La Ciudad

Vecinos de calle Mosconi y Magallanes reclaman soluciones porque la calle se inunda cuando llueve

photoreclamo

Vecinos de Mosconi y Magallanes alzaron su voz para reclamar que les den una solución duradera al problema de inundación que sufren en la calle cada vez que llueve. Aseguraron que la problemática se agravó tras la construcción del desarrollo urbanístico Procrear.

Horacio Invernizzi, uno de los frentistas, explicó que ayer minutos después de la lluvia, que por cierto no fue para nada copiosa, se inundó por completo la calle.

“Cuando empieza a llover se junta agua lógica de la lluvia pero a los pocos minutos empieza a bajar el agua del Procrear, tenemos una pendiente de aproximadamente 20 metros en 3 cuadras, toda el agua de ese barrio viene para acá”, cuestionó.

En tanto, Andrea Romero afirmó que “antes también sucedía pero desde que está el Procrear es mucha más el agua que se junta, y el inconveniente más grave es que no tiene salida.

En ese sentido, explicaron que en la esquina de Mosconi y Magallanes hay desagües que deberían desagotar en un zanjón que corre paralelo a las vías del ferrocarril pero que se encuentra “absolutamente tapado por ramas, yuyos, barro, por basura que lamentablemente algunos malos vecinos tiran, pero el agua no se va”.

Agua en
los autos

Si bien una vez que para de llover un rato después baja el agua, Horacio Invernizzi sostuvo que “todo el barro que viene del Procrear queda acá, no se va. Nosotros después de las lluvias tenemos que salir con palas a tratar de destapar para que el agua que quede en la calle pueda desagotarse de alguna manera, sino es imposible. El paso de los autos por la esquina es imposible cuando llueve”.

“El 25 de diciembre a la mañana me levanté, tras haber festejado la Navidad tenía el auto lleno de agua. La poca lluvia que cayó durante la madrugada del 25 hizo que se inundara y entrara el agua dentro de los autos. Así que en 15 días hubo dos lluvias normales, donde cayeron pocos milímetros y sin embargo se inundó todo. No me quiero imaginar lo que va a suceder cuando haya 3 o 4 días seguidos de lluvia como a veces en el invierno sucede”, manifestó.

En las casas
también

En tanto, Andrea Romero recordó que “el año pasado a la chica de la esquina en Magallanes y Mosconi le entró el agua hasta la mitad de la casa. Tuvo que tirar las camas, colchones, de todo. Tuvieron que dormir en mi casa porque era terrible el agua que había entrado”.

“Justo porque está en la esquina y el zanjón está tapado, hace 10 años que vivo acá y jamás se limpió, vinieron la otra vez los de Bromatología por el agua que se estancaba que yo llame por los mosquitos y me dijeron que iban a limpiar, a cambiar los tubos para que el agua fluyera pero nadie vino”, lamentó.

Y recalcó que “antes del Procrear no se inundaba porque toda la tierra corre para acá y los materiales, antes nunca nos había sucedido”.

Una solución

Finalmente, consideró que “en forma urgente tendrían que dragar el zanjón, con eso ya el agua correría, hasta que se vuelva a tapar. Sería una solución mediata pero necesitamos que se haga algo para que no siga sucediendo, porque si solo dragan el zanjón y el barro y la tierra que viene del barrio Procrear sigue bajando para acá se va a volver a tapar. Es necesario algún otro tipo de obra que haga que el agua desagote, que no se junte”.

Compartí esta nota

Deja tu comentario

Sobre el autor

El Eco de Tandil

El Eco de Tandil