejo, pero el delito a partir del refuerzo policial en un lado, migra a otro”.

Admitió que la gente que tiene historia en el barrio conoce a los delincuentes, al igual que la Justicia, la Policía y la política: “Los conocemos todos”.

Contradicciones

Recordó que un par de semanas atrás, cuando se llevó adelante la reunión por inseguridad con autoridades policiales, el jefe de la Policía Departamental Luis Albertario les pidió mayor compromiso de los vecinos en realizar las denuncias, lo cual desató el enojo de los presentes, que han sido amenazados en diversas oportunidades, precisamente por hacer las denuncias.

“Creo que la reunión sirvió para que él se lleve una percepción clara de cómo trabajamos los vecinos, creo que la reunión para él fue esclarecedora ya que hace solo 6 meses que está en Tandil”, afirmó.

Y añadió que “él planteaba mayor compromiso, pero por ejemplo, hay una vecina que denunció y la terminaron amenazando con matarla y prenderle fuego la casa. Eso implicó tener un patrullero con dos efectivos un mes custodiando la casa, cuando a veces no hay patrulleros para mandar cuando hay un llamado de alerta”.

Admitió que la mayor parte de los vecinos “tiene miedo, porque están indefensos ya que quienes delinquen están libres. No hay Justicia”.

“Normalmente la orden de allanamiento viene desde la fiscalía con nombre y apellido del denunciante. Aún en casos de testigos encubiertos, siempre el implicado se va a enterar quién lo denunció. Entonces es una contradicción bárbara pedir mayor compromiso de los vecinos para que pase esto, quieren llegar a una lucha cuerpo a cuerpo a ver quién es más fuerte”, sostuvo.

Y cuestionó que “uno escucha de todos lados que se está trabajando, pero no vemos los resultados”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil