La Ciudad

Vecinos de La Movediza pasan las jornadas más agobiantes del verano sin agua

reclamo

Aunque sea difícil de creer, vecinos del barrio La Movediza pasan gran parte del verano sin un servicio tan esencial como el agua y padecen la negligencia o inoperancia de los funcionarios municipales que no les brindan soluciones a la problemática. Con temperaturas extremas como las que se vivieron ayer, las familias pasan el día completo sin una gota de agua.

Desesperados por la falta de respuestas, acudieron al diario El Eco de Tandil para contar lo difícil que es vivir de ese modo. “Estamos marginados”, dijo uno de los vecinos.

 

“Esto no es vida”

 

Carolina Amado vive hace 16 años en Los Jazmines al 1800 y aseguró que “todos los veranos ocurre lo mismo. Cortan el agua a la mañana, alrededor de las 7 hasta las 24, 1 ó 2 de la mañana. Llamamos y no nos dan respuestas, nos dicen que no alcanza el agua, que se rompe una bomba, que no abastece, que la roban. Incluso una vez me dijeron que se cortaba por orden del Municipio. Nadie nos da una solución pero tampoco mandan, aunque sea, agua potable para que tomen los chicos”.

La mujer, que tiene siete hijos pequeños, contó que “hoy (por ayer) mi mamá me trajo del centro bidones de agua para que podamos tomar. Ayer no tenía nada de agua en la pileta (pelopincho), había dos baldes solamente, junté con una jarra el agua que estaba llena de tierra y los bañé para aunque sea poderlos acostar frescos, pero esto no es vida”.

“Hoy (por ayer)  llamamos y nos habló re bien el chico de Obras Sanitarias y nos dijo literalmente que él pasa la queja a su superior pero ´a él le chu… un hue…”. Acá no viene nadie, solamente en la época de elecciones hasta Lunghi caminando pasa, pero después olvidate. Acá no existimos, no le importamos a nadie”, lamentó.

Y añadió que “todos los años cuando salimos en los medios, por diez días, como mucho, tenemos agua, después otra vez pasa lo mismo y volvemos a quejarnos para tener otros 10 días agua. Ya estoy harta”.

El problema afecta gran parte del barrio La Movediza, desde Misiones hasta Paseo de los Abuelos aproximadamente.

“Yo tengo el termotanque para bañarnos y como no sube agua no lo puedo usar. Me tengo que bañar en un balde con una jarra, no es justo, que vengan ellos (en referencia a los funcionarios) a bañarse así, a vivir así entre la tierra, la mugre y sin agua. Además los recolectores no pasan hace más de una semana, tengo basura por todos lados”, reclamó.

 

“Este es el Tandil soñado”

Daniel Parsons, otro de los frentistas, contó que ayer estuvieron desde las siete de la mañana sin agua con 40 grados de calor.

“Nosotros los grandes nos la bancamos, pero hay criaturas de por medio. Los derechos humanos no se ocupan de nosotros. Somos personas. Pasamos todo el día sin agua. Este es el Tandil soñado”, fustigó.

Por su lado, Silvia Simonetti recordó que “el año pasado estaba el agua cortada y pasaba como haciéndonos burla el camión municipal regando la calle, mientras que nosotros estábamos sin una gota de agua para tomar. Yo tengo tanque, pero no es la solución porque muchos vecinos no tienen plata para tener un tanque. Además no largan el agua con el caudal que tiene que ser, sino muy poquito y para subir al tanque no tiene fuerza. Es lo mismo que nada, yo teniendo tanque tengo que andar juntando agua en los fuentones”.

Algo vital

“No estamos pidiendo asfalto, estamos pidiendo agua, no es una locura, es algo vital. La gente mañana se tiene que levantar temprano para trabajar, y se tienen que quedar hasta las 2 ó 3 de la mañana despiertos para bañarse, el vecino entra a las 5 de la mañana a trabajar, no es justo”, cuestionó.

Daniel Parsons adelantó que planifican hacer con los vecinos una marcha a la Municipalidad cuando haya un fin de semana largo y “esté llena la ciudad”. El objetivo es que “los turistas vean que no es tan soñado Tandil”.

“Hay que hacer ver el problema. Acá lo que sirve es manifestarse, eso es lo que les puede llegar a afectar, sino no les importa nada. La verdad es que es una vergüenza, no se puede vivir así”, manifestó.

Marginados

“Estamos marginados”, sentenció, y agregó que “no se puede estar sin agua, y menos en esta época”.

“Esperemos que dé la cara alguien porque acá no le pueden echar la culpa a que tenemos una piletita de 10 litros de agua habiendo las piletas que hay en los countries, que esas sí que consumen agua”, lanzó.

Y recalcó que “es una burla porque cuando necesitás, el agua no está y cuando te acostás a dormir, viene. El tanque también se vacía, cuando no hay agua lo gastás en un rato”.

Carolina Amado lamentó que “Tandil son las cuatro avenidas, después no existe más nadie. Todo el mundo lo sabe. Es increíble ver plazas con chorritos de agua y que nosotros abramos la canilla y no salga una gota”.

“Yo doy fe que llevan los camiones de riego del Municipio a llenar piscinas y les cobran, así que al menos que traigan un camión con agua que le repartan a la gente para poder tomar y bañarse aunque sea”, reclamó.

Además, cuestionó que “hay días que llamamos y nos dicen ´ya lo solucionamos´ y a los 5 minutos tenemos agua. Entonces no entendemos cómo funciona, aprietan un botón y tenemos agua. Una vez me dijeron ´hasta que no se queje alguien no ponemos la bomba en marcha´. Dicen que las bombas no alcanzan a recuperarse para esta zona”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil